miércoles, 26 de marzo de 2008

Manual para Intentar Entender el Estado Argentino; Introducción y Primera Parte: Legisladores

Entender la organización del Estado es algo muy sencillo, basta con leer la Constitución Nacional para darse cuenta que contamos con Tres Poderes, un Poder Legislativo dedicado a la elaboración de Leyes, un Ejecutivo dedicado a la implementación de las mismas, entre ellas la administración del Estado y sus recursos; y un Poder Judicial, que tiene por funciones la administración de justicia entre otras.




Primera Página de la Constitución Nacional Argentina original

El Legislativo elabora leyes muchas veces a petición del propio Ejecutivo, como es la aprobación del Presupuesto Anual y cualquier otro proyecto de ley que provenga del Ejecutivo, además de convalidar los Decretos de Necesidad y Urgencia.

El Poder Judicial, trabaja con las reglamentaciones impuestas por el Legislativo en materia de Leyes y con colaboración directa del ejecutivo en lo que se refiere al auxiliar de la justicia, entiéndase por ello a la Policía.

Las Provincias se dan para sí la organización que crean conveniente pero siempre respetando el esquema de la división tripartita del poder, base republicana.

Como dije antes, entenderlo la organización es sencillo, ahora comprender el funcionamiento de este sistema en la Argentina, es algo tan ajeno a la razón como comprender el sentido de la vida.

La división de poderes queda por tierra cuando se impone que el Vicepresidente del Ejecutivo es el titular del Legislativo, quien más allá de no tener voto, tiene voz y dirime los empates.

El Legislativo juzga a los titulares del Judicial y a los del Ejecutivo, pero a ellos nadie les toca un pelo. El Judicial puede juzgar a los del Ejecutivo, pero almuerzan con ellos.

Y el Ejecutivo se dedica a hacer lo que puede en algunos casos, y lo que quiere en otros.





Después de esta no tan breve introducción, me abocaré a la figura del Legislador.




Sede del Congreso Nacional Argentino

El Legislador en la Argentina tiene la función quizás más importante de todas, que es sentar las bases sobre las que funcionará el país, La Ley.

En el ámbito nacional, se divide en dos grandes grupos. Diputados y Senadores. Los primeros son electos en proporción a la población del distrito que representan, razón por la cual se sobreentiende que sería la voz del pueblo en el Congreso Nacional, que tiene por principal función, velar por los intereses del pueblo que lo llevó a ocupar esa banca.

Los Senadores, en cambio, son elegidos para representar a la Provincia como ente, entendiéndose por ello que se abocará a los intereses del Estado Provincial en el Congreso Nacional.

En la propia Constitución Nacional se exige como requisito para ser Senador, contar con una renta anual de Dos mil Pesos Fuertes. Esto, que proviene de 1853/60, presuponía que el Senador tendría la solvencia suficiente para no tener que vivir del Estado. Eran cargos ad-honorem, no se percibía remuneración alguna por ello.

En aquellos años, tener tremenda renta al año, presuponía que el Senador era un terrateniente o un aristócrata, lo que conllevaba que cada uno legisle más en función de sus intereses particulares que en función de la Provincia que representaba.

Hoy por hoy es ridículo que cobren salario, ya que el sólo hecho de contar con dinero para solventar una campaña en la que solo saldrá elegido el y un compañero más (si tiene suerte de ser primero en las elecciones) deja por el piso cualquier justificativo de honorario.

Más allá de eso, cobran salario, tienen bouchers para pasajes aéreos y además perciben un plus correspondiente al desarraigo, por más que vivan en San Justo a 15 minutos del Congreso.

Idéntica es la situación de los Diputados.

A pesar de ser personas que elaboran Leyes, en ninguno de los dos casos se exige tener título Universitario, ni siquiera el Secundario, razón por la cual, se tendría por valido haber cumplido con la educación obligatoria. Ello explica muchas cosas, no?

A raíz de su notable desconocimiento de la ley y de su elaboración, a pesar de ser parte del programa de Educación Cívica de Segundo Año, llega el rubro maravilloso del Asesor Legislativo.

El Asesor Legislativo es un hombre que sabe tanto o menos que su Jefe (Diputado o Senador) pero que le cayó simpático a él o a quien lo metió en la lista.

Abajo del Asesor Legislativo, vienen todos los empleados, en su mayoría contratados que nunca irán a trabajar, siguiendo el ejemplo de sus jefes. Una minoría se dedicará a realizar las tareas que luego presentara el legislador con su propio nombre. Un número menor aún se dedicará al trabajo sucio. Cobrar el porcentaje de los contratados que no van a trabajar, retirar el dinero que se les abona desde los sectores interesados en la sanción de una u otra ley y llevárselo a la casita del Jefe.

Antes que finalice el mandato, se firmará una resolución interna mediante la cual se pasa a planta estable del Congreso Nacional a todos los contratados por el Legislador de Turno.

En las Provincias, este sistema funciona del mismo modo, solo que algunas, por cuestiones demográficas, tienen una sola cámara legislativa, con obviamente un mejor reparto de la torta.

El Legislador se caracteriza por comportarse como un oligarca en la calle, esquivando a la gente, quizás por miedo, pero con seguridad por sentimiento de superioridad. Dentro de la Cámara en la que sesiones, si algún día concurre a ella, dará unos discursos bellísimos que tranquilamente contrariarán en el futuro cuando cambie la bandera política, por cuestiones de dinero bajo la mesa, por miedo a alguna "carpeta escondida" o simplemente para atornillarse a su banca, de la que no querrá salir hasta que cumpla los 70 años, edad límite para la prisión domiciliaria. Hasta tanto, gozará de los beneficios dados por los Fueros Parlamentarios.

La mayoría de los Legisladores Nacionales y Provinciales son absolutamente anónimos, ya que van dentro de las llamadas listas sábanas. La Justicia Electoral, en general, nunca controlará la habilitación legal para acceder a estas funciones, razón por la cual llegan al poder personas con investigaciones criminales en curso y que seguro quedarán sin efecto al día siguiente del juramento, cuando ellos comiencen a ejercer los mentados Fueros Parlamentarios.

Es común a esta clase de personas los golpes de efecto populistas de bajarse la remuneración, mientras que se aumentan los gastos reservados a niveles exorbitantes.

Curiosamente, es una costumbre común al Poder Ejecutivo.

Espero no haber aturdido.

15 comentarios:

Ivana Carina dijo...

Aturdidaa??? Naaaa....
Estupefacta quedé....
Too much information....

Pero como siempre digo, un placer venir y leerte Sweety!!!!

Besotes!!!

Jean Paul dijo...

Me voy a ir al carajo dulzura:
La Montesquiu blues band de France hizo la división de poderes. Esa era su revolución que respeto, yo creo que como decía Hobbes: dividir el poder es disolverlo.
El derecho romano, viene de Roma. Me parece que hay orto elemenot. Es la calidad de la gente que somos. No podemos aspirarrrrrrr a políticos dignos, serios u honestos si nosotros no los somos. Yo personalmente adema´s de trabajador, decente, sincero y otras cosas por el estilo me SIENTO UN PELOTUDO. ME subo a un bondi y hasta un empleaducho que cobra como nosotros bruno, hace curros¡¡¡con pañales!!! después de trabajar de repositor.
cuando bsas. se fundo era un reviente sucio con sal y mugre de las carnes, como un mercado negro de piratas, un puerto mugriento. Indios y gauchos revoloteando alrededor y comiendo las sobras. Los españoles miraban para el costado y yo me pregunto cuanto y cuando abrán cambiado las cosas.
Me fui a la mierda, lo había dicho.

La Dueña dijo...

Jean, te fuiste a la mierda pero con justa razón.
Este post, no puede dejar de relacionarse con el anterior, es la mejor explicación de lo que está sucediendo ahora.

Besos!

YadaYada dijo...

"Los Senadores, en cambio, son elegidos para representar a la Provincia como ente"

Cuidado, le estás dando a la Ciudad de Buenos Aires el status de provincia :p
--------------------
En cuanto al sueldo, vale aclarar que los pasajes son canjeables por dinero. Reciben 20 pasajes que pueden cambiar por $200 pesos cada uno. Reitero, $4.000 extra de sueldo. Esto les permitiría ir a sus provincias y volver dos veces por semana. Ah, y además el desarraigo.

Cada senador tiene, además, un presupuesto de $41.656 mensuales para nombrar colaboradores.

Es decir, hagamos cuentas:
*Dieta: +o- $3.000
*Gastos de Representación: +o- $6.000
*Desarraigo: $1.400
*Pasajes: hasta $4.000
*Colaboradores: hasta $41.000

A esto hay que sumarle el presupuesto que tienen para otorgar pensiones graciables, que supera los $3.000 mensuales por legislador (cada pensión no puede superar los $300).

Y casi me olvidaba, también pueden otorgar becas y subsidios.
------------------------

Igualmente me parece que el problema no es si cobran mucho, sino que parte del dinero que tienen disponible, si no es controlado, se puede usar para cualquier cosa.

El tema de las listas sábanas, creo que es un problema de pereza del elector más que un problema del sistema. Realmente no se si quiero un universo político tan polarizado como el que surgiría con el sistema uninominal. Si el elector no investiga lo que vota, que se joda después.

Esto es un choclazo, ni yo lo voy a leer.

La candorosa dijo...

Lo mejor es su servicio al lector de su blog, señor!!! nos intenta desasnar y eso se lo agradezco!!!

Y no se preocupe, no aturde!!!

Saludos!!!

El Señor F. dijo...

Coincido en la totalidad, excepto en un pequeño detalle: casi al final, donde dice "Dentro de la Cámara en la que sesiones, si algún día concurre a ella, dará unos discursos bellísimos que tranquilamente contrariarán en el futuro..."

Decime bruno, hace cuanto que no ves un debate en el Senado? Si esos graznidos dolorosos al oído que largan buena parte de los Legisladores de la Nación, haciendo que Lisandro de la Torre, Alberdi, Justo, Balbín, y nuestros Padres Fundadores se revuelquen en sus cómodas tumbas son discursos, yo soy Marilina Ross.

Y lo de la renta de los Senadores surgió originalmente para prevenir que los caudillos mandaran a su propia gente (buscaban a alguien con capacidad propia de hacer fraude)

Talita dijo...

Excelente post, con mucho informacion jugosa!

Gracias por el servicio prestado.

Los politicos no van a cambiar hasta que no cambiemos nosotros.

Saludos

hugo dijo...

bruno si me permite voy a ponerme en la posición de abogado del diablo:

de la lectura de su sustancioso post parecería que el "problema argentino" estaría en el sistema de división de poderes, y más específicamente en la organización de nuestro poder legislativo bicameral, el que por otra parte es casi una copia del que funciona en en los estados unidos hace más de 200 años, con los resultados que tenemos a la vista

pregunto entonces: ¿no seremos los argentinos el problema, y no el sistema que elgimos para organizarnos?

Bruno dijo...

Ivy!: Gracias!!!

Jean Paul: Tendrías toda la razón del mundo si el post tratara alguno de los temas que mencionas.
Jajaja!

La Dueña: Casualmente anoche, mejor dicho, hoy a la madrugada, en Diputados estaban convalidando todas las medidas adoptadas por el gobierno.

Yadayada: Todos los datos que tiras son ciertos, tendrìa que ponerte como "Anexo Ilustrativo"

Candorosa: "Servicio al lector", Muy bueno! jajaja!

Señor F: Debate no hay mas que en los programas de Futbol. Pero los discursos que dan son lindos. No sirven para nada, y si no supieras quien los dice, te la crees. El problema es que sabemos quienes los dicen.

Talita: Los politicos cambian constantemente, basta ver quien llevo al Gobierno a Nestor, quien a su vez se beneficio de las politicas menemistas.
Los que tenemos que cambiar somos nosotros, tenes toda la razon.

Bruno dijo...

Hugo: Absolutamente de acuerdo, el problema somos nosotros. El sistema es perfecto. Si vos lees la Constituciòn, es maravillosa.

Lo que pasa es que nadie la aplica, entonces el sistema falla por donde lo veas.

Saludos!

Anónimo dijo...

me confundi de ventana y firme en el chat! perdon! beuno que decirte, orgulloso de tenerte como hermano, ya que apoyo principal que tengo, ya uqe engo a mi amigo emi, a mi prima mercedes y mi amiga aye, pero vos sos el que me las tiene clara en esta familia y en lo uqe me pasa, esta es una forma de agradecerte el simple hecho de cumplir con tu deber de hermano mayor, te uqeria decir que te amo, que sin vos saldria adelante igual pero me costaria muchisimo entender las cosas, y quizas me quedaria secuelas a futuro, pero realmente me calmas con el solo hecho de decirme las cosas como son y como me als tengo que tomar, si bien no es facil hacerlo... no queda otra uqe hacerlo sino?, te estancas y perdiste, te adoro mucho te deseo lo mejor, te admiro, y como hermano menos siempre tiene como idolo al mayor, hay gran parte de esa leyenda en mi, asique! tambien te podrias sentir orgulloso de papa y mama por haberte dado un hermano menor tan lindo como yo! jaja te quiero putazo! hablamos! saludos a mi sobrino, a carla y dale para adelante con todo qeu venis realmente muuuy bien y cerrandole la boca a mucha gente que opinaba diferente a lo que opino yo, te amo! bye.

CLAUDE dijo...

“En la propia Constitución Nacional se exige como requisito para ser Senador, contar con una renta anual de Dos mil Pesos Fuertes. Esto, que proviene de 1853/60, presuponía que el Senador tendría la solvencia suficiente para no tener que vivir del Estado. Eran cargos ad-honorem, no se percibía remuneración alguna por ello.”
Espléndido. Me recuerda a mi sueño de eliminar los sueldos de los cargos de funciones políticas.

eugenia dijo...

Excelente lo que escribiste y leí. Espero la segunda parte!!1

eugenia dijo...

Excelente lo que escribiste y leí. Espero la segunda parte!!1

eugenia dijo...

Excelente lo que escribiste y leí. Espero la segunda parte!!1