viernes, 2 de mayo de 2008

Judicialísima III

Son curiosas las situaciones que se dan cuando un grupo de 10 personas se encuentran trabajando a altas horas de la noche, después de haber ingresado a las 7,30 horas.

Corría el año 2003 y Bruno tuvo una semana en la que había sido el objetivo de una broma de un Defensor Oficial, supongamos que se llama Perez, quien le había enviado una “detenida” que preguntaba todo el tiempo por él. La detenida en cuestión tenía barba de 3 días. Bruno fue por ende, el centro de las risotadas de sus compañeros e incluso el Juez, quien se acercó a él para preguntarle si sabía Cuánto cobraba una francesa el individuo de dudosa sexualidad.

Algunos días después, sábado para ser más precisos, eran las 10 de la noche y no había posibilidades de salir del Juzgado antes de las 2 de la mañana a raíz de un enfrentamiento entre las hinchadas de Almirante Brown y Los Andes que había dejado un saldo de más de 60 detenidos.

Mientras se aguardaban las primeras causas del hecho, llega un expediente que relataba el siguiente hecho:

Un señor, panadero de no más de 30 años, había tratado muy cordialmente a una señora de unos 50 años. La señora se lo tomó muy a pecho y empezó a ir varias veces por día a la panadería. Algunas veces con cartitas, otras con flores, otras con bombones. El hombre siempre le agradecía muy amablemente pero le refería que no podía tener nada con ella porque era casado.

Un buen día, la señora lo sigue hasta la casa. Cuando el panadero sale de su domicilio, acompañado de su esposa, la señora en cuestión quiso acuchillarla…con un cubierto de plástico. Mientras intentaban calmarla, llegó la policía y se la llevaron.

Informe médico mediante, que constaba que si bien a la señora le faltaban todos los jugadores del equipo, el cuerpo técnico, el aguatero y el utilero, no era peligrosa ni para sí ni para terceros, el doctor Perez lo llama a Bruno para contarle que le mandaba a la Señora en cuestión.

Se notaba que no era una persona en su sano juicio a la legua. Vestía un sweter estilo “Bariloche”, con una minifalda de jean de gusto incierto y botas de lluvia…la temperatura era de 27 grados a la sombra. Su rostro parecía haber sido maquillado por Marilyn Manson en un ataque de nervios.

Luego de hacerla sentar, Bruno le pregunta:

-¿Por qué hizo eso?

- Porque me enamoré de él, es un hombre muy buen mozo.

- ¿Pero la invitó a salir? ¿Le prometió algo?

- No, nada. Sé que no lo hizo porque no se animaba.


Bruno entonces sintió que tenía ante sí la posibilidad de retribuirle al iluminado doctor Pérez el hermoso favor que le había realizado días atrás.


- Bueno, le informo que usted no va a quedar detenida. De acá se irá al Centro de Salud Mental, dónde le haran unos chequeos durante algunos días, luego de los cuales podrá salir tranquilamente. La única condición es que concurra periódicamente a dicho centro y una vez al mes a este Juzgado, entiende?

- Perfectamente

- Digame ¿Qué le pareció el doctor Pérez?

- Muy buen mozo.

- Ah! Mire usted que bien. ¡Qué coincidencia! ¡Él piensa lo mismo de Usted!

- ¿En serio?

- ¡Si! Antes que usted llegue, me llamó para avisarme que venía usted y me dijo un montón de cosas bellas. Pero a la vez me manifestó que lo de ustedes nunca podría ser porque él es un hombre casado.

- ¡Ay, pobre! Algunos hombres no tienen el valor para entregarse a una mujer como yo.

- Si, me imagino. Bueno, señora, fírmeme aquí y ya se puede retirar con la custodia.


Finalmente, ese día Bruno, sus compañeros y el Juez salieron del Juzgado a las 3 y media de la madrugada. Pasaron 15 días, el Juzgado ya no estaba de turno. Bruno se lo cruza al doctor Pérez en el pasillo, quien le dice:

- ¿Vos le dijiste a la mujer del otro día que yo andaba atrás de ella?

- Puede ser, no me acuerdo.

- ¡No seas forro!

- ¿Por qué? ¿Que pasó?

- ¡Viene todos los días a la Defensoría! ¡Me trae cartas, bombones, flores!

- Y bueno, los galanes son así, al menos sabés que es mujer. Nos vemos…

Moraleja: Si te gusta hacer bromas, pensá que te las pueden hacer a vos.

14 comentarios:

La Dueña dijo...

Y ESTOS SON LOS HOMBRES DE LEY!!!! Se habrá visto!!!

juaaaaaaaaaaa!!!!!! GENIAL la anécdota, y muchísima mejor la venganza! Che y al defensor, ¿no lo corrió con algún cubierto de plástico?

Georgie dijo...

Así anda la Justicia, también!
Se la pasan boludeando...

Por qué comerse un marrón,
si la vida se luce
poniendo ante tí un caramelo...

El Señor F. dijo...

jajajaja

Supongo que el defensor la terminó mandando al Moyano....

Ivana Carina dijo...

Interesante moraleja sweety! :P
Un besote!!

Stella dijo...

ajajajajaja claaaaaro, que se la banque!!!!
Pobre mina, no?
Suerte que yo tengo todos los patitos en línea!
Si tan solo tuviera seis meses menos... ajajajajajaaaaaaaaa

Besossssss

La candorosa dijo...

Pero muy bien Bruno!!!

Eso sí, López no anda temiendo que la loca se aparezca con un cuchillito de plástico, no? ajajajaaaaaaaa

La venganza será terrible!!!

Saludos!!!

Carla C.M.L dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CLAUDE dijo...

¿No sería una de las minitas que aparecen en el video de la canción Funky, de García?

OliverX dijo...

jajajajajjajajajajajaja
BUENÍSIMA!
Impecable. Aguante Judicialísima!

capitanfla dijo...

Dos palabras: IMPRESIONANTE.

Bruno dijo...

Dueña: Ese hombre ahora es camarista. Por ende, no creo que le hayan corrido con ningún cuchillo.

Georgie: Y bueno, hay que pasar el rato! Esas son las cosas que suceden cuando el sueldo a fin de mes nos dice que para el Estado da lo mismo trabajar 6 horas de lunes a viernes en un Juzgado Civil o 19 horas de Lunes a Lunes en un Juzgado Penal.

Señor F: No, no la pudo mandar de vuelta al loquero.

Bruno dijo...

Ivy!: Gracias!

Stella: No diga pobre mina! Ella es feliz en su mundo. Además, una vez que fue medicada, andaba como si nada por la vida! Es más, la última vez que supe de ella, me dijeron que vive en Olivos y abrió unos cuantos blogs...jajaja!

Candorosa: No, para nada. La mujer estaba re tranquila.

Bruno dijo...

Carla M.L: El Juez me pregunta a mi cuanto cobraba la francesa el muchacho de barba y tetas.

Claude: Si así hubiera sido, otra sería la historia. Las rubias neoyorkinas que aparecen en ese video, si bien se visten con minifalda y sweters grandes, son hermosas al lado de lo que era esta mujer.

Oliverx: Y bueno, usted me dio la idea!

Capitanfla: 3 palabras...gracias

Juan de los Palotes Medrano dijo...

jaja, la verdad estuviste muy bien, aunque el guiso se te hubiera espesado si la dama llegaba a atacar al buen Pérez.

Hablando de juzgados penales, un amigo mío laburaba para un Juez (creo que Federal) que siempre hacía el mismo chiste a las meritorias (mujeres) que ingresaban:

El primer día de laburo las hacía llamar a su despacho, y les decía con toda pompa que, habiendo ingresado a la Justicia Penal, a partir de ahora deberían portar un arma reglamentaria, y acto seguido sacaba una 45 del cajón y se las entregaba, agregando que el Secretario ya le indicaría donde realizar el correspondiente curso de tiro.

Por supuesto la cara de las señoritas al volver a la mesa de entradas no tenía desperdicio. Algunas guardaban el arma en la cartera sin decir palabra, otras volvían completamente pálidas con el elemento en la mano, e incluso hubo alguna que se largó a llorar.

Al final de la jornada les decían la verdad.