martes, 18 de septiembre de 2007

Música es lo Que me Das


"Porque sos tan fiel, me viste crecer, me viste caer, y yo te vi reir.
De tanto darte Amor, te hice Feliz"

Un chico de 3 años aprendió a tocar con un piano de juguete "Torna Sorrento" que era la melodía de la cajita de música de la madre.
Ese mismo chico a los 5 años tocaba todas las sonatinas de Chopin de memoria.
Es la misma persona que a los 11 años ya era concertista.
Sorprendido?
Bueno, esa persona a los 23 años estaba haciendo historia al llenar 2 veces en un día un Estadio con un concierto de rock, cuando en el país nadie había podido tocar más que en un teatro pequeño. Con ese concierto logró que por primera vez los principales diarios de la Argentina se dieran eco de un fenómeno cultural que hasta entonces estaba mal visto.
Pero lamentablemente la Censura lo castigo. Por que? Porque mientras los demás cantautores hacían canciones llenas de miel, él se hizo eco de una realidad triste y apabulladora, la violencia de la Triple A, la cual relato no en una canción, sino en un disco entero.
Esta persona, que a la edad en que muchos no saben hoy en día que hacer con sus vidas, disolvió el grupo que lo hizo famoso y al cual ya la mayoría de las bandas de su epoca imitaban, para incursionar en el rock progresivo, para despegarse de los estereotipos, para marcar vanguardia.
Pero cuando la censura lo golpeó nuevamente, se cansó y se fue...para volver por más.
Cuando nadie podía cantar por temor a ser asesinado, y la mayoría de los artistas se iban al exilio, este joven de por entonces nada mas que 27 años, se quedó y puso en la voz de toda la juventud de la dictadura versos que nadie podía censurar, pero que todos entendían, gritando a viva voz que “los inocentes son los culpables, dice su señoría, el rey de espadas”
Por si fuera poco, ya disuelto el grupo que más gratitudes le brindó, saco dos discos (si, dos discos) en un año y medio criticando de punta a punta la Guerra de Las Malvinas y la violencia asesina de los fachos, denunciando que cualquiera puede desaparecer y que todos se van al exilio dejando huellas en el mar.
Esta persona le cambió la cabeza a todas las generaciones de los 70 y 80, cantando cosas que la mayoría no se atrevía y otros no podían, con astucia burló la ignorante “inteligencia” de los censores de turno.
Pero en una Argentina en la que un programa de televisión donde no se sabe cual de los hermanos Marx se llamaba Karl es el más visto, es noticia, es mucho más noticia esta persona por las debilidades humanas que tiene que por las cosas que hizo por el bien de la sociedad desde lo que más sabe hacer.
Nunca nadie le rindió homenaje al único músico argentino que permaneció vigente ininterrumpidamente desde su primer disco, hace ya más de 34 años.
Mientras que en Inglaterra le rinden homenajes todos los años a leyendas de la música de antaño y que nunca pasaron de 10 años de vigencia, acá lo enterramos vivo.
Todavía no está muerto, todavía se le puede rendir homenaje. No uno, sino miles de homenajes. En su defecto, tan solo déjenlo vivir en paz, ya bastante hizo en su vida por su misión.
No pido que hagan discos homenajes, como a Calamaro que escribe 30 veces la misma canción y hace un álbum de 20 discos, pero que vende groso.
No me interesa escuchar a Julieta Venegas cantando Asesíname.
No piensen que esta loco, es solo una manera de actuar, no piensen que esta solo, porque siempre estuvo conectado con todo lo demás.
Siempre García, Siempre Charly, Siempre a la Vanguardia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

abrazo a una persona que con el pasar de los años sigue manteniendo sus ideales y su gusto por la música.

saludos, juampi/chino/

El Pasquín dijo...

Bruno, muy bueno y oportuno tu post. Charly es y será un ídolo inigualable, deberían dejarlo en paz y no buscar la nota escándalo pinchándolo. No hay respeto.

saludos!