miércoles, 30 de abril de 2008

Teatro

El mejor profeta del futuro es el pasado. Esa frase no es mía. Es de Lord Byron. Y se puede analizar desde distintos puntos de vista. Yo creo puntualmente en lo cíclico. Y qué mejor ejemplo de lo cíclico de la historia que nuestra querida Argentina.

Se ha hablado mucho del tema y han quedado en nuestro inconciente frases inolvidables como las de Tato Bores, como "30 años escuchando que es la peor crisis de la historia". Lo dijo en 1991. O Enrique Pinti diciendo que éste es un país tartamudo.

Pero lo que me preocupa es que mientras las crisis se suceden, los modelos se repiten en contextos diferentes y los personajes parecieran ser siempre los mismos, interpretados por diferentes actores, siento que nunca quedamos al final de la función en la misma butaca. Más bien nos van corriendo. Y lo que antes veíamos desde la primera fila, nos fueron corriendo cada vez más atrás, hasta que un día, sin darnos cuenta, nos encontramos en Pullman sin haber tomado conciencia de cuándo sucedió.

Pero la función pareciera ser la misma. Sólo que cambió el elenco. Y nuestro punto de vista. Será por eso que al ver las cosas desde otra perspectiva creemos que es la peor función de la historia. O tal vez será que los actores actuales que representan los papeles de toda la vida tienen muy bajo nivel.

A mi preocupa. Cada vez que se pasan las elecciones siento que me vendieron entradas para otra obra, que no quiero volver a ver, porque ya me la contaron, la vi en la tele mil veces, y también la viví. Pero no, viene el acomodador y me entrega el programa harto conocido por todos.

Empieza la función y nuevamente le damos la oportunidad de ver si nos enganchamos. Si esta versión es más linda. Como siempre, al tiempo empezamos a cansarnos. Porque no queríamos esta obra, porque no nos gustan los actores y porque ya conocemos los diálogos. Antes le dábamos media hora de chance. Ahora a los 5 minutos queremos levantarnos e irnos.

Pero no nos dejan salir de la función. Tenemos que quedarnos hasta que termine. Y lo que tendría que ser una obra alegre, termina siendo una comedia a la inversa. Nosotros llorando y los actores riendo.

Quizás los que están en primera fila son los más entusiasmados con el curso de la obra. No se dieron cuenta que cuando la realizaba otra compañía, nosotros estábamos en sus butacas.

El mayor de los problemas que encontramos entonces es que nuestros abucheos, no se escucharan desde el escenario. Y si los escuchan, no les importará, porque estamos en el Pullman, y por más que seamos mayoría, no valemos tanto como los de la Platea. Y ni les cuento los del palco.

Pero ellos no tendrán problemas con la obra...algunos comentan que ellos, los del palco, son los autores, productores y directores de la misma.


Publicidad: Esta actualizado el blog de García. Y hoy por primera vez publiqué en DETESTABLES, el blog al que me invitó el amgio de la casa Bugman.

17 comentarios:

YadaYada dijo...

* Ves a YadaYada resignarse y esperar el Deus Ex Machina *

:p

susana dijo...

"Sombra ambulante es esta vida, mísero actor que en el escenario se afirma y pavonea un momento y al cabo, para siempre, calla su voz. Relato de un idiota, lleno de ruido y furia, que nada significa"

Sería por lo menos interesante cambiar la obra dramática para variar, querido Bruno.

Stella dijo...

A veces siento que estoy en el gallinero del Colón!!!

Jean Paul dijo...

Que loco. Es como si fueramos unos actores de reparto en una obra dramática de cuarta.
El otro día miraba un cacho de harina, leche -que no me gusta-, un poquito de cerveza, sal y alguna boludez más. Era una masa asquerosa. Mi novia la metió en el horno y salió un pan exquisito. No se que tiene que ver -bha, salvo con lo que fumo- con lo que pusiste pero tengo la imagen de que la masa, el pueblo -nosotros- somos un poco así. Que nos moldeen carajo, y..

Little Butterfly dijo...

No creo que los artífices de la historia se dignen a sentarse a verla..

Más bien la producen, la edita n sobre todo, y se van a sus casas a contar la plata que su proyección les dejó.

Que tengas un excelente día Bruno.

Ada dijo...

Creo que todos los de primera fila, como nosotros en algún momento, fuimos invitados gratis, porque no te la podés perder!..y sabe una cosa? yo por lo menos siempre veo a los mismos actores, a veces en papeles drámaticos y otras se quieren hacer los graciosos pero dan ganas de llorar.
Lo felicito por el post! Saludos con aplausos!!

Bruno dijo...

Yadayada: Siga esperando.

Susana: Si, me gustaría ver por lo menos aquellas para las que saco entradas.

Stella: Ojalá estuviéramos en el Colón! Al menos hay una linda arquitectura. Yo más bien nos imagino en un anfiteatro hecho pelota, con lluvia.

Bruno dijo...

Jean Paul: Dentro del delirio lisérgico que acabas de vertir, rescato lo de la masa. Creo que de tanto considerarnos masa, directamente nos metieron al horno.

Little Butterfly: Si, también es buena esa analogía. Que tenga un buen día usted también.

Ada: Gracias por los aplausos!

Ivana Carina dijo...

Muy bueno lo suyo, Mr. Bruce sweety!

Otro tema: (y si che!.... soy la descolgada de siempre jajajaa!)
Y para que sepas, YO, si "SHO" te ADORO MÁS QUE VOS A MI! jejejeje!

Besotes sweety!!!!

El Señor F. dijo...

Pa mí no nos mueven a nosotros, sino que el que se aleja es el escenario y las primeras filas de la platea. Y nosotros nos quedamos atrás, atornillados.


MUY MUY BUENO el diario lisérgico, che.

saludos!

Una Pepina dijo...

Nosotros somos la mampostería de este teatro.

Georgie dijo...

Ma sí! Que nos invadan los daneses y listo!
Ya tengo los govelinos llenos de patrioteros, defensores de pobres e intolerantes de turno.
Billetera mata galán...
La engrosan y te la dán...

Todos Gronchos dijo...

Los actores no nos escuchan porque no es teatro, es una película.

Una más de las grandes confusiones argentinas.

Saludos!

Bruno dijo...

Ivy! Cuando no! Una Leonina siendo menos que otro, nunca visto!

Señor F: A nosotros nos mueven, pero en otro sentido. Gracias por lo del diario Lisèrgico.

Una Pepina: Necesitamos mantenimiento urgente entonces.

Bruno dijo...

Georgie: Lo curioso es que ante todo este quilombo, los que supuestamente defienden a un sector son los que màs lo perjudican.

Mr. Groncho: No lo había pensado desde ese punto de vista. Es más sensato.

hugo dijo...

en el teatro donde dan la función que usted describe tan bien bruno la vida no imita al arte

lamentablemente...

La candorosa dijo...

En esta obra, el problema es el precio de la entrada... ¡¡carísima para la calidad del espectáculo!!

Además, yo apostaría por poner a un "apuntador", no se saben el libreto...

Saludos!!