jueves, 17 de abril de 2008

Yo No Quiero Volverme Tan Loco

Paz. Odio la violencia. Odio las ideas violentas. Odio el odio porque sí. Odio a los que odian. Odio a los violentos. Me molesta de sobremanera cualquier pensamiento que conlleve la violencia como solución o, al menos, como medio para algo.

La violencia no conduce a nada más que violencia. Y en todo caso, el que con la violencia se viera triunfante, no tendrá nunca la aprobación del resto, sino, tal vez, el respeto que genera el temor.

Estas líneas vienen porque estoy viendo demasiada violencia en los últimos tiempos. Más de la habitual. Y ya no se refiere solamente a la violencia social del hambre, el desempleo, la indigencia, y demás. Me refiero a la violencia física y verbal.

En este caso no hay historia del huevo o la gallina. Sabemos bien que el Gobierno Nacional, en particular, y el resto de los presuntos representantes del pueblo argentino en general, cualquiera sea su forma (congresal, intendente, gobernador) son los que iniciaron la pelea. O al menos fueron partícipes, ya que la complicidad que genera el permitir estas situaciones, provoca sospechas.

Yo no quiero matar ni al Presidente, ni a sus Ministros, ni a los Diputados, Senadores, Intendentes, Gobernadores, vecino molesto o pariente entrometido. Ni siquiera deseo golpearlos. No es mi estilo, no me entra en la cabeza la idea de justicia por mano propia. Somos seres humanos y, por ende, evolucionamos. Y hace milenios que el ajusticiamiento está reprobado por cuanta sociedad exista en el mundo.

Yo no quiero que este Gobierno caiga. Quiero que se hagan las cosas como corresponde. Y si no es ahora, espero que Dios me de suficiente salud como para ver alguna vez como el que las hace, las paga. Pero siempre en el ámbito de la Justicia. Que cada uno responda en medida de sus faltas. Pero que naide vaya a matar a nadie.

Si son ellos los que generan la violencia, está en nosotros en parar la pelota y exigir que las cosas se hagan como corresponde. Si a los violentos les respondemos del mismo modo, estamos perdidos.

Y de a poco estamos entrando en un espiral peligrosísimo. Todo se arregla a las trompadas, de a veinte contra uno, a los tiros, a los cuchillazos, con asesinatos mafiosos y con amenazas de eugenesia.

Y yo no quiero ser partícipe de ello.

El que torturó, no tiene que ser torturado. El que mató, no tiene que ser asesinado. El que estafó a la patria, no tiene que ser jamás fusilado. Todos ellos tienen que pagar dentro del marco de las instituciones que él no respetó.

Y si queremos hacer algo, hagámoslo. Demostrémosle que no somos igual que ellos. Que no responderemos con violencia a las agresiones. Que no lucharemos por ver quien la tiene más grande.

Pidamos desde el voto, protestemos, demostremos que por más que haya 100 mil manifestándose a favor de ellos, no llega a ser un porcentaje mínimo al lado de 36 millones de argentinos.

Yo no quiero que mi hijo crezca en un mundo violento. Yo no quiero que vea a la Argentina como un país subdesarrollado. Quiero que sepa que los argentinos se respetan entre ellos, sin diferencia de creencia, ideología o religión. ¡Qué maravillosa que es nuestra Constitución! Y hoy se utiliza menos que en épocas inconstitucionales.

No podemos volver atrás, gente. Tomemos conciencia que cuando nos estamos cayendo, el cagarnos a golpes no nos salvará.

Decirle no a la violencia está en nosotros. Y ya no se trata solamente del gobierno. No puede ser que una discución de tránsito termine en la Comisaría. Que un entredicho en un boliche finalice en terapia intensiva. No es normal. Es increíble que vivamos en este estado. No me entra en la cabeza que no baste con sentir que se tiene la razón, sino que haya que imponerla a como dé.

Yo no quiero ese mundo para mí. Yo no quiero esa carencia de futuro para mi hijo. Yo no quiero volverme tan loco.

24 comentarios:

gonza dijo...

"violencia es mentir" repite siempre el indio solari

ivana carina dijo...

Lo mismo digo sweety!
No quiero que mi retoño crezca en un mundo violento...
Utopía? No lo creo..., depende de todos, me parece....
Empezando por respetar que pensamos diferente, esa es la clave....
Y es cierto que la violencia, engrendra violencia....
Muy bueno lo suyo, honey!!!
Beso!!!

ivana carina dijo...

Ups, me olvidé...
Hay algo para usted en mi casita! :P
Bye!!!

Anónimo dijo...

BRAK IT ALL!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!YEAAAAAAAAAAAAAAA hhhhhhhhhhhhh

de mentiritas pero me hizo acordar a un temazo...

Bugman dijo...

A los violentos habría que matarlos a todos.

El Señor F. dijo...

"Te odio, peña, odio a la puta oligarquía, odio tu casa, dio tu auto"

Digan lo que digan, lo de luisito es poesía.

una Oda de Odio Hediondo.

Y, nadie quiere este país, ni para uno ni para la prole. Nuestro futuro es algo que no se le desea a nadie, viste.

30/04, Torre de los Ingleses. Say No More.

Zombie proletario dijo...

1) Hey, no los veo por el humo!
2) ¿Me explicás qué es todo este asunto de Patti? No entiendo un carajo
3) "La violencia es la partera de la historia" (de quién es la cita? a ver, vamos..)
El primer homínido que decidió arrimarle a un congénere para, en lugar de salir a cazar al brontosaurio quedarse tirado refinando su arma o mirando "bailando por un sueño" sentó las bases de la sociedad de clases. Todas las sociedades de clase se sustentan en el monopolio del ejercicio de la violencia, y por esa razón y solo por esa, aunque no es el centro de la estrategia como aprendieron las guerrillas, sí es necesaria la violencia para terminar con los explotadores.
He dicho. pero diré más.
Un abrazo

OliverX dijo...

Zombie:
Un discurso retrógrado el tuyo.
No creo que tengas capacidad de superarte.
La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.
La vagancia evita que esto suceda.

Bruno:
Estoy 100% con vos. Lo sabés.

Ada dijo...

Es taan dificíl Bruno, yo tengo mucha paciencia pero cuando te agreden en la calle, en un trámite, en un supermercado donde se te tiran encima a ver si llegan antes a la cola, en el laburo(ahí mi mente no lo soportó y tuve que dejarlo)..como parás esa bola de nieve? con una sonrisa? a la quinta forreada del día estás harta!
Como le explico a mi hijo de once años que con la palabra puede defenderse mejor que con los puños cuando el otro día lo cagaron a trompadas al mejor amigo? y está en todos lados, en las escuelas públicas, privadas, religiosas, ecológicas, las que quieras! Cuando mis hijos eran chiquitos les dí un discurso que hoy está caduco porque el entorno es agresivo; la violencia básicamente está instalada en la mayoría de los hogares.
Es muy dificíl pararla solo con los ideales, lo intento conmigo y los que amo pero..sé que es una batalla perdida porque los violentos son mayoría. Por ahora, te mando muchos besos pacíficos!

Stella dijo...

Holaaa, aca la Stellita desde el ciber espacio comentando!!
Qué puedo agregar? Ya lo hablamos!
Tu post es BRILLANTE, de verdad, no puedo decir mas!!!
Super de acuerdo con vos!!!

Besosss

Jean Paul dijo...

Si un chico pasa hambre llora. Si un padre no le puede dar de comer a ese chico sale a robar. Y si hace falta DEBERA EMPLEAR LA VIOLENCIA. Yo creo que si los sectores con recursos, dinero y poder -políticos, empresarios, banqueros y mierdos de comunicación- no la sueltan por las buenas, la deberán soltar por las malas.
PRENDER FUEGO EL CAMPO Y TIRAR COMIDA ES UNA VIOLENCIA ABERRANTE. Coincido con zombie, pero ojo -no solo desde lo ideológico sino de lo que veo en la realidad- que la violencia debe ser el último recurso y a mi no me causa mucha gracia.
Quizás sea una locura, pero la violencia puede canalizarse porque creo que nunca desaparece.

Carla C.M.L dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CLAUDE dijo...

El ambiente está bien enrarecido, ¿no? Se siente como una presencia mala.

Bruno dijo...

Gonza: Ser violento es mentir sobre lo que uno quiere en realidad, es cierto.

Ivy!: uno y uno son dos. Así, aunque seamos poquitos los que tomamos conciencia, despacio llegaremos a ser mayoría.

Anónimo: do the shake, do the shake! Oh, yeah!

Bugman: Dan ganas, prefiero la humarada. No la humareda. Jajaja!

Señor F: Si, es muy gracioso escucharlo, sino fuera que en el fondo preocupa.

Zombie:
1) Yo los huelo cada vez que voy a Gualeguaychú.
2) Patti es un sub-comisario retirado (no es ex, porque nunca fue echado) que tenía 22 años cuando supuestamente cometió un ilícito en el que participaron 30 personas más, pero los otros no se dedicaron a la política ni se presentaron a elecciones. Las pruebas para detenerlo fueron los dichos de una persona que luego de 19 declaraciones negativas, recordó que en 1977 había escuchado una voz que se asemeja mucho a la de Patti. No me importa si el tipo es un hdp, a mi me gusta hablar de casos objetivos. Y en este caso, tienen más problemas morales los que lo acusan a él, no porque sean peores, sino porque estan probados.
3)Es algo elemental que una sociedad organizada tenga el monopolio de la violencia. Es la base del derecho también. La idea es que la sepan administrar. Es como ser el dueño de un basural atómico y no permitir que salga nada de radioactividad. Toda postura es entendible. Pero en el momento en que se llega a la violencia en un sistema democrático, entiendo que hay dos problemas: 1, no pueden convencer a la mayoría mínima como para acceder al menos a una banca en el congreso; 2, saben que son minoría y no les queda otra que recurrir a la violencia.
Te repito, toda postura e ideología es absolutamente respetable para mí. Sólo que no entiendo el uso irracional de la violencia para imponer verdades.
Abrazo!

Oliverx: Gracias por estar 100% de acuerdo conmigo. En un nivel distinto del tuyo, intento también una toma de conciencia.

Ada: Los chicos son lo que aprenden en la casa. Y si la casa es la calle, aprenden lo que ven en la calle. Si en la casa son indiferentes con ellos, serán indiferentes. Y si son agresivos, ni te cuento! Por eso, no bajes los brazos! Toda gran empresa en la historia partió de una utopía.

Bruno dijo...

Stella: Fuiste absorbida por la net y te convertiste en un ente compuesto de bits? Jajaja! Gracias por pasar a pesar de los inconvenientes. Besos!

Jean Paul: Si, es cierto. Uno no sabe de lo que es capaz de hacer por sus hijos. Pero no se si me explico que estoy harto de toda la violencia reinante. Si el problema hay que solucionarlo de raíz, que así sea también. No me enoja tanto la violencia como sus orígenes.

Carla M.L: Yo también me pongo muy nervioso. Ni te cuento cuando me cruzo con algún loco de esos que te provocan porque si. Besos!

Claude: Es lo que percibo. Hay un clima rarísimo, y no me refiero al meteorológico. Bueno que no sea yo solo el que lo percibe.

susana dijo...

Suscribo a tu pensamiento sin vueltas y totalmente.
Generalmente después de la violencia, viene la represión y el resto del cuento lo sabemos todos.

Joder Bruno, parece que no hemos aprendido absolutamente nada!

Cuando se genera un clima de "violencia latente" como el actual y para peor, proviene desde el seno de un gobierno, hay razones sobradas para preocuparse.

Es como abrir la caja de Pandora.

Adhiero a los millones que no están locos por desear la paz, y a los cuerdos que la proclaman.

Un abrazo amigo!

Jean Paul dijo...

Bien que se puso violento el tema.
Si, es un tema que sintetiza mucho. Filosoficamente: ¿que genera violencia, porque? Esa pregunta tuya es la respuesta a lo que yo había dicho. Creo

Bruno dijo...

Su: Súmese nomás, que ya somos unos cuantos! Lo que dijiste de la caja de Pandora es tan gráfico que queda perfecto. No sabemos nunca a donde nos puede llevar esto.

Besos!

La candorosa dijo...

Lo más terrible, es que en la historia de la humanidad a los "pacifistas" ¡¡los terminaron asesinando!!... lamentablemente la violencia tiene sus intereses...

La paz tiene que seguir siendo la meta y no un bien de cambio...

Saludos grandotes, señor!!!

Bruno dijo...

Jean Paul: Hay gente que es violenta porque sí, y hay gente que con motivos de sobra, son pacifistas. Qué genera violencia? Cualquier situación de impunidad.

Candorosa: John Lennon, Mahatma Ghandi, Martin Luther King...

guadis! dijo...

Por ahí pienso justamente cuál es el futuro para los chicos de ahora. No tengo hijos pero tengo alumnos chiquitos... Hoy más que nunca, nadie trabaja (3ra persona inclusiva) para el futuro de nadie...

Zombie proletario dijo...

Yo creo que jean paul lo ilustró muy bien, eso es la "democracia", no solo impedir el acceso a los elemntos de represión sino a los medios materiales para tener una vida mínimamente digna. ¡Eso es el capitalismo! Y el monopolio de la violencia (y el "derecho") está para mantener esa situación. Hay que fijarse cuál es la raíz de la violencia, no en ella en sí misma.
Solo en una sociedad sin clases el estado y sus instrumentos de coerción son redudantes. Y esa es la única forma de acabar con la violencia. Yo estoy por la violencia de clase, por supuesto, la misma que ejerce la burguesía sobre la clase trabajadora.
2) Notable el resumen del tema Patti, 'chas gracias. Ahora puedo seguirlo con una base para entenderlo.
3) ¡Hay que volar Botnia! Siempre lo dije..

Oliverx: ¿Retrógrado? Sería así si las clases se hubieran extinguido y la revolución no fuera la necesidad más apremiante de la humanidad. Acabar con el capitalismo sigue siendo el único futuro al margen de la barbarie. Retrógrado el discurso democrático del liberalismo que la realidad desmiente cada minuto.
Saludos trotskistas! Ah! Felices 70 años de la IV Internacional, el partido de la revolución mundial. Me festejo solo.. jaja..

YadaYada dijo...

La violencia cotidiana es bastante grave. Está desapareciendo el respeto mínimo por el otro, y eso se soluciona con educación, que no es lo mismo que instrucción, como nos quieren hacer creer.

La violencia en la política es mucho más que un tipo desalojando a los golpes una plaza u otros tipos bloqueando camiones para desabastecer. Podría escribir páginas, pero me las guardo. La solución más económica y más, podría decirse, ética es crear conciencia. Eso lleva tiempo, pero ¿cómo hacerlo eficientemente cuando la masividad está comprada por el actor X (elija su propio enemigo)? ¿y los que no pueden esperar?

Bruno dijo...

Guadis! Tenés muchísima razón. Ya ni por salvar a los suyos se calienta la gente.

Zombie: Digan lo que digan, me encanta que una persona que piensa tan distinto a mí (no en todo, porque en algunas cosas coincidimos) siga pasándose por este blog. Perdó si alguna vez te respondo de mala manera, pero me caliento mucho cuando hablo de ideologías y sobre todo de ideales. Y eso me gusta, porque quiere decir que todavía los conservo, a pesar de la mierda circundante. Abrazo argento-yorugua.

Yadayada: Educación no es lo mismo que instrucción. Gran verdad. Y crear conciencia es algo que no nos cansamos de decir con Oliverx, por más que suene cansador y algunos lo traten a él de apocaclíptico o a mí de hinchapelotas. Al menos nos calentamos por algo.