viernes, 7 de noviembre de 2008

Judicialísima

Bruno tenía una mañana ajetreada. Llegó temprano al Juzgado y ni revisó la agenda, por lo que, muy tranquilamente, se dispuso a despachar las causas como venían. A las 9 de la mañana le avisan en la mesa de entradas que estaba el doctor Perez (por así llamarlo, ustedes entienden) a lo que Bruno le pregunta al muchacho de la Mesa qué es lo que quería el abogado. Viene por el Juicio que empieza en media hora, le respondieron.-

Bruno entró en pánico, agarró la agenda y se dio cuenta que tenía un Juicio Correccional a las 9,30 horas y ni había preparado la causa. El Secretario pasa por su oficina y le pregunta si ya tiene todo listo, que el Juez ya llegó y que se queda solamente hasta que termine la audiencia. Obviamente, Bruno le dijo que tenía todo absolutamente preparado.

Van a la sala de Juicios, entra el doctor Pérez como abogado de uno de los imputados, el doctor González como abogado del otro imputado, el Fiscal, el Secretario y faltaba el Juez, que todavía no había terminado de desayunar, y molestarlo mientras ingiere su café con leche con 3 de grasa, era casi como pellizcar a un león durmiendo la siesta.

Mientras Bruno estaba desesperado preparando el acta, entra una chica ajena al Juzgado de la que no podría describir la ropa, ya que no merece decir que estaba vestida. Éntonces se dio una conversación entre los dos abogados que fue un tanto particular. Nunca se habían visto la cara más que en la Mesa de Entradas. Uno era de Lomas de Zamora y el otro venía de San Isidro.

Dr. González: ¡Che, pero qué bien que anda la Justicia!

Dr. Pérez: ¿A Usted le parece?

Dr. González: Pero por supuesto, mire lo que es este caramelito que acaba de entrar...

Dr. Pérez: ...

Dr. González: ¡Qué buena que está! Mire ese pelo, esa cinturita, ese culo...las tetas deben estar hechas, no puede ser que sean tan paraditas y grandes. ¿Pero a quién le importa si no son naturales? ¡Mire hombre! Es un monumento a la hembra.

Dr. Pérez: se.....

Dr. González: Me parece que Usted es un poco tímido. Suéltese un poco. Mire cómo vino vestida. Debe ser más puta que las gallinas. Seguro que con mostrarle la llave delauto, la tiene en la cama en menos de un segundo.

Dr. Pérez: Creo que se está excediendo, doctor.

Dr. González: Se lo digo por experiencia, estimado. No es la primera vez que veo una trolita como esta...

Dr. Pérez: Es mi mujer.

Dr. González: ..........................


Yo casi me desmayo en ese mismo momento. Estoy acostumbrado a escuchar esos comentarios libidinosos de algún que otro letrado, pero jamás pensé que podía llegar a presenciar una situación así. El doctor González toma su celular y marca un número:

Dr. González: Ricardo...sí, escuchame. Venite a la sala de audiencias que me tengo que ir. Después te explico, venite, dale.

Cuelga y dirigiéndose al Dr. Pérez, le da la mano mientras le dice:

Esto no lo puedo arreglar, ahi viene mi socio, hasta luego.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Enseguida Vuelvo

Tiempos acelerados, estos que estamos viviendo. Entre el laburo, la facu y encima la familia.

Prometo volver enseguida y deleitarlos de aburrimiento, pero primero tengo que encontrar una solución a un problema.

Ustedes saben como viene la juventud de conflictiva y esto ya no es broma. Los chicos vienen muy rápido y ya no hay con qué darles.

Cuando consiga que me devuelva la compu, vuelvo.

Estos chicos...

viernes, 12 de septiembre de 2008

Hace tan poco

A mis 17 años vivía el día a día, pero con tantos proyectos como latidos por minuto. Veía el mundo de otra manera a como lo viví un par de años después, pero mucho más cercano a como lo percibo hoy día. Tenía unos ideales que a la distancia me dan miedo. Era capaz de llegar a morir por una causa. Todo tenía su justa medida si se comparaba con lo que uno creía.

Llegaba a no dormir por días, con tal de aprovechar al mango cada segundo. Sentía que la vida se me iba si me quedaba conteniendo la respiración. Todo era ya, mañana ya era tarde. Vivía ansioso por lo que iba a ser al segundo siguiente, y no me detenía a pensar en las consecuencias.

La conciencia la utilizaba para otras cosas, como soñar un futuro mejor para mi país. Y como sabía que a los jóvenes nadie le daba bola, me ponía insoportablemente insoportable con todo lo que me molestaba. Pero no desde la protesta pelotuda, nunca una sentada en medio de la calle para que me arreglen el inodoro del baño del colegio. Eso era perder el tiempo. Lo importante era modificar la realidad de mi entorno, para así sentir que mejoraban las cosas.

Los veranos no daban para irse de vacaciones, así que me ganaba el almuerzo y la temporada de pileta trabajando de junior en la Colonia de Vacaciones del Deportivo Español, en los grupos de chiquillos de 3 a 5 años. Practicaba hockey sobre patines a nivel competición nacional. Entrenaba 3 horas por día a la salida del colegio y a la mañana salía a correr 1 horita. Estudiaba música los sábados a la mañana y al mediodía ya estaba en el comedor de la Iglesia de mi barrio escuchando las historias de los abuelos que se quedaron solos. Ver la sonrisa de alguno de esos hombres, ya era paga suficiente, saber que uno le alegraba el día, era la mayor satisfacción. Rompía las pelotas yendo de puerta en puerta vendiendo los números de las rifas del comedor, me iba a empresas como Arcor a pedir colaboraciones en alimentos no perecederos, que siempre llegaban. La voluntad era todo.

Me metía en cuanto lugar para debatir hubiera, forme parte de la Organización de Jóvenes para las Naciones Unidas, leía cuanto libro tuviera a mi alcance. A mis 17 años, el más ignorante de mis compañeros sabía quien era Bioy Casares. Cortázar era más que un amigo, Borges no me resultaba tan gorila y Mareschal era un prócer.

Así y todo, no me perdí de nada. Salía de joda la mayoría de los días. Las fiestas de egresados tenían más gusto si íbamos de colados y sin conocer a nadie. La vida estaba ahí, para mí, y la había descubierto cuando pensaba que era efímera. La volatilidad del tiempo era mi peor enemigo y mis días, una carrera para ganarle a como de lugar.

A mis 17 años, creía que el mundo era mío, solo que nadie se había dado cuenta todavía. A mis 17 años, yo era el abogado de las causas perdidas, el promotor de lo que todavía no existía y el publicista de la verdad.

A mis 17 años, ya era padre emocional de mis propios padres. A mis 17 años, soñaba con casarme y tener una familia. A mis 17 años, ya tenía bien en claro que a mi hijo jamás le iba a hacer pasar por lo que yo pasaba. A mis 17 años, ya fantaseaba con ser político. A mis 17 años, no tenía nada y lo quería todo. A mis 17 años, sabía disfrutar la adolescencia como ese momento al que nunca se va a volver, ese instante en el que se es el próximo adulto con la violenta energía del último de los niños. A mis 17 años, éramos muchísimos los que vivíamos así. A mis 17 años, sabíamos tener 17 años.


Fue hace tan solo 9. Maldita adolescencia del siglo XXI. Me hacen sentir tan viejo.

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Diez Años Después

Septiembre. Hace exactamente 10 años que tomé conciencia que la Argentina no termina en la General Paz y que de ser así, lo que queda entre esta avenida y el Río, no es la Argentina real. Con mis amigos de entonces, incentivados por el Colegio, viajamos al Noroeste Argentino. Más precisamente, a Jujuy.


Fue un viaje sin igual, todos jodiendo, propio de la edad, por primera vez sin los viejos y lejos de casa. Estabamos felices, sin tomar conciencia de adonde íbamos. San Salvador de Jujuy, fue una sorpresa. Pensamos en encontrarnos un rancherío y nos recibió una ciudad hermosa, con la gente más maravillosa que se pueda encontrar en la Argentina. Pero allí no finalizaba nuestro viaje. No había empezado siquiera.


Cruzar la Quebrada de Humahuaca, es de esas cosas que todos tendríamos que hacer antes de pasar a mejor vida. La Quiaca es una ciudad fantástica y el clima es impagable. Pero yo, que pensaba que era la gente más al norte de la Argentina, no había llegado a la verdad. Santa Catalina un pueblo detenido en el tiempo. Más al norte que La Quiaca, allá donde el Cielo es una sábana celeste y las nubes no existen. Allí empezó todo.


Desde Santa Catalina salíamos todos los días en dirección de alguna escuela, en la que nos esperaban los docentes y sus alumnos. Conocer escuelas que estan aisladas por el agua 5 meses al año es un fuerte. Saber que nosotros eramos los últimos que verían de afuera hasta febrero, nos angustiaba, pero para ellos era normal. A donde íbamos nosrecibían con una pelota de futbol. Los tubos de oxígeno eran nuestros mejores amigos.


La verdadera argentina salió se apareció ante mis ojos. Chicos de 15 años que tienen que salir a trabajar con sus padres, paseando por las provincias, de la cosecha del algodón, a la viña de San Luis, sin escalas. Chicas de 16 años que tenían que oficiar de madres de sus hermanos menores, ante la ausencia del padre y casi siempre, de la madre también, aunque esto se debiera más veces a la Vinchuca que al trabajo golondrina.


En Casira, conocí a Vilma. Una niña de 9 años que había pisado un colegio por primera vez ese año sin saber leer ni escribir su propio nombre. Empezó en primer grado. Al llegar septiembre, ya era la mejor de su Tercer Grado, con un nivel de cultura general que haría estragos en el Último Pasajero.


En esa misma escuela, los delegados municipales que siempre quieren quedar bien con la ajena, nos agasajaron en el comedor del colegio dejando a los chicos afuera. El plato principal era cabrito. Nos levantamos y nos fuimos sin comer. El cabrito lo es todo para los chicos de allí. Vilma me lo había explicado. Es su mascota, y su fuente de leche. Para ellos es una bendición contar con uno por familia. Para nosotros carnearon tres. Nos pareció tan grande la falta de tacto de estos idiotas, que salimos a jugar con los chicos.


Vilma casi no hablaba. Era una chica bastante reservada. Estuve toda la tarde con ella, preguntándole por su vida, sus sueños, sus espectativas. Su padre estaba en el Chaco, su madre había muerto. Todo lo que tenía era su hermana mayor, que trabajaba la mayor parte de la semana, por lo que ella vivía en el Colegio. Sus sueños: Quería estudiar veterinaria, trabajar lo suficiente para que su padre no tuviera que viajar más...y tener una Barbie. Estaba shockeado. Una niña de 9 años, con la alegría de vivir a flor de piel, me estaba enseñando lo importante de la vida y lo lejano que están ellos de las cosas que tendrían que ser derecho para un niño, pero acá no lo es. Esa misma noche quedé solo llorando en la cocina de la escuela.


Estuve dos días enteros con Vilma, charlando de la vida, y aprendiendo yo de ella. Cuando llegué a Buenos Aires, preparé una caja llena de peluches y una pareja de Barbie y Ken. La envié a nombre de Vilma. Al año, con la vuelta de los que viajaron después que nosotros, me llegó la misma caja. Pensé que no la habían podido entregar. Descepcionado la abrí al llegar a casa. Adentro estaba llena de artesanías, hechas por la hermana de Vilma y algunas por ella misma. Había una carta, escrita por ella, sin errores de ortografía, en la que me contaba que no podía creer las cosas que hacía por ella. Es increíble lo poco que alcanza para hacer feliz a un niño, y en el Gobierno reparten DVD a cambio de votos.


Vilma fue la abanderada desde entonces hasta que terminó la Secundaria. Porque pudo llegar. Hoy tiene 19 años. Lo último que supe de ella es que fue a trabajar a La Quiaca. No puede estudiar veterinaria. Aún. Yo se que algún día será la mejor veterinaria del mundo. Porque es lo que siente. Y ella siempre hizo lo que siente y siempre, siempre, fue la mejor.





El otro día, en el sincericidio, La Colo me preguntó qué cosas quisiera hacer a como de antes de morir. Poder sentarme a tomar un café con esa mujer tan grande como la misma Argentina, es una de ellas.




PD: Actualicé el Blog de García.

viernes, 29 de agosto de 2008

Sincericidio, Las Respuestas

La verdad que me sorprendieron con el nivel de algunas preguntas. Así que empiezo a responder. Si hay repreguntas, dejen en el comentario, que serán respondidas también.

NATITA:

Soy una máquina de hacer cagadas. Momentos vergonzosos tuve a granel. Quizás el más vergonzoso haya sido cuando me equivoqué de escalera en la cancha de River en las eliminatorias para el mundial de 1994 y terminé soportando que un grupo de colombianos me griten en la cara los cinco goles que nos comimos. Las gastadas de mis amigos cuando se enteraron, son dignas de manual.

Generalmente soy de arrepentirme más de las cosas que no hice, que de las que hice. Soy impulsivo, así que cuando pienso las cosas y no las hago, después me siento mal.

El tema que menos te gusta de Charly, es el Rap de las Hormigas. No cuadra con el nivel de Parte de la Religión.

Si todos tuviéramos un precio y si se pudiera asegurar la felicidad de por vida de mi hijo, firmo.

Y la sal tiene gusto salado.


ADA:

Creo que mientras se traten de cosas que cuadren en el sentido del tiempo y cumpliendo con los pricincipios fìsicos, no hay sueño que no se pueda hacer. A algunos nos lleva más tiempo, pero es muy satisfactorio el resultado.

Supongo que el primer recuerdo que se tiene de la infancia, es la primera vez que tomas conciencia que no todo es color de rosa. Escarbando un poco, lo más probable es que sea alguna discusión a los gritos de mis padres, o la vez que chocó el micro escolar que me llevaba al Jardín y me reventé la boca. En ambos casos tenía 3 años.


STELLITA:

Lo tuyo es una falta de respeto. El auto lo lavé a los dos días de la última vez que lo viste. Vos podrías hacer lo mismo.


OLIVERX:

¿Cuál es mi ambición más grande y que la misma no sea trivial? Influir en el Gobierno. Alguna vez, quien le dice...


LA COLO:

Usted se abusó.

Mis comidas favoritas son las pizzas, las milanesas napolitanas con papas rejillas y el asado.
Soy bastante puntual cuando me comprometo a un horario. Me gusta mucho más el cine qe ver un DVD en casa. Mis apodos fueron Cabeza en la adolescencia, y loco hasta hace algunos años. Me hacen reir las comedias ochentosas de Tom Hanks, las comedias de Adam Sandler, Les Luthiers, el Negro Olmedo y Tato Bores.

Tengo una gran resistencia al alcohol, desde siempre, sin embargo, una vez me dolía bastante la cabeza y no tuve mejor idea que tomarme dos cafiaspirinas. El alcohol subió a los sesos como un misil y terminé abrazado al semáforo de Santa Fe y Juan B. Justo, mientras mis amigos paraban un taxi para llevarme a la casa de uno de ellos. La resaca fue insoportable.

Sueños por cumplir tengo de a miles, no podríamos vivir sin metas. Uno de ellos es recibirme cuanto antes. Uno más personal, es poder ir a ver un recital de García con Brunito.

En mi mesita de luz no hay muchas cosas. Un velador, el control remoto y utencillos varios para Bruno.

No tengo ningún tatuaje y, si bien no me molestaría tener uno, sé que me aburriría al poco tiempo.

No existe lugar del mundo que desee conocer por encima de otro. Me gusta viajar y que la ruta me regale pueblos.

Y si hay algo que quiero hacer a como de lugar, es poner un Bar, con un escenario donde puedan tocar grupos de jóvenes, como a los que yo voy a ver todavía.


LA CANDOROSA:

La verdad que no tengo la más mínima idea de cuánto costó el arreglo de jeta de Carlos Saúl.


CLAUDE:

Narcisolesa y Lumineida no son ni mi nombre, ni palabras aleatorias. Ambas pertenecen a la letra de un tema de Serú Girán, compuesto con palabras inventadas, como para emloquecer un poquito al censor de turno, cansado García de todas las censuras que había sufrido en los cinco años anteriores. Narcisolesa es un tipo sin vanidad. Lumineida, una ciudad iluminada.


DE LIRIUM:

Mi principal Hobbie es la música. Vivo escuchando música. Grupos nuevos, clásicos, la inmensa mayoría de los géneros. Toco la Guitarra, el bajo y el piano (éste último absolutamente autodidacta) Le dedico un rato por día, siempre. Mi otro gran hobbie es la lectura de historia. Busco autores, libros perdidos, me encanta. Más que saber los hechos puntuales, a esta altura me interesan más las circunstancias personales y la vida social de distintas épocas.


CAPITANFLA:

Cuando usted preguntó que era hora era, fue a las 23,24 horas del 25 de agosto.


PILY:

No fui a la reunión de las tablas porque tenía el cumpleaños de un gran amigo, precisamente no muy cerca de la Capital (50 kilómetros de ruta) y porque mi mamá no me deja concurrir a reuniones organizadas por mujeres.


YONI BIGUD:

El 141 nace en Puenta La Noria y llega a Plaza Italia despues de cruzar Lugano, Mataderos, Flores, Caballito y Almagro. (pasaba por la puerta de mi casa)


BUGMAN:

En algunos Juzgados se la pasan viendo exhortos de los de verdad. En la mayoría vemos todos los exhortos a los que usted se refiere. Y cuando conocí a mi mujer, ella trabajaba en la Secretaría de Exhortos. Imagínese que sus atributos le generaron numerosos comentarios al respecto (absolutamente fundados, por cierto).
Las extetas también las miraban, no yo, que precisamente no es algo que me llame la atención.


GABY:

Amo mi trabajo. No estoy en un momento de mucha armonía con el mismo porque dejo el alma allí, yéndome del mismo pasadas las 21,00 horas, no faltando nunca, yendo a trabajar incluso enfermo y por un sueldo miserable, luego de haber tenido un salario más que digno.

Gracias por los halagos que haces después respecto de mi persona. No soy crítico todo el tiempo. No siempre tengo algo para decir. Hay cosas que no conozco y me gusta indagar sobre las mismas. Probablemente después, sí tenga algo para decir.

Y como si me conocieras, tengo para decirte que cuando me reciba tengo planeado ejercer la profesión, pero también dedicarme un poco a la docencia, ya que casualmente, ese fue el motivo por el que elegí mi carrera. En Quinto año del secundario, el rector del colegio al que yo concurría (Doctor en Historia de la Universidad de Luján) me ofreció una carta de recomendación para una beca en la misma. Supuse que era una vida de sacrificios para poder llegar a fin de mes. Abogacía te permite ejercer la docencia en historia, con tan solo un magisterio breve.

Cuando cumplí 21 años, estaba atravesando un momento bastante jodido, así que ni tuve tiempo para pensar en el cambio de posición frente a la ley. Es más, ni recuerdo el cumpleaños. Por ese entonces, ya llevaba 2 años de laburar, sin contar todos los veranos de mi adolescencia. La responsabilidad, no me la dio la edad, sino la calle.

Soy Bostero, Argentino y Peronista. Me gusta mucho el futbol y todos los deportes en general. Para que te des una idea, jugué al Hockey sobre Patines durante 10 años de mi vida a nivel federación, entrenando de lunes a viernes, y saliendo a correr por mi cuenta para mejorar mi estado atlético. (Fui subcampeón metropolitano juvenil con Velez Sarsfield en 1998).


MENSAJERO:

La inmensa mayoría se pasan los expedientes por donde no pega el sol.


SEÑOR F:

Soy de bañar al gordo, de sacarlo a comprar conmigo solo, de llevarlo al trabajo, de dormir la siesta con él, de tocar la guitarra o el piano para él (es mi fan número uno, y el único) y de darle de comer. Los pañales se los cambié 5 veces desde que nació. A mi mujer le sale mejor y más rápido.

Me encantan los perros, tuve toda la vida cualquier cantidad. Sin embargo, los horarios que tenemos en casa nos hicieron dejar de lado por el momento la idea de tener una mascota. Necesita cariño y no estamos en todo el día. Por ahora, nos conformamos con "Bah", la tortuga. (la bautizó Brunito)

No fui de bailar mucho hasta que conocí a mi mujer, ahora no me animo a ninguna cosa. No recuerdo, por ende, ningún tema del cual avergonzarme. A ver...espere. Si, Macarena, pero no es ochentoso (vamos hombre, nací en 1982, mi primer baile fue en 93!)

¿La formación de Boca de qué año querés que te diga? El último partido salió a la cancha con Caranta, Morel Rodríguez, Paletta, Ibarra, Cáceres, Jesús Dátolo, Battaglia, Román, Rodrigo y Lucas Viatri (lo extraño a Palermo).

No me haga preguntas respecto de la matemática que es la única materia que me llevé los cinco años del secundario sin interrupción.

El artículo 14 bis es el que incorporaron en el 57 a la Constitución Nacional luego de derogar la reforma del 49, y para mantener un poco contenidos a los empleados, conservando lo que se llamaron "derechos sociales". Remuneración justa, salario mínimo vital y móvil, jornada laboral limitada, participación en las ganancias de la empresa, igual remuneración por igual tarea desempeñada, el derecho a huelga, la seguridad social irrenunciable y el acceso a una vivienda digna son algunos. Todos no los recuerdo. Para lo demás, esta el librito ese que se olvidan de leer en el Gobierno y en los Tribunales.

No pude contenerme de imaginar un hipopótamo rosa bailando la macarena. Y no tengo idea de donde está Wally.


SUSANA:

Por el bien de la humanidad, he desistido de mi condición de stripper, nunca lo hice ni lo volveré a hacer. Si me raptaran de noche y me dejaran solo con 10 mujeres esculturales, lo más probable es que me haya caído mal la comida. De todos modos, no creo que hiciera nada. Soy bastante boludo en ese sentido. O bastante conciente, no se. Tengo tantas cosas por perder, que una noche con 10 mujeres no vale la pena.

No creo en brujas, si creo que hay personas que tienen algún que otro don particular. No lo puedo comprobar, pero de seguro que si así fuera, no saldrían en los clasificados para lucrar con ellos. Si Dios le diera el poder a una persona para ayudar a la humanidad, no permitiría que quien no puede pagar, no pueda ser sanado. Y no, nunca me adivinaron la suerte. A no ser que decirte cosas que nunca pasaron sea adivinar.

Mi única costumbre escandalosa es ir a trabajar enchastrado por haberle dado de comer a Bruno con el traje puesto. El resto, soy bastante reservado.

A Gonzalito lo hubiera dejado en China. Es demasiado notorio el cambio de humor de la pareja presidencial cuando cayó otro notero, y mucho más notorio fue el cambio del tenor de las preguntas.

Descontando el de haber abrazado un semáforo en Santa Fe y Juan B. Justo, haber bailado la Macarena y haber estado en la platea de Colombia en el 5-0, creo que puedo nombrar aquella vez en la estaba parodiando a un profesor y el tipo estaba detrás mío. O aquella vez en que en la facultad estaba en el baño, descargando tensiones respecto de una cátedra con un desconocido que me dijo que sí a todo y cuando entro a clases, era el titular.

Me emborraché una sola vez en mi vida. A mi el alcohol me deshinibe, soy bastante más agradable. Pero nunca un papelonero. No he terminado nunca decorando inodoros.

Ya he nombrado bastante papelones, todos rankean parejito. Tengo millares más, pero no los recuerdo todos ahora.

Mi romance no es con Hebe de Bonafini. Es con el Gobierno Nacional, como el resto de los argentinos. Vienen teniendo relaciones con nosotros hace bastante, no le parece?

Prefiero toda la vida un Vino Tinto. Preferentemente un Merlot, o un bivarietal.


ANONIMO:

Mis gustos musicales son variados. Siempre reconozco un buen tema, a pesar que el grupo no me guste nada. Pero que me de pudor nombrar delante de determinadas personas, es Zambayonny. Todos tenemos nuestro costado guarango.



Gracias a todos por prenderse. Es muy divertido. A ver si se animan a hacer algo parecido.


NOTA: Publiqué en Te Cuento los Setenta sobre Dark Side of the Moon.


ACTUALIZACION:

NATITA:

No, no me jode responder tantas cosas. Preguntas interesantes hubo varias. Las de Gaby fueron bastante incisivas, y me sorprendieron, realmente. No hubo pregunta que haya dado fiaca responder.


STELLITA:

De inicio tengo Google, el primer diario que leo es Crítica, el primer blog que leo, sacando el mío, es el que haya actualizaco antes, mi mamá no me deja ver páginas porno, escucho música mientras estoy despierto, cuando duermo, sueño con música, uso Explorer y no tengo desadmitido a nadie. Si tengo prohibidos, bloqueados, son dos personas que me han hecho mucho daño.


SEÑO:

En mi heladera no puede faltar nunca algo que no sirva para hacer nada. Soy un desastre, siempre me faltan diez pa`l peso. Si tengo pure de papas instantáneo, me falta la manteca. Mis amigos no destacan ninguna cualidad. Son turros, los muy hijos de su madre. Y me hubiera encantado conocer en persona a Perón, Evita, Rosas, San Martín, Belgrano y Liniers, primero porque hablaban castellano, y segundo para preguntarles sobre sus vidas e historias personales, para poder saber como pensaban más allá de lo pragmático.


LITTLE BUTTERFLY:

Seguramente no tolero leer miles de blogs. Cualquiera en el que entro y veo que en vez de pensar distinto a mi, simplemente no perdonan a quien no piense como ellos, es un blog de mi desagrado. No me considero una persona falsa, pero es como preguntarle a un mentiroso si miente. Si alguien me critica, lo tomo de quien viene. Si es fundado, no la paso ni por alto ni intento hacer cambiarle de parecer, intento cambiar yo.


OCCAM:

No me escupa el asado, hombre! Cuando no quedan ideas, siempre se recurre a la exposición pública, es algo que Tinelli nos ha demostrada soberbiamente. Por otro lado, si yo tomo 4 litros de cerveza, dos fernet con coca, y una medida de wisky en 5 horas y puedo seguir manteniendo una charla amena sin hacer el ridículo, supongo que tengo resistencia al alcohol. A no ser que usted sea el heredero de Yeltsin y estas medidas le parezcan iguales a comer una Licorita.

lunes, 25 de agosto de 2008

Preparando un Sincericidio Nuevo

Ante la carencia de ideas y la renovación del público que está tan al pedo como para pasar por acá, he decidido reflotar Sincericidio. Aquellos que no saben qué es, les cuento que consiste en dejar en los comentario de este post las preguntas que quicieran hacer, sacando a flote el Voiyeur que todos llevamos dentro. Quienes ya hayan participado de otros y se hayan quedado con preguntas en el tintero y quienes sea la primera vez que lo ven, pueden preguntar lo que quieran que yo responderé. Como siempre, el único límite es aquel que me impone la intimidad de las 16 paredes de mi habitación (el arquitecto era Afgano).

Hablando de estar al pedo, el viernes pasado nos juntamos en el Abasto de Buenos Aires algunos representantes del Alpedismo Bloggeril. Estuvimos presentes Destouches, La Colo, Occam, S.G, Relato del Presente, Uilon, Solsiyonca de Lata, Stella, Gabriela, Bruno, Benito Camelas, Capitanfla, el Señor F, Choripanboy, Víctor, Blackmamba y yo.

Charlamos de lo bien que nos va en la vida, de los millones de Euros que ganamos con el conflicto del campo y de si nos conviene invertir en Bonos Venezolanos o carteras Luis Vuitton. Temimos por un momento ser atacados por una revuelta flogger, pero la ausencia de Cumbio nos devolvió la calma.

En otro orden, me di cuenta que tengo adeudados dos agradecimientos a tres locas que piensan que me merezco un premio. Una de ellas es De Lirium, que hace un tiempo me entregó el Premio al Esfuerzo Personal. Me gustó bastante. No porque me considere un groso del blog, pero esta piola que se valore el esfuerzo que hago a diario y del cual no hago alarde, porque hay otros que realmente la reman.





Otras desquiciadas, fueron Natita y Lulú, de ¿Tan Difícil es Bajar la Tabla? que suponen que este es un Flor de Blog. No aclararon si es un Flor de Bodrio, Flor de Chasco o qué.

Gracias a las tres. De verdad. Siempre es bueno que nos mimen.

Se esperan las preguntas.

lunes, 18 de agosto de 2008

Conclusiones de Fin de Semana Largo

Un fin de semana largo, puede servir para muchas cosas. Para descansar, trasnochar, dormir como un oso hibernando, pasear, hacer turismo, visitar parientes, recibir visitas indeseable, rascarse el higo, reparar lo que nunca se repara, leer un buen libro, tocar algún instrumento musical y demás etcéteras.

En este último, hice todo eso (menos turismo) y además me dediqué a hacer introspección. Llegué a tantas conclusiones que me sentí estafado por todas las terapeutas que tuve.

La familia puede ser insoportable, pero la distancia a la que vivas de ella, es directamente proporcional a la libertad de no tener que escucharlos.

Si te cortaron el agua, hay que cerrar las canillas al irse a dormir, para no despertarte en Venecia.

Las personas que te quieren pueden pasar años sin verte que te siguen adorando.

Un clavo no puede soportar el peso de un cuadro grande.

Cortar el cordón umblico-emocional, ahorra infinidades de dolores de cabeza.

El cuadro pesado se puede caer en medio de la noche.

Estar con los que uno ama, es la mejor de las terapias.

Despertarte de noche por el ruido del cuadro y pisar el agua de la canilla abierta, genera un mal humor insostenible.

En algún momento hay que dejar de sentir culpa por hacer lo correcto.

Darte cuenta que el agua que pisaste en la puerta de tu habitación proviene de la cocina y, por ende, esta todo el departamento inundado, puede hacer gritar hasta despertar a los vecinos.

Uno aprende a diferenciar entre Padres y Controladores a medida que se siente invadido.

Los vecinos se pueden llegar a sentir molestos por la catarata en la que se convirtió la escalera y cuyo único afluente proviene de tu cocina.

Un fin de semana productivo, habrán notado.


Por otro lado, decidí probar que es esto de cargar fotos.


¿No crees que estoy re sexy? ¡Dale, firmame! Si no, te pongo carita ruborizada.

viernes, 15 de agosto de 2008

Como Vieja en Matinée

Tiene 17 años. No tiene una cocina de cocaína, no trafica paco, ni marihuana, ni produce metanfetaminas u otras drogas de diseño.

No tiene videos eróticos, creemos, y si los tiene no los anda ofreciendo por ahí ni mostrándolos a la vista de la gente.

No es la hija de Cristina y Néstor, lo cual es un enorme punto a favor para quien quisiera acercársele a hablar de la vida.

No tiene en su poder la fórmula para la eterna juventud.

No sabe como solucionar el hambre en el mundo.

No tiene una propuesta para la paz universal.

No habla de política.

No habla de fútbol.

No habla de los últimos acontecimientos en el panorama internacional.

No tiene amigos ni parientes famosos.

No es cantante en ningún grupo de moda.

No hace nostalgias del pasado.

No exhibe cuadros pintados ni al óleo, ni a la acuarela, ni en crayones.

No cuenta historias de antepasados, ni muestra las raíces de su familia.

No relata historias de tristezas personales.

No esta ni comprometida, ni casada, ni nada.

Sin embargo, esta pequeña de 17 años, recibió 11 millones de visitas en un año y medio. La paran por la calle para sacarse fotos y pedirle autógrafos y una empresa de ropa deportiva la contrató para una campaña publicitaria (ya habíamos aclarado que el deporte era otro de sus “no” ¿Verdad?).

Es el idilio de una increíble cantidad de adolescentes que hacen un culto a ella, visitándola todos los días, bombardeándola a mensajes de texto, o saludándola como si la conocieran de toda la vida.

Tiene un fotolog.

No carga fotos de villas, asentamientos, pobres durmiendo en la calle, actos de corrupción, personalidades de algo, o el bache de la esquina. Se saca fotos a ella misma.

Muchas veces me comprometí a no juzgar las conductas de los adolescentes, cuando yo dejara de serlo. Pero idolatrar a alguien que hace un monumento de la autoadoración es una de esas excepciones que creo que mi versión 1997 me permitiría hacer.

Incluso desde mi actualidad modelo 2008, como padre, puedo opinar sobre las madres de esas chicuelas que paran a los gritos a esta muchachita para sacarse fotos, y ellas lo hacen. Señora, yo en su lugar les doy una inyección de vida.

Me abstendré de hacer las consideraciones que siempre hago respecto de la adolescencia actual y la carencia de valores que directamente proporcional a la cercanía al centro porteño. Pero sepan que tengo ganas de decir nuevamente la catarata de pensamientos al respecto.

11 millones de visitas por poner fotos. Cobra por ir a los boliches. Me siento una vieja en matinée.



Post Data: Sé que estuve un poco ausente en este lugar. Semana agitada. Igual, para despuntar el vicio, publiqué en DETESTABLES y en el Blog de García. Para mucho más no me da la cabeza. Sepan disculpar.

domingo, 10 de agosto de 2008

Judicialísima VI

Anteriormente, he comentado lo que fue la primera broma que tuve que saborear al ingresar al Poder Judicial. Con el tiempo fui comprobando que no era la norma en todas las oficinas y que con el correr de los años, se iba perdiendo ese clima que hacía que fuera más ameno el trabajo entre tanta miseria humana. Debo confesar que uno de los motivos por los que me fui, es que ni siquiera me quedaba un grupo humano donde divertirme además de lidiar con la triste realidad del conurbano bonaerense.

A la segunda semana de haber comenzado a trabajar, me llama a su oficina el Oficial Mayor, un hombre canoso, de buen carácter, serio. Me dice que tengo que ir a buscar una causa a otra dependencia. Me hace un mapita virtual en el aire, como quien indica a un conductor perdido en el Centro de La Plata.

- Bajas al tercero, como salís del ascensor a tu derecha y contás...primer, segundo, tercer pasillo. Ahí tenés una mesa de entradas y una puerta. Ni pases por la mesa, ya saben que vas. Entra directamente al pasillo. De tu lado izquierdo, la segunda puerta. No golpees, porque te putean. Entrá directamente. Te vas a encontrar a un hombre flaco, de barba. Decile que vas a buscar la causa número 5150. Si no te la quiere dar, decile que la esperás, que no te podés ir sin la causa. ¡No vengas sin la causa!


Bajé presuroso. Salí del ascensor, fui hacia mi derecha. Conté los pasillos...segundo, tercero. Ignoré la Mesa de Entradas y me mande por el pasillo, hasta el segundo despacho a mi izquierda. Y entré sin golpear. Efectivamente había un hombre flaco, de barba, con lentes de lectura colocados. Precisamente estaba leyendo unos expedientes. Se me queda mirando con una expresión en el rostro difícil de describir.

-Que tal, buen día. Vengo a buscar la causa 5150, que la necesitan ya.

- ¿De dónde venis? - preguntó con peor cara que la anterior.

-Del Juazgado de Garantías en turno, señor - respondí contento.

- Bueno, decile a quien te haya mandado que no te voy a dar nada.

-La espero. Me dijeron que no vuelva sin la causa.

-........te mando Francisco?

-............si

-Lo imaginé. Decime, pibe, hace poco que entraste, no?

-Sssee........

- Y no sabes quien soy yo.

-Nnnooo..........

- Ni tampoco dónde estás en este momento.

- No, tampoco -yo ya me empezaba a descomponer de los nervios.

- Bueno, te explico. Estás en la Sala I de la Cámara de Apelaciones y yo, soy el Presidente de la Cámara, éste es mi despacho y a vos te están jodiendo. Así que por favor, volvé a tu Juzgado ¡Y decile a Francisco que me deje de romper las pelotas!


Si la memoria selectiva funcionara correctamente, yo no tendría que lo que ocurrió ese día. Sólo que después se me pasó. Francisco terminó siendo una de las personas que más me ayudó. Aún lo sigue haciendo. Cada tanto paso a tomar unos mates con medialunas. La gente ya no es la misma. Pero Francisco me sigue haciendo reir mucho.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Realidades

Habrán notado que ultimamente escribo bastante más seguido que los 3 post semanales a los que acostumbraba anteriormente. Estas ediciones vespertinas tienen su explicación. Son terapéuticas en cierto punto. Me gusta mucho hablar de la actualidad, de lo que pasa, del desastre social que estamos viviendo, me entretiene y disfruto mucho haciéndolo, porque me gusta pensar en lo que se puede hacer. Y si bien, hoy por hoy me encuentro absolutamente limitado en poder realizar algo en contreto, por lo menos lo canalizo por este medio.

Antes y hasta no hace mucho tiempo, puntualmente, antes de la famosa Resolución 125 del Ministerio de Economía de la Nación, podía charlar abiertamente con quien quisiera sobre lo que me parecía bien o mal de este Gobierno. A medida que fue avanzando el conflicto, empezó la metamorfosis. Yo seguí siempre en el mismo plano. En ningún momento dejé de pensar del modo en que venía haciéndolo. Incluso, basta con leer alguna entrada anterior a esa fecha, o incluso de la campaña electoral del año pasado, para comprobar que nunca comulgué con la forma despilfarradora y/o patoteril de manejar la realidad cotidiana de la Argentina por parte de nuestros Gobernantes.


Jugando a quién tiene más plástico en la Cabeza.

Sin embargo, no se que fue lo pasó en el medio. Antes, tenía que discutir sobre mi posicionamiento ideológico con gente que no me conocía bien. Ahora ya no discuto con nadie. Todos somos sospechosos de estar a favor del campo, a favor del Gobierno, a favor de la oligarquía, a favor de Rosas, a favor de Fernando VII o a favor de Alejandro Magno. No importa la realidad, lo que se ve en la calle, lo que uno percibe. Por eso fui a los actos, los del Gobierno y los opositores. Por eso estuve en el cacerolazo de Olivos y en el aguante de la Plaza de Mayo. Porque la única verdad, es la realidad. Y hoy día, a nadie le importa.

Siento que ya entró la inmensa mayoría en el juego del quién es quién retroactivo, todos emitimos juicios de valor sobre las personas y sucesos del pasado como si fuéramos los dueños de la máquina del tiempo. Antinomias gastadas, eventos caducos, falsos revanchismos. Todas cortinas de humo para cegar la realidad.

Realidad como Chávez, por ejemplo, que ya es el dueño de esta tierra. Si el quiere venir, viene. Nada de tramites burocráticos, ni protocolos, ni agendas, ni nada de eso, por favor. Esos trámites que los hagan los boludos de los demás presidentes. El quiere venir, viene. Si quiere entrevistarse con Lula, y él no le da entrevistas, no importa, el quincho de la Casa de Gobierno de Venezuela queda en Balcarce 50, Ciudad de Buenos Aires.

8 mil millones de dólares ideológicos pagados al Fondo Monetario Internacional para liberarnos del yugo de ese organismo que vilmente nos prestaba al 5% de interés. Gracias a la vida que nos puso en el camino al prócer bolivariano, que con su solidario 16% de interés, nos compró bonos que ya suman la totalidad del dinero que le debíamos al FMI. Conclusión, la deuda no se pagó, se canjeó a otro tipo a una tasa de interés que triplica la original. Un negocio redondo. Chavez al menos no pregunta en que gastamos el dinero. Es tanto el agrande que tiene el tipo, que ya sale a recorrer el conurbano bonaerense, aunque no sabemos si lo llevan para asegurarse algo de concurrencia. Acto presidencial, entrega de viviendas, Presidente de la Nación, ex Presidente de la Nación, Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela: 3800 personas.

Alguien sobra en ese palco. El tema es saber quién.

Pero bueno, un punto a favor tiene el Bolivariano. Durante años no pude comprender como dentro de la ideología peronista, hubo gente que se creyó lo del líder carismático de izquierda encarnado en Perón. Hasta que escuché a Chávez decir que en 1994 compró un libro de discursos de Perón y se manifestó peronista. Ahí pude resolver ese enigma que tenía para con los muchachos revoltosos tan simpáticos de los setentas. Me pregunto cuánto hubiera tardado Perón en echarlo o meterlo preso.

Realidad como la de la Provincia de Córdoba, que se está prendiendo fuego de a poquito. Todo por no pensar como el democrático gobierno nacional. Se les debe 1000 millones de pesos de fondos de coparticipación en lo que va del año, pero la culpa es de ellos por no saber administrar la provincia. Un motivo más para demostrar que en este país, no se es Federal porque no se quiere. Sino, vean el ejemplo de Tucumán. Tan federal que levantó el stand de la exposición golpista de la Rural a cambio de 800 millones de pesos en obras, tongo para el Gobernador incluído.

Una realidad como la denuncia al INADI por discriminación. Era cantado, quien archiva denuncias de tipos que hablan de odio a los blancos ricos de Barrio Norte, en un país donde la mayoría somos negros y cobramos el mínimo vital y móvil que el Gobierno decide, quedando indefectiblemente por debajo de la línea de pobreza, es discriminación hacia la minoría blanca abiertamente. Sin embargo, la Lubertino se la banca. No importa que digan que es un gasto al pedo de los impuestos nacionales, ya que utilizan la ley antidiscriminación para fustigar a la oposición solamente. Tranquila Luber, si de Cristina dicen cosas peores y es la Presi, vos podés denunciar al Ejercito por no tomar travestis, que no te va a pasar nada.

Pero bueno, al menos alguien hace algo por la Patria socialista. Como Hebe, quien dará un curso de cocina para frenar el envenamiento capitalista del imperialismo culinario. Esta buenísimo que enseñen a cocinar a clases no pudientes que encima no aprendieron a sobrevivir. Pero sería perfecto si no tuviera tintes ideológicos.





Miércoles. A dos días del Lunes, o dos del Viernes. Usted decide.

martes, 5 de agosto de 2008

El Salario de la Alegría

Mil doscientos cuarenta. La cifra de la felicidad patronal. Mil doscientos cuarenta pesos es el número perfecto, la suma de todas las necesidades a satisfacer de una familia tipo, hecha salario.

Con mil doscientos cuarenta pesos, uno tendría que vivir tranquilamente, poder comprar todos los alimentos del mes, viajar al trabajo, dispersarse y todo lo que hace a un hombre con vida y no un mero factor de la actividad económica.

Pero la verdad es que es un insulto descarado, una violación de proporciones grotescas, un abuso pornográfico. Una burla más en el patético hábito gubernamental de reírse de las necesidades de esa gente.

Es una noticia vieja al lado del festival de las noticias más aberrantes políticamente hablando en la media de cualquier país civilizado. Pero en la Argentina, dónde nuestros Gobernantes comparan nuestros índices inflacionarios con los de Perú o Bolivia, vuelve a ser importante. No para los diarios, sino para el bolsillo del asalariado promedio. Estamos a comienzos del mes de Agosto y la inmensa mayoría ya cobró. Y esa misma inmensa mayoría, entró en crisis de nervios. No hace falta sacar muchas cuentas.

Pensar que quería imitar a Alemania.

Estos incrementos salariales, mal llamados aumentos, no son otra cosa que indexaciones. Lo único que se hace es aumentar un poco el ingreso del asalariado para compensar la merma en su poder adquisitivo producto de la inflación. Los problemas pasan por dos lados vitales. El primero es que los aumentos son generalmente a posterior de la inflación. Por lo que siempre se está manteniendo el poder adquisitivo (solo en teoría) y nunca aumentándolo. O sea, si durante el 2007 la inflación oficial fue del 12%, y a usted le aumentan el 19,5% tuvo un incremento en su poder adquisitivo. Pero si la inflación real fue del 19 al 20%, usted solo tuvo una compensación que no alcanza, porque en todo caso, es lo que tendría que haber cobrado cuando se produjo el alza en la canasta básica.

El segundo problema, gira en torno a la credibilidad de las estadísticas. Este año, todos dicen que la inflación acumulada al mes de julio, ronda el 30%. El Gobierno dice que ya hubo un aumento a principios de año, pero ese aumento correspondía al año pasado. Este año tendrían que aumentar de una un 30% para mantener el salario, no para aumentarlo.

El caradura de Moyano festejaba como el ganador del Primer Gran Hermano la victoria conseguida, sentadito en la misma mesa con el Ministro de Trabajo. Es curioso. Mientras que en los últimos años, para poder aumentar el salario, había que esperar un llamado a paritarias, para recién ahí rogar por un aumentito mínimo, ahora que Barrionuevo se fue del lado de Huguito, en menos de 15 días llamaron al consejo del salario y resolvieron que el salario mínimo tendría que ser de 1240. Pero para no ser tan groseros, lo van a hacer escalonadamente. No vaya a ser cosa que el empleado se engolosine, así que le darán $40 en diciembre. O sea, un viaje en taxi de Liniers al Once.


Los nuevos medios de transporte para el salario popular.

El factor que nadie menciona, detrás de todo esto, es el problema de las Obras Sociales. Parece ser que, mientras Moreno aprieta a las prepagas que quieren aumentar sus cuotas, las Obras Sociales, entre el afano sistemático de parte de sus administradores, y el aumento de los costos, están que no tienen ni para una jeringa usada. Esos algunos de los costos por no sincerarse con la economía.

Los Estatales es un caso aparte. El salario mínimo en el Gobierno de la Ciudad es de $1.040; en Nación es de $1.100; en algunas municipalidades es inferior a los $800. El pan a 5,60 el kilo. Sube la luz, el gas y la presión arterial. Mientras Julio de Vido paga $1250 en concepto de expensas ordinarias del edificio en el que alquila un departamento por u$s 1500 (si, dólares) estos muchachos vienen a decir que con 1240 tenemos que tirar bien. La rueda se te está dando vuelta de a poquito. ¿Qué será de Huguito cuando ya no esté Néstor? Sus medallas de la Juventud Sindical lopezrreguista lo acercaron al Néstor Isabelista, pero no creo que lo puedan reivindicar en poco tiempo.

A pesar de todo, hay que sonreir como sea.

domingo, 3 de agosto de 2008

Conferencia de Prensa

Que nos toma el pelo, no es ninguna novedad. Pero este sábado por la mañana, se tomo el tiempo de hacer una tomada de pelo interactiva. Usted se presentaba y ella elegía de la lista a quien lo trataría de boludo. Un reality show de la hipocresía. Un 0-600-teboludeo. En pocas palabras: Conferencia de Prensa.

Pero no cualquier conferencia de prensa, ojo. La primera en años. Sin embargo, fiel a su estilo, se ofendió porque dijeron que el Presidente anterior tampoco daba conferencias de prensa, siendo que no se hacía una desde 1999. Ese sentimiento de nena caprichosa, de que "los demás también, porque a mí sola", la acompañaría durante más de un pasaje de su breve conferencia. Si, por más que haya durado una hora cuarenta minutos, fue breve. Porque ni una semana de transmisión continuada hubiera alcanzado para explicar los últimos 5 años. Ni siquiera los pasados 8 meses.



Se pelea hasta con la Sombra.

Como cuando dijo que "en los países vecinos, donde los salarios son menores a los de la Argentina, se registran precios de alimentos mayores y la inflación sin embargo da menos que en nuestro país." Es una tomada de pelo. Nos quiere latinoamericanizar de una vez y para siempre. Si hay algo que siempre caracterizó a la Argentina y la puso por encima del resto de latinoamérica, era la existencia de una clase media con poder de compra y que precisamente consistía un porcentaje mayoritario del ejido socioeconómico. El problema no es la inflación, para el consumidor. La inflación tendría que ser un problema para el Estado. A nosotros nos preocupa que la guita rinda cada vez menos. Y eso, no es solo culpa de la inflación, sino de la política macroeconómica en general que hace que en este país, las cosas hayan aumentado en dólares, y no en pesos producto de la devaluación. Estamos con precios superiores a los de las épocas de la paridad cambiaria y nos toman por pelotudos. El tipo de cambio alto ya no beneficia a nadie, los precios volvieron a los valores de 2001, los salarios no. Eso molesta.

Respecto de la clase media, agregó que "el hecho de que no apoyen proyectos que los benefician tiene que ver con no comprender un modelo económico, pero eso no es sólo atribuible a la clase media, sino a toda la sociedad. Hay que ver que nuestros progresos personales y económicos tienen que ver con, además del esfuerzo y el talento individual, un modelo económico que nos permite ese desarrollo." La que no comprende, parece ser que es ella. No comprende que nosotros no somos boludos. Que no hay modelo económico, que no hay planes. Los progresos personales de los que se vieron beneficiados por la devaluación, ya no existen más, y cuando ocurrieron, beneficiaron directamente al ínfimo porcentaje de la nación que cobraba en dólares y en un porcentaje mayor, pero insignificante en proporción al resto de la población, a quienes tenían unos buenos ahorros en dólares. El resto, se tuvo que romper el lomo -y siguen- para poder llegar a fin de mes. Es nuestro esfuerzo individual, Cristina, nuestro solito, no te lleves nada de nuestro mérito. No te lo permito.





Despacito, que se afolojan las extenciones

Pero bueno, todo es parte de su mundo de fantasía. Esa nube errática en la que deambula. Antes pensaba que eran unos pocos los que querían voltear al Gobierno Popular. Ahora, al menos, entiende que son varios sectores masivos los que no toleran la prepotencia y la soberbia. Por algo se empieza. En algún momento se dará cuenta que somos boludos, pero no tanto como para creer cualquier paparruchada que dice, como cuando se victimiza -cosa que le sale tan bien!- con que “nunca se vio desde la democracia tanto nivel de virulencia, de corte de rutas." En diciembre de 2001 vivía en Marte, evidentemente.

Pero es todo parte de su forma de negar la realidad. No es de ahora, siempre fue igual. Basta recordar aquel bello y conciliador discurso brindado el 25 de marzo del corriente año, cuando repartió elogios para todos los que la criticaban. En uno de esos pasajes, había deslizado que "el peón rural es el peor pagado y es el sector donde hay el mayor índice de trabajo en negro". Los empleados públicos la querían linchar, pero no pudieron, porque el sincope que les dió ante tamaño acto sin vergüenza, los inmovilizó. El Poder Judicial tiene el mayor número de empleados en negro, en proporción a la masa de empleados blanqueados, de todo el resto de los entes laborales públicos o privados que pudieran existir. Sin ir más lejos, el Ejecutivo Nacional, aplica el sistema de Contrato por Locación de Servicios, que no es otra cosa que un fraude laboral, mediante el cual una persona se presenta a trabajar "x" cantidad de horas por día y a fin de mes, emite una factura en concepto de honorarios, como si se tratara de un maestro mayor de obras contratado para la refacción de la oficina. Eso, se llama trabajo en negro también. Por último, los sueldos de los Estatales tienen un mínimo actual de 970 pesos, cuando ya es de 1200 para el resto del mundo. Y eso se llama falta de respeto.

En fin, son cosas que nos tenemos que bancar. Solo resta esperar no equivocarnos nuevamente. En octubre del año que viene se vota. Ruego que tengamos memoria, porque nos olvidamos muy rápido de todo. No recordamos el pasado de esta gente cuando los votamos. No tuvimos en cuenta lo hecho por Néstor cuando elegimos a Cristina. Votamos con el bolsillo. Y si bien Néstor nos vendía humo todos los días, el tornado económico ya había pasado. Es obvio que si la guita alcanzara, al campo no lo apoya nadie. Siempre fue así. Es por ello que temo que si milagrosamente se llegara a mejorar mínimamente la economía (no somos tan exigentes, con poder comprar un celular nuevo, un par de zapatillas y un fin de semana en Las Toninas, nos conformamos) en octubre del año que viene ganan de vuelta.



Argentina, tierra de oportunidades.

viernes, 1 de agosto de 2008

Negociados

Cristina y el Cleto se reunieron, a pedido de él y con la autorización de Massa, quien previamente le había presentado una nota por triplicado a Néstor pidiéndole autorización y clemencia. La reunión tuvo menos sentido que cualquiera de los discursos de ella, pero al menos nos dejaron bien en claro que la Concertación Plural es un invento que hicieron para sacar algunos puntitos más en las elecciones pasadas. Tan mal les salió la joda que ahora tienen que cuidarse de no molestar demasiado a Cleto, quien está sin partido político aún.

En cuanto a ellos, que nos metieron el verso de una Concertación cuando la hicieron por su cuenta, sin contar con el apoyo de un partido en los papeles (plataformas políticas, internas y todas esas cosas que quedaron en los libros de historia) negociando con gente de otros partidos por fuera de los mismos partidos y después, reorganizaron el PJ con los que ellos querían que estén dentro, ahora no saben para donde correr. Ya nadie los respeta, hasta Bonasso se les atreve. Ahora también se prendió en los que piden que se vaya Moreno del Gobierno. Un grande Mickey. Tardó 5 años en darse cuenta. No se le puede pedir mucho a quien demoró otros 20 años en reconocer que se equivocaron en matar al Secretario General de la CGT, Rucci.




Escuchándolo a Bonasso, hasta Barney pasa a la Clandestinidad.

Los demás países tampoco ayudan mucho a que cambie el panorama. Como los mala leche de los Chinos, que andan difundiendo por ahí eso de que construyeron un tren que viaja a 350 kilómetros por hora. Mucha más velocidad que nuestro querido tren bala y por la mitad del presupuesto. ¿Cómo no van a sospechar de la transa con Aerolíneas Argentinas? Así no hay negociado que funcione, chicos, un poco de solidaridad.

Ella quería ser Azafata también.

Además, lo prometieron en 2 años y lo inauguraron en 2 años. Al igual el Camino Negro, llamado así porque nunca tuvo una lampara a cebo que funcione. Prometieron que iba a ir de Puente La Noria hasta Camino de Cintura en 2 años. Tardaron 4 en llevarlo de la rotonda de La Noria hasta la mitad del recorrido prometido. Lo inauguraron 2 veces. Y sigue haciéndole honor a su nombre, solo que ahora, además de no tener luces, es ideal para correr picadas o escapar de los chicos del asentamiento que contruyeron en 15 días. Hay que reconocer que lo caro son los terrenos. Las casas son de material con ladrillo a la vista en hermosas terminaciones, con enrejados, no alambrados, y veredas con baldosas. Y mi mujer y yo laburamos hasta los fines de semana para parar la olla, pagar el alquiler y los servicios básicos para nosotros y los del asentamiento, que obviamente, se cuelgan.

Otro antipático y buchón es Binner. Viene a cuestionar que en su provincia existan 2 cámaras. ¿Y la distribución de riqueza? Quiere la reforma de la Consitución de la Provincia de Santa Fe porque le resulta una vergüenza, anacrónica y la más vieja del país. Pensar que Lisandro De La Torre y sus compañeros tuvieron que tomar manos en el asunto para conseguir algo similar. Eran épocas en las que tener ideas radicales era precisamente no ser conservador.

Gas Oil, 2 pesos, nafta 3 pesos y encima sube el GNC


Cambiando un poco de tema, la primera vez que me senté frente a la plantilla de blogger para ver qué escribía, no tenía bien en claro sobre que trataría este blog. De hecho, no frecuentaba siquiera el mundo blogger. Tal fue mi falta de interés, que arranqué a postear con frecuencia recién en agosto del año pasado, a pesar de haber abierto este sitio en diciembre de 2006. Como todo lo que escribo habitualmente, empezó sin un fin determinado, a modo terpéutico, tirar lo que uno siente, lo que se piensa sobre el tema que fuere. Casualmente, es el mismo modo en el que he hecho la inmensa mayoría de los posts. Salvo escasas excepciones (no más de 5 o 6) el resto se ha iniciado con la pantalla en blanco y sin ideas. Dejo que las teclas escriban solas.

Y es que tantas veces me tuve que callar en la vida -y de hecho, tengo que seguir callándome en muchos ámbitos- que el seso necesita una válvula de escape. Más de una vez pensé en dejar de escribir. Y muchas más estos últimos tiempos (Stellita puede dar Fe de ello) pero sigo. Es algo que me puede. Es la necesidad de forzarme a decir por escrito lo que pienso. Será porque hablo mucho y muy rápido y por ello me gusta más como queda en limpio las ideas que vomito.

En fin, Agosto, Viernes, post número 100 del año.

jueves, 31 de julio de 2008

Me Saco una Foto y Voy

Hoy a la mañana me desayuné con una nota en la tele a un grupo de chicos Flogers. Casi me agarra un infarto. ¿Me estoy viniendo viejo, o realmente la adolescencia entró en una decadencia tal que no importan más nada que el narcisismo extremo?

Yo terminé la Secundaria en diciembre de 1999, no hace mucho tiempo, lo tengo bastante fresquito por suerte. Los teléfonos ya tenían un número más, ya existían los colectivos de piso bajo, el DVD y la pantalla de Plasma, aunque eran artículos de lujo. Las diferencias en tecnología, podrían ser mínimas, como en el caso del reproductor de música en formato mp3, nosotros con suerte disponíamos de un discman, que era de lo menos práctico si no tenía la fortuna de contar con sistema antishock y las cámaras digitales no tenían mercado.

La mayor diferencia, entonces, la noto en 2 factores: el celular y la Internet.

Estos dos elementos, ya existían en mi adolescencia y para nosotros no tenía sentido el celular a nuestra edad. No nos importaba. Había mundo antes del celular y tranquilamente podríamos seguir sin él. Y no porque fuera algo costoso, ya que en 1998 se podía acceder a un celular a un precio razonable (y no los 300 dólares que costaba un Tango usado en 1994). La Internet era algo difícil de acceder pero no imposible. Tener un modem de 52kbps era un lujo. Y no se si recuerdan la triste calidad gráfica de las páginas de hace menos de 10 años. Hoy, un celular cuenta con cámara de fotos, filmadora, reproductor de música, de video, agenda, despertador, calculadora, organizador, mensajes de texto (seguro que alguien se acuerda de cuando había que llamar a una empresa para mandarle un mensaje al biper de una persona) y navegador de Internet. Además de todas esas funciones, algunos dicen que todavía sirven para hablar.

Entonces, llego a la conclusión que dos herramientas que tendrían que servir para admirarse de los avances de la tecnología y buscar su aplicación en la sociedad, nos aleja cada vez más de los conocimientos.

Mi generación ya era juzgada como lo peor de lo peor. Veníamos después de la llamada “Generación X”. Crecimos con la depresión del Grunge de Nirvana, Pearl Jam o Blind Melon, y supuestamente, teníamos mayor apatía por la vida política que nuestros antecesores. Algunos sociólogos decían, ya en ese entonces, que nos pasaba eso porque habíamos crecido en democracia, que no teníamos en nuestro imaginario la lucha por la libertad y bla, bla, bla. Menos mal. Me preguntaba en ese entonces en cual parte de tranquilidad cívica encuadraba el miedo que sentí cuando tomaron el regimiento de La Tablada (gran parte de mi familia vive en Ciudad Evita y yo en ese entonces tenía 6 años), más la hiperinflación, el país prendido fuego y la reforma constitucional de 1994 (por citar algunos pocos ejemplos).

Sin embargo, en aquella generación apática para con la realidad social, yo veía que muchos nos preocupábamos y de verdad. Colaborábamos en comedores comunitarios, nos pusimos las pilas para las escuelas de frontera en el Noroeste Argentino. Yo leía el diario todos los días, iba a bibliotecas, al Archivo de la Nación, a las Naciones Unidas, quería saber, quería que no me engrupieran más.

Si hubiéramos tenido la velocidad y expansión que logró la Internet en estos últimos tiempo, cuando teníamos tan solo 16 años, habríamos hecho desastres. Los cuestionamientos habrían batido todos los records. Porque un adolescente cuestiona, un adolescente pregunta, un adolescente protesta. No tan solo para que le pongan límites o lo domen para la vida en sociedad, sino porque está formando su personalidad.

Tener tamaña herramienta como es la Internet para sacarse fotos con el celular y pedirle por mensaje de texto a los amigos que están en la misma aula, que te firmen el fotolog, me parece cuanto menos ridículo. Y me altera los nervios, porque siempre me consideré una persona abierta a las cosas modernas. Pero esto me altera. El narcisismo adolescente es algo que todos hemos vivido y sufrido. No existía nada que nos hiciera sentir realmente lindos. Con el fotolog, lo único que buscan es la popularidad por como se ven, no importa como piensen ni qué ideal de mundo tienen en sus cabezas.

¡Son adolescentes! ¡Hagan quilombo! ¡Provoquen! Hagan que los vean de costado y se horroricen, pero no por el peinado, sino porque están haciendo algo nuevo y que puede servir. Logren ponernos nerviosos pero no porque no sabemos quién es quien, sino por lo que tienen para decir. Porque acá, siempre se le tuvo miedo a la juventud, por su poder, su fuerza de empuje y por las ganas de preguntarse las cosas.



Chicos, ustedes son el futuro de nuestro país. La clase dirigente de mañana.

Me estoy viniendo viejo, lo se.

martes, 29 de julio de 2008

Relanzamientos


Casi una semana sin aparecer por este medio. Casi una semana en la que a nivel Estado, curiosamente, no ha pasado nada. Al menos nada importante. O me van a venir a decir que la jura de Massa como Jefe de Gabinete es un hecho relevante. Es el hombre ideal para el puesto a desempeñar. Una persona con los mismos ideales y convicciones que sus compañeros de gabinete. Un hincha de Chacarita que llegó a presidente de Tigre y cuyos antecedentes más importantes a nivel gestión pública, es haber sido director del ANSeS. Ah, Intendente de Tigre durante 7 meses. Las reglas del puesto ya las aprendió bien: Desmentir que las órdenes las da Néstor, pedir permiso para ir al baño y ningunear a Schiaretti. Con 36 años, lo único que falta para terminar de integrarlo es escucharlo hablar de lo difícil que era ir a Primer Grado en las épocas de Videla.

La Técnica para contener a los Indecisos


Aerolíneas Argentinas son argentinas. Siempre me dijeron que cuando alguien hace una inversión extraña y sin mucho sentido, lo más probable es que esté lavando dinero. Pero si encima se está comprando una empresa que tiene solamente de deuda el doble del monto por el que fue vendida, permítanme informarles que es para seguir robando. Cada remache costará 15 dólares y los foquitos de luz cotizarán alrededor de los 50 euros. No es la única innovación que tendría en mente el Gobierno Nacional para levantar la imagen mediante un relanzamiento. Próximamente, se viene la Federación de Aviones Mercantiles Argentinos.

El salario mínimo aumenta a 1200 pesos el mes que viene y llegará a 1240 en diciembre. Al no haber habido prácticamente inflación en los últimos 12 meses y siendo que el dólar encima bajó en su cotización, estamos llegando de a poquito a los 450 dólares de salario mínimo de Menem. Moyano se la banca. No iba a haber paritarias hasta el año siguiente, pero un catamarqueño quema urnas, le metió presión y tuvieron que salir a apoyarlo del gobierno con lo único que importa, la guita. La pregunta que le haría es por qué el gremio de los camioneros y el de los trabajadores de autopistas tienen salarios mínimos tan superiores al del resto de los trabajadores.

Las Madres de Plaza de Mayo, que tienen más problemas financieros que Racing, exigen al Gobierno de la Ciudad la entrega de plata para la construcción de viviendas, que el Gobierno podría construir mediante el Instituto de la Vivienda, pero que no serían revolucionarias. Para buscar el apoyo de las masas, cortaron la General Paz en horario pico y prepotearon a cuanto laburante quisiera llegar a cumplir con su trabajo.

Con la inauguración de la Exposición Rural, nació una nueva polémica, si el hecho de que Cristina no vaya, es un castigo o un premio. Los Granaderos a caballo tampoco van. Ningún funcionario iría tampoco, pero a nadie le importa. Lo que vale es que mientras todos los noteros buscan mostrar quebrada a la mesa de enlace, hoy aparecieron juntitos en una conferencia de prensa. Incluso Alfredo De Angeli.

Respecto de éste hombre, quede muy sorprendido por un comentario de Felipe Pigna. Dijo que es una falta de respeto que pongamos a la Presidente de la Nación al mismo nivel que un gringo chacarero que no tiene séptimo grado. Bien progre, el comentario. Que la educación publica hoy no exista, no quiere decir que siempre fue un desastre. Antiguamente, la escuela Primaria se llamaba Primaria porque era la instrucción necesaria para poder manejarse en la vida. La Secundaria ya era precisamente eso, secundaria.

La mayoría de nosotros adoramos la sabiduría que tenían nuestros abuelos, de los cuales muchos no habían terminado la primaria siquiera, y sin embargo habían llegado bastante lejos. Estaría bueno explicarle a Pigna, que la profesión no la hace un título primario, secundario, terciario o universitario, sino el ejercicio. No hay como la calle o las manos laburadas.

No lo digo para defender a De Angelis, ya que no creo que le importe ni a él ni a mí. Pero me extraña que se haya caído tan bajo como para descalificar a una persona por si terminó la primaria o no, cuando tenemos ejerciendo la Presidencia de la Nación a una persona que no encuentra su título de abogada, luego de haber presidido la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Senadores y haber juzgado a miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.




“El agua de lluvia se infiltra a travéz del suelo, pasando fácilmente entre los gránulos de las arenas y aluviones poco coherentes, o a través de las grietas de las rocas compactas. Cuando el escurrimiento es detenido por una capa impermeable (arcilla, tosca, etc) se produce entonces una acumulación de agua o napa, llamada freática, cuyo nivel está en relación con la cantidad de agua llovida o con el consumo que de ella se hace. Las aguas que se acumulan por debajo de la primera napa, se denominan aguas profundas de segunda, tercera, etc, napa y pueden ser surgentes o semisurgentes (…) Extrayéndola a mano o por medios mecánicos, sirven para el riego de los cultivos, para llenar los bebederos de los animales y para uso casero.”

Manual Kapelusz de Cuarto Grado, 1950. Cuando no era necesario tener un título universitario para poder hablar de corrido.



Vacaciones de Invierno de los borregos. Yo laburo. Al menos me despierto con mi hijo en la cama.

miércoles, 23 de julio de 2008

Migraciones en Julio

Ya no la imita más a Evita. Tanto esfuerzo en vano. Tanto brazo en alto, la voz gastada y lastimosa, al pedo. No dio resultado. Y es que no tenía que convencernos de nada. Tenía que hacer algo materialmente palpable, no una actuación. Para eso llamamos a Ester Goris.

Es increíble como bajo el tono de voz y el cambio que realizó en su oratoria. Esta malhumorada. Políticamente, ya se nota la necesidad del cambio. Y entre tantas partidas, vendría el mayor de peligros para su salud mental. El sinceramiento de las estadísticas. Porque no creo que haya otro que pueda dibujar tanto los números como el ferretero Guillermo Moreno.

Once millones de pobres. Y los pobres estan cada vez más lejos de dejar de serlo. Y la culpa va a ser de los golpistas, de Cobos que voto en contra y de la clase media que apoyó a la oligarquía terrateniente. No es de ellos que buscaron comprar hasta a Saadi. No es de ellos que usaron el Estado para jugar a ver que lindo es tener el poder, como si el país fuera una enorme casa de muñecos.

Cuando las cosas se dan vuelta, no salen como la esperaban, queda en evidencia que no había plan B. Y es que ni siquiera había un plan A. A uno se le ocurrió hacer algo, y todos aplaudieron, festejando que había aparecido una idea para tapar agujeros. Ahora queda demostrado que no había nada.

Empezó el Exodo


Alberto Fernández se fue. ¿Alguien está sorprendido? Tras él se iría Guillermo Moreno. Probablemente. Primero hay que medir cuanto oxígeno entra. Abrimos una ventanita, si no cambia el aire, abrimos la otra. Da la sensación que tendrían que tirar una pared abajo para renovar el ambiente.

Pero seguiran sin entender que no son las personas las que molestan, sino las cosas que hacen. No era si las retenciones estaban bien o no (de hecho siguen existiendo), era la cleptocracia abusiva de apoderarse de todo. No era el apoyo al campo, solamente, era una forma de decir basta al manoseo. Y algunos siguen sin entenderlo y se entablan en luchas contra el enemigo. La Clase media.

Apuntando a la Clase Media

En la Provincia de Buenos Aires, Danielito prepara un impuestazo que saldrá vía legislatura. Del mismo vengo hablando hace semanas. Habrá aumento en los Ingresos Brutos alcanzando a sectores que antes no lo pagaban. Mientras tanto, las propiedades que valen mas de 100 mil pesos pagan como si fueran mansiones. Todo sea para recaudar 900 millones más al año. Alguien que le avise a Montoya que Karina Rabolini le debe un millón de dólares al Banco Provincia de Buenos Aires.

Miércoles. Arrancó lindo pero se nubló. Alberto retomará sus clases de guitarra para cantar sus canciones de rock nacional favoritas. Willy Moreno podría ir haciéndose un huequito entre los tornillos de la ferretería familiar, y de paso fijarse si encuentra el que le falta. Y el resto seguirá con el traste entre las manos por temor a irse. Pero no es que tengan miedo de quedarse sin trabajo, si ya estan tranquilos con el colchoncito que supieron hacerse. El temor viene por otro lado. La falta del poder que todo lo compra. Menos la dignidad.



Se fue Alberto. El último niño mimado de Cavallo en funciones.

-

Aviso Publicitario: En el marco del nuevo proyecto de Oliverx, se encuentra publicado mi primer texto respecto del Problema del Sistema Penal Argentino. El tema es para largo, pero bueno, por algo se empieza. Para leerlo pasen por Si Yo Fuera Político.

lunes, 21 de julio de 2008

Pseudoestafadores Gubernamentales

Todos exigen, todos piden, todos reclaman. No hablo del pueblo, a ese no le dan bola. Se exigen entre ellos. Ellos. Estoy hablando de los que vulgarmente denominamos políticos. Si. Vulgarmente, porque político es otra cosa. Podría decir que son quienes nos Gobiernan, pero tampoco sería la definición aplicable al caso. Tampoco estan ejerciendo el poder, a no ser que ello configure hacer lo que se les antoje y nos utilicen para jugar al TEG. Digamos que están ocupando cargos desde donde manejan dinero del erario público, abonado por nosotros con un promedio de cuatro sueldos al año por trabajador asalariado (que es lo que se abona en impuestos, no en servicios).

Entonces para ponerles un nombre, cuando hable de ellos, me referiré con el vocablo "pseudoestafadores gubernamentales", dado que ni si quiera podría considerárselos estafadores de verdad. Un estafador utiliza un engaño o ardid para llevar al error a su víctima, quien confiando en la veracidad de esa falácea, le entrega lo que tiene a cambio de nada o algo que no era lo que tendría que ser.

Con ese concepto ¿Cuántos argentinos fueron estafados por este actual gobierno? Muy pocos. Porque los engaños que utilizaron eran burdos, casi rozando lo que técnicamente se conoce como delito imposible (cuando se quiere cometer un delito utilizando un método totalmente ridículo para poder obtener el resultado o cuando se quiere obtener un resultado imposible).

Nos hablaron de derechos humanos y de bicicleta financiera en la dictadura, cuando hay fotos que no los muestra muy enojados con esa forma de tener poder. Nos contaron de la noche liberal de los ´90, cuando los discursos de agasajo a Menem los puede ver cualquiera que sepa escribir "kirchner, menem" en el buscador de videos más conocido. Nos dijeron que el cambio recién comenzaba y nosotros queríamos saber cuándo termina. Nos engrupieron tanto y tan ridículamente, que no podemos considerar que nos estafaron. Bueno, menos yo que ni siquiera los voté. Pero quienes los votaron, no se pueden sentir estafados, al menos no esta segunda vez.



Todo sea por un Voto

Creo que hasta el peor de los conformistas, sabía que había de cosas muy graves en torno a esta forma de distribución de la riqueza estatal entre los amigos, pero así y todo, votó. No compró el discurso. No puedo creer que compraron el discurso a nivel conciente. Permítanme suponer que sabían que había cosas feas detrás de todo e igual aceptaron el contrato porque después de un huracán, cualquier tormenta parece garúa.

Pero si no creyeron lo que les decían, no fueron estafados.

Lo mismo pasa entre ellos. Se acusan de traidores, se llaman al silencio, citan a la Biblia todo el tiempo cuando son capaces de abolir el catolicismo argentino por decreto, si pudieran. Se tratan unos a otros de Judas Iscariote, como si quien acusara fuera Jesucristo o al menos alguno de sus apóstoles. Cobos es un traidor por no haber votado a favor del Gobierno. Si Julito venía avisando hace tiempo que no iba a desempatar a favor de una ley que era tan conflictiva ¿Dónde esta la traición?

Si decidieron armar un rejunte aliándose con personas a quienes habían visto dos veces antes, solamente para arrastrar algún voto de otro partido -que tampoco podría ganar una elección solito, ni aunque se tratara de la sociedad de fomento de Villa Caraza- y a ese Frankenstein aliancista decidieron llamarle Concertación Plural, no pueden venir a hablar de traición. Y en todo caso, tendrían que hacer honor a esa conciencia que no tienen y que no recuerda nada de su pasado (dictadura, menemismo) y cerrar la boca, porque en materia de traiciones, ellos mismos marchan a la cabeza y llevando todos los estandartes. Pregúntenle a Duhalde, o al mismísmo Menem.

Y usted ¿Aplaude a su jefe cada vez que se lo cruza?

Capitanich le pide a Cobos que morigere su exposición pública. Se cuidó de no llamarlo traidor. Suponemos que su condicion de Jefe de Gabinete de Duhalde influyó. Maximo lo llamó traidor abiertamente a Julito. Creo que con un año de vida, mi hijo fue a más actos partidarios que el hijo de Cristina, pero él habla de militancia, fidelidad y verticalismo como si fuera la reencarnación de Juan Domingo. Aunque viéndolo, lo más probable es que se lo haya comido. D´Elía lo trató de Judas a Cleto, cuando Luisito entregó la lucha de distintos sectores piqueteros por algo más de 30 denarios.

Y nosotros, los que estamos viendo desde afuera, ya no sabemos si persignarnos para aguantar la que viene o dejar que nos coman los piojos. Aumentos de tarifas en el Gas, en la Luz, en las prepagas, en los seguros de los automóviles, el transporte público y en todo lo que tenga que ver con el poder adquisitivo de la gente. Pero para compensarlo, subirán el mínimo imponible para el impuesto a la ganancia. Menos mal. Porque todos la clase humilde argentina, aquellos que cobran 4000 pesos mensuales en sus villas miserias, estaban pensando que no llegaban a fin de mes.

Un pasaje de lujo para un trasnporte que se lo merece


Vale aclarar algo. Estos aumentos se caían de maduro con una política económica que nos llevó al estancamiento del consumo y la inflación constante. No aumentan las ventas, aumenta la recaudación por la suba de los precios. Sin embargo, a todos estos aumentos que erán lógicos ante la desidia del despilfarro en boludeces (si al menos construyeran UN solo hospital) le echaran la culpa a la Clase Media que apoyó a la oligarquía en contra de un Gobierno Popular que luchó en busqueda de la redistribución de la riqueza, hasta que el malvado Cobos los frenó a traición.

Yo la sigo remando. Si se sienten avergonzados, imagínense el tipo que hizo de Barney en el cumpleaños de mi hijo.

viernes, 18 de julio de 2008

Politicos y Argentinos

Somos variantes, somos desconfiados, somos raros. Muy raros. Nuestro Vicepresidente era hasta hace unas semanas, poco menos que un títere, un monigote puesto a dedo para que no moleste, para que no estorbe, para manejar el Senado a antojo y mero gusto de quien sea que se encuentre ejerciendo la Presidencia de la Nación.

Ahora es un tipo corajudo, con bolas, que no se deja mandonear, que la tiene clara, que nadie le dice lo que tiene que hacer y que se la banca. “Es el salvador de la democracia” he llegado a escuchar por allí.

Al igual que en todo, pasamos del amor al odio con personas que no conocemos. El famoso prejuicio del que ya he hablado. Cobos no es ni un títere, ni el salvador de la democracia. Pasa que en este país hacer lo que se debe es de héroes, no de tipos normales. Sólo en esta tierra, donde se premiará a quien no haya tomado alcohol para manejar, se puede glorificar a quien tan solo hace lo que le corresponde.

Cierto es que en los tiempos que corren es una tarea más que loable no dejarse llevar por las presiones de todos los demás patoteros que amenazan y de un país que tironea, para uno o para otro lado.

Como venía la mano antes de "cletazo", no me gustaba nada de nada. Lo cual no quiere decir que este bailando en una pata. Reconozco que fue de lo mejor que le ha pasado a este país en los últimos tiempos. Pero porque no se hacen las cosas como corresponde. Porque no puede ser que se tenga que recurrir al voto del presidente del Senado para dirimir cuestiones tan ridículas como si está bien o no retener lo que se le venga en ganas al Ejecutivo sin afectar otros sectores. No está bien, porque quiere decir que no se pusieron de acuerdo sobre cuestiones tan elementales que obran en una Constitución. No está bien porque quiere decir que a la Presidencia le importo un carajo la realidad del país al tenerlo en un conflicto evitable solamente para demostrar que tiene aguante. No está bien para nada, porque en el medio se jugó con la voluntad de un montón de personas a las que se les aseguró que ellos iban a seguir comiendo gracias a Cristinita La Buena que los defiende del malvado Señor del Campo, cuando la realidad dice que tendrían que comer igual con o sin retenciones. No está bien, porque en el medio se distrajo la opinión pública de cuestiones importantísimas, discutiendo en el Congreso mientras se compraba nuevamente una empresa absolutamente deficitaria.

Sin embargo, el resultado colateral, tampoco me agrada. Como en el espectro antikirchnerista no nos unen los proyectos en común, sino el desprecio a una manera de ejercer el poder, soberbia, despótica y cleptócrata, en el resultado final se ve claramente que somos tipos bastante distintos.

Los radicales, que hasta hace 15 días no podían verlo al Vicepresidente, y que estaban contentos por haberlo echado de la Unión Cívica Radical, bailan en una pata y se exitan tanto como si hubieran clonado a Yrigoyen (o a Alem, depende de si le gustan los negritos o prefiere los recoletos). Ahora festejan que un radicha se la puso a un peronacho.

Los peronistas mal llamados disidentes –a no olvidar que ellos no se fueron nunca del PJ mientras que Kirchner formó el Frente para la Victoria- festejaban como si Cobos fuera de la Agrupación Lealtad Peronista de Federico Russo.

Los kirchneristas se enojaron amenazándolo a Cobos en que le iba a pasar lo que a Vandor. Bueno, está bien, al menos reconocen que fueron ellos lo que mataron a Rucci.

En el medio está el resto de la gente a la que todo le chupa uno y la mitad del otro.

Un ejemplo bien argento: el Diegote, que tiene tatuado al Che en un brazo, que se manifiesta abiertamente a favor de Chavez y de Evo Morales, que estuvo al lado de Fidel Castro en reiteradas oportunidades y que se dijo ser peronista cuando Kirchner asumió en el Partido Propio, ahora lo llama a Cobos para felicitarlo.

En las próximas elecciones nuevamente tendremos frente, contrafrentes, cielorraso y contrapisos, menos partidos representativos. Espero equivocarme, pero no creo que cambie mucho.

El problema no son las retenciones, el problema no es que no se vayan ellos, el problema es que con lo visto en los últimos meses, es cuestión de tiempo para que todo el odio hacia ellos, cuando ya no estén, se desmembre y volvamos a la normalidad, a odiarnos entre nosotros, eventuales aliados.

El famoso momento histórico y oportunidad única de la que hablan los políticos y la prensa, es en materia económica de proyección internacional. El momento histórico y la oportunidad única del que yo hablo, es la que tenemos ahora ante nuestros ojos. Armar propuestas valederas, que aglutinen el sentir de la mayoría pero ya no en “contra de”, sino a favor de nosotros.

Es un momento único, espero que estemos a la altura de las circunstancias.


Si la mano se la pusiera en el corazón y no en la teta izquierda...

Tanta filosofía para no entender nunca que cuando el gobierno de unos pocos se hace en beneficio de ellos mismos y en detrimento del resto de la sociedad, se encuentran ante la famosa Oligarquía.

jueves, 17 de julio de 2008

Bendición

Siempre existieron cosas que nos ponen contentos, que nos hacen bien, que nos alegran la vida. Existen distintos factores que nos incitan a hacer cosas para progresar y que, a la larga o a la corta, nos terminan dando más motivos para contentarnos. Hay elementos de los que nos aferramos como a talismanes, porque cumple con todo lo que describí recién, vemos que nos hacen bien, que nos alegran y que además nos motivan a progresar.

Yo les voy a contar de un talisman con vida propia. De un ser de otra dimensión. De una persona tan mágica que con solo pensar en ella, uno quiere hacer las cosas bien. De un hombrecito que desde antes de conocerlo, ya te sentías el más grande del mundo.

Estoy hablando de alguien que hace que no tengas sueño cuando tenés que estudiar, porque sabés que es para tu progreso, pero en realidad es para él. Porque todo es para él. Ya no existe otro motivo para hacer las cosas como corresponde que no sea él.

Todo momento difícil afloja con verlo, con escucharlo, con tan solo pensarlo. Su mirada todo lo puede. Es un ser de fantasía. Es algo imprevisto por más que lo hayas planeado. Porque nada ni nadie te prepara para sentir esa energía que entra en tus venas llenándote de incondicionalidad hacia él. Demasiado bello para ser de uno. Y es que no es de uno, sino de la vida. Solo lo tengo prestado. En comodato. Mi deber es cuidarlo y darle todo para ayudarlo a que me ayude, porque viéndolo crecer me ayuda a ser mejor hombre. Y lo sabe. Yo se que lo sabe. Él lo sabe todo.

Yo no se bién qué hace a la felicidad, pero sí se que tiene este rostro.






Un año de alegría, un año de felicidad, un año de sentirme el hombre más importante del mundo.

Al menos para él.

miércoles, 16 de julio de 2008

Intelectualoides

Intelectuales. Los intelectuales ayer estaban aplicando sus conocimientos en cantitos de barrabrava que entonaban personas que no entendían el significado. Carteles que no tenían gracia y que lo único que denotaban era impotencia. Intelectuales como Horacio Verbitzky, personaje sombrío, vinculado a muchas cosas que quisiéramos olvidar pero que cuesta mucho.

Pero no deja de ser un reflejo de lo que vemos a diario aquellos que pateamos pasillos en las universidades públicas. Basta con pisar cualquier edificio para encontrarno con banderas y carteles con consignas reaccionarias. Señores que estan durante 10 años al frente del Centro de Estudiantes de una facultad con carreras de 4 o 5 años. Atacando a cuanto piense distinto en un lugar que tendría que ser la cuna del debate. Utilizando a grandes valores de la historia intelectual argentina para enbanderarse con conceptos totalmente sacados de contexto.

Como la Agrupación Arturo Jauretche, que ayer acompañaron al acto del Presidente con los cartelitos del columnista de Página.

Casualmente Jauretche decía de los intelectuales lo siguiente:


En la Argentina, hubo un proceso revolucionario que transcurrió desde que, de nuevo, tuvimos – a partir de 1945 – la presencia del pueblo en el poder. (...) La juventud se escindió en aquella época en dos fracciones: la letrada y la iletrada. La de quienes preferían el libro y la de quienes preferían la alpargata para emplear una imagen grata al culterano adversario. (David Viñas) decía que ‘la generación del 45’ se había equivocado. Y yo preguntaba: ¿desde cuándo los estudiantes son la generación del 45? También eran generación del 45 los jóvenes peones, los jóvenes empleados, los jóvenes seminaristas y los jóvenes cadetes. Y esa generación del 45 no se equivocó; estuvo en su posición. El que estuvo en la posición equivocada fue el fubismo de los universitarios.(...) Esa gente se había parado en el tiempo. No comprendía que el país daba un salto adelante; eso lo comprendían los jóvenes. Los jóvenes, excluidos los estudiantes, que – creyendo estar mucho más adelantados – también estaban parados en el tiempo.

En la época de FORJA, cuando hablábamos en las esquinas, a veces se nos preguntaban ‘¿Son ustedes fascistas?’. ‘No’, contestábamos. ‘¿Son ustedes liberales?’. ‘No’. “Entonces son comunistas’, nos decían. Había, al parecer, tres opciones forzadas y necesarias. Pero no eran opciones nuestras; venían de afuera. Y yo, entonces, le preguntaba al mismo que me hacía la encuesta. ‘¿Usted es carpintero?’. ‘No’, me contestaba. ‘¿Es usted empapelador?’. ‘No’. ‘Entonces usted es abogado’, como si no hubiera una infinita gama de posibilidades, de oficios. Era para satirizar la pretensión de encasillarnos en opciones importadas sin aceptar la posibilidad de una creación original.

(...)

Los jóvenes de FORJA queríamos evitar el narcisismo. Edificar el país, más que redactar alegatos para ganar bellas polémicas. Queríamos ser prudentes con los libros. Sabíamos que muerden, aunque se diga que no. No renunciábamos a leerlos, pero los sometíamos a la revisión, a través del cristal de nuestra realidad. Sin embargo, conservábamos las anteojeras ideológicas. Perón construyó nuestra doctrina desde lo pragmático; mirando a las exigencias del país y sus posibilidades. No basado en un mundo abstracto de ideas y sistemas.

(...)

Toda nuestra cultura ha sido, hasta hace poco, el resultado de la trasculturación. Aun en el vocabulario se observa ese fenómeno: es el caso de la opción entre ‘derecha’ e ‘izquierda’ que no podemos sacarnos de encima. Esa es una opción trasculturada.

(...)

La inteligencia de aquella época (1945) pertenecía, casi ‘in totum’, a la Argentina colonial. Sobrevivió durante el peronismo y fue factor determinante en su caída. (...) Pero la revolución será de los jóvenes intelectuales, a condición de que la nueva inteligencia no devenga ‘intelligentzia’. Que piense desde esquemas tomados de la realidad, propios para construir un país, no para librar batallas intelectuales. Esto exige no proponerse una sociedad ideal, sino mejor y ajustada al querer de los más, aunque se aparte del modelo técnico.

Esto del querer de los más es importante porque el ‘despotismo ilustrado’ se da en todos los ángulos; es propio de quienes quieren condicionar la historia a su sistema ideológico.






Después de lo de ayer, me di cuenta que, una vez más, los intelectuales subestiman al sentimiento popular.

Y también me di cuenta que desde siempre hubo tipos casados con el sistema de turno que no pueden dejar de clasificar al que piensa distinto siempre en el marco de dos o tres ideologías. Anteayer fui peronacho; anoche, gorila...hoy?