viernes, 14 de septiembre de 2007

Federalmente Centralizada

Despúes de haber leído todo lo referente a las elecciones nacionales próximas, y a continuación de ingerir algun tranquilizante para relajarme ante tremendo espanto, me puse a reflexionar sobre algunas cositas que se me vinieron a la cabeza como a cualquier boludo.
¿Por qué ya nadie hace caravanas de campaña? No es que las extrañe ni mucho menos, pero si me interesa saber el por qué antes se hacía y ahora ya no. Y no me refiero a pasearse por el conurbano. Hablo de recorrer todas las provincias haciendo campaña.

Entonces me puse a leer (algo que me llama la atención que no este prohibido aún) y encontré algunos datos interesantes que uno ya sabía, pero que al hilarlos con la actualidad me explicaron muchas cosas.

El sistema electoral anterior a la reforma constitucional de 1994 establecía el voto presidencial indirecto. En ese sistema, cada provincia enviaba asambleístas en porcentaje a los votos obtenidos por cada partido a una junta electoral nacional. Allí se elegía al presidente de los Argentinos por los próximos 6 años.

Ante la duda existencial de muchos intelectuales de por qué un país federal no elegía a sus representantes con voto directo, como si lo hacían en Estados Unidos, es que uno de los puntos reformados en la Constituyente de Santa Fe fue éste mismo.

Entonces se pasó al sistema de voto directo, razón por la cual no importaba en cuantas provincias había ganado el candidato presidenciable, sino el total a nivel nacional, aplicando el criterio de la "Mayoría Popular".

Hasta ahora parece algo lógico y razonable tamaña reforma, no? Y a más de uno le importará muy poco la mínima diferencia aparente que existía entre un sistema y el otro.

La realidad argentina nos dice que solo en el Conurbano comprendido por la Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores conviven unas 14 millones de personas de los 36 millones que supuestamente tiene este país (aunque si el INDEC sigue así, en el próximo censo seremos "oficialmente" 52 personas).

Si uno toma la cantidad de habitantes que tiene solamente el Partido de La Matanza, se da cuenta que tiene más habitantes que las Provincias de Santa Cruz, Chubut, Rio Negro, Catamarca, La Pampa y Tierra del Fuego juntas.

La conclusión nos da que con ganar en La Matanza, Lomas de Zamora y Morón, uno gana con un buen porcentaje en la Provincia de Buenos Aires, y es tal el monstruo poblacional de esta Provincia que ni hace falta ganar en el resto del país, con hacer un buen número en Cordoba y Santa Fe ya está.

Entonces me pregunto si somos realmente un país federal. Con el sistema anterior, quien quisiera acceder al trono argento, debía prometerle algo, por lo menos, a cada provincia. Hoy con unos choripanes en Laferrere alcanza.

De ahí deriva que se dibujen tanto los precios del INDEC, ya que el IPC (Indice de Productos al Consumidor o tasa de inflación) se mide solamente en Capital y Gran Buenos Aires. Como la mayoría del interior no hace sombra en las elecciones, que se autoayuden.

¿Es justo este sistema electoral? En un país con una población federalmente distribuída seguro que sí. Pero en la Argentina capitaldependiente, evidentemente falla. La Provincia de Buenos Aires, junto con Córdoba y Santa Fe, serán quienes decidan el futuro de las 20 provincias restantes.

San Luis tiene necesidades diferentes que Buenos Aires, Jujuy tiene necesidades diferentes de Santa Fe. Chaco se esta comiendo a sí mismo mientras la Docta cordobesa mira para otro lado.

Lo que sí no me puedo explicar como se puede tener su lugar de origen hecho trizas. No me entra en la cabeza. Ni siquiera se calientan por cariño al hogar, por respeto a quien hizo que llegues a algo que te hiciera ser candidateable. No me lo explico. ¿Alguien Puede?

1 comentario:

El Pasquín dijo...

Bruno, la verdad que este enfoque es muy interesante. Mirá si Samid gana en la Matanza... se le ocurrirá apuntar más alto?

saludos