jueves, 24 de abril de 2008

Una Cosa es una Cosa

En la década del `70, no existió solamente el Gobierno de Facto de la Junta Militar. No todo eran Montoneros, ERP, FAR, Juventud Peronista y convulsiones políticas. El caos económico no dio respiro y las violaciones al derecho de defensa en juicio y a la vida eran nulas.

Pero también hubo cultura. Cultura en su más amplio espectro, aquel que hace que uno vea un objeto, una película o escuche alguna melodía, y enseguida dispare una relación con esa década.

Hubo modas, recitales, campeonatos de futbol, discos inolvidables, grandes descubrimientos científicos, avances tecnológicos y un sin fin de elementos que hacen a un momento, un instante en la historia.

Años en los que han visto la luz discos como The Dark Side of the Moon de Pink Floyd, no pueden ser olvidados por culpa de unos asesinos o de unos boludos. El día de mañana no quiero acordarme de la primera década del siglo XXI como una década de mierda, que desde lo socio-político-económico sí lo es. Me quiero acordar como la década en que tuve la posibilidad de ver a un montón de grupos históricos. La década en la que se avanzó a pasos agigantados en tecnologías hogareñas.

El Walkman, Los Campanelli, Sui Generis, Hijitus, Silvana Di Lorenzo, Abba, los Gloriosos Lentos, el Prode, Fiebre de Sábado por la Noche, Cabaret y otros tantos íconos de esa década gloriosa han pasado ya por el único blog que conozco que habla sobre una década de la que olvidamos todo lo que ha significado para la cultura a nivel nacional e internacional.

Si usted puede recordar un año sin pensar solamente en lo malo, o tiene ganas de intentarlo, o solamente quiere saber sobre una parte de la historia cultural de la humanidad, dese una vuelta por Te Cuento los Setenta.

Si usted no puede diferenciar distintos aspectos de la historia del hombre, usted esta con serios problemas. Aún en el peor de los momentos, uno tiene alguna linterna que le muestra la salida. Alguien que le dibuja una sonrisa. Una canción que lo emociona. Una cosa no quita la otra. Hablar de cultura de una época, no niega la existencia de aberraciones inhumanas (o muy humanas).

Videla no tenía idea de quién corno era Roger Waters. Y sin embargo Waters existió.


Hoy me tocó a mí por ejemplo. Pasen y chusmeen. Verán que es interesante.

11 comentarios:

Stella dijo...

Bruno, vos tenés el don de la palabra!

Jean Paul dijo...

Bruno vos me convenciste que me pase por te cuento los setenta. Igual si pienso en el país que tenemos y en el que tuvimos me pongo un poco triste. Porque la razón que no haya ERP, milicos o violencia... creo que no es un avance sino escepticismo e ignorancia. Pero es una idea mía. Además la música que se hace es de puta madre.. a, no. Eso no.

La candorosa dijo...

Mire Bruno, cuando necesite por alguna razón realizar algún tipo de campaña para promocionarme, tenga por seguro que lo voy a llamar a usté, ¡¡si señor!!, usté tiene una "verba" que convence a un muerto, señor!!! ajajajaa

Y como me convenció voy a ir a conocer ese maravilloso blog!!! (?)

Besos candoriles!!!

Ivana Carina dijo...

Una cosa es una cosa y dos cosas son dos cosas! jajajjaa!
Muy bueno este post autobombo! jaja!
Besotes sweety!!

susana dijo...

A mí los Setentosos me sedujeron hace rato!
No estoy en el listado de los Blogs Vip, que figuran a la izquierda, pero sigo haciendo méritos!

guadis! dijo...

Muy buen post! Me gusta la musicalización de Charly! Cuando ese tema suena en mi MP3, me acuedo de este blog!

Anónimo dijo...

Esa decada no se puede separar de los milicos y sus 30000 asesinatos. Si lo queres hacer es porque no te calentaron que tanta gente haya muerto para que vos estes en democracia. Gente como vos es la que no la calienta nada de lo que pasa con el pais.

Bruno dijo...

Stella: Y usted el del halago!

Jean Paul: Yo creo que la música, como expresión artística, es un fiel reflejo de la sociedad en un tiempo determinado. Por algo ahora no hay nada como la gente en manos de jóvenes.

Bruno dijo...

A pesar de los dichos de La Candorosa, les juro que no tuve nada que ver con el padron de personas fallecidas que engrosaron el ya magro caudal electoral de las ultimas fiestas cívicas.

Bruno dijo...

Ivy!: Y tres cosas, cuantas son???

Su: En serio? Ya mismo me estoy contactando con la Junta de Setentosos para solucionar tamaña injusticia.

Guadis: Buenísimo que Charly te haga acordar a este blog! Besos!

Bruno dijo...

Anónimo: Me parece que o no sabes leer, o tenes serios problemas. Uno habla de lo que se le canta. Y a mi se me canta hablar de todo lo que pasó en los setenta menos de la política. Está mal? Eso me hace facho? Hablar de drogas me hace drogadicto?