miércoles, 5 de marzo de 2008

Judicialísima: Como Hacerse el Piola

Es curioso como funciona el sistema carcelario argentino. Más curioso es como funciona el sistema de Habeas Corpus para proteger al recluso del agravamiento de sus condiciones de detención.

Corría el año 2003, yo era un simple empleaducho de un Juzgado Federal y me encontraba de turno. Yo por ese entonces tenía fama de tener poca paciencia para algunas cosas. El hecho de quedarme a trabajar porque a algún muchacho le dieron ganas de salir a pasear era una de ellas. No así cuando me encontraba con un claro caso de abuso por parte del Personal Penitenciario, que sí los había. Había un recluso extranjero, Ucraniano para ser más precisos, que nos volvía locos a todos. El hombre había sido condenado a reclusión perpetua por homicidio, había matado a candadazos en la cabeza a un joyero porque no le dio lo que él buscaba.

En prisión aprendió el idioma y el sistema procesal penal argentino. Gracias a ello, era un tipo que hacía valer sus derechos al extremo. Al extremo de hinchar las pelotas.

Durante los primeros 5 días del turno el hombre venía todos los días con el camión del Servicio Penitenciario Federal con un planteo de Habeas Corpus distinto. Siempre se les desestimaba. Un día me tocó atenderlo a mí. La jornada previa, me habían realizado una endoscopía y una ecografía seriada por una gastroduedenitis que me tenía con los cables de punta. Sumado a que venía comiendo pollo desde hacía un mes y medio, notarán que me costó mucho juntar predisposición para poder atender a este hombre que ya no sabía como hacer para pasar el tiempo.

Sentado en mi escritorio y con el hombre en frente abro la declaración y le pregunto cuál era el motivo de su visita. Ante la sonrisa del hombre, se desdibujó la mía cuando empecé a escuchar su relato. Su protesta era ante el menú del Servicio Penitenciario Federal. Si, leyó bien.

Resulta que al hombre le habían detectado una gastritis, que según pude constatar en su historia clínica, no era ni por asomo de la magnitud de la mía. Obviamente le pregunté en qué consideraba que se agravaban sus condiciones de detención.

Recluso: En el desayuno me dan mate cocido, y según la dieta del médico, no puedo consumir mate cocido.

Yo: Doctor –dirigiéndome al médico del SPF- si mal no entendí, el mate cocido si no es bien colado, hace daño al estómago, ¿verdad?

Doctor: Si, hace mal. Pero en el caso del señor, al mismo se le sirve mate cocido de saquito, es imposible que quede polvillo de borra en el mismo.

Recluso: Pero a mi no me gusta el mate cocido.

Yo: No lo tome.

Recluso: Yo tengo derecho a desayunar.

Yo: A usted se le sirve el desayuno.

Sin notar que mi paciencia se iba agotando, el hombre redobló la apuesta de sus gustos culinarios al despacharse con un

- De almuerzo me dan todos los días pollo y a la noche siempre pescado ¡No es humano! Exijo el mismo trato que a los demás presos en variedad de menú. Usted nunca me va a entender, yo estoy enfermo.

Me exasperé, perdí la compostura, me desboqué y casi al galope y mientras se escuchaban las risas de mis compañeros de fondo y una voz que dijo “ahí arranca”, golpeé el escritorio mientras me ponía de pie y le dije

- Usted al menos come pescado, que gran parte de la población ni siquiera puede comprarlo y mientras tanto me dice que es su derecho tener mas variedad??? Yo también tengo gastritis y ni aunque quisiera puedo dejar de comer pollo!

Mientras me volvía a sentar escucho una frasesita del tipo

- Acá no hay derechos…

Mi respuesta fue simple:

- Le recuerdo que tenemos un pedido de extradición de Ucrania en trámite, allí va a poder exigir que lo traten como corresponde.

Su cara y la frase “por favor, con esas cosas no me haga chistes” fue el punto final de la audiencia.

Si creen que esto es gracioso, no saben lo que fueron otras audiencias, como la del hombre que tenía problemas de presión "localizados"...


Otra cosa:

Porque me haces reir todavía con todas las cosas que hiciste, y que aún hoy a mis sobrinos y a mis hermanos menores les provoca carcajadas.

Porque demostraste que siendo pobre se puede progresar sin robar, sin mendigar ni pidiendo subsidios del estado.

Porque ningún artista que venga de Rosario puede ser malo.

Porque todos tus amigos, colegas y familiares te recuerdan con cariño, lo cual no es poco.

Porque los sábados a la noche me escondía para poder ver tu programa.

Porque dejaste un hueco imposible de llenar en el Teatro, en la Televisión y en el Humor en general.

Porque te trataban de chavacano, pero demostras hoy en día que eras un recordman del rating sin mostrar una teta ni decir una mala palabra.

Porque mi viejo y mis tíos todavía se emocionan cuando ven algun video del Capitan Piluso.

Por todo esto, se te extraña Negro.


Un groso de verdad

PD: Gracias a De Lirium por el Premio! Sisisi, nuevamente me veo galardonado (mirenlo al costado del blog, no esta lindo?), esta vez con la mención "Este Blog Vale un Perú" Lo cual es mucho decir. Pero bueno, esta bien saber que hay gente más loca que uno que supone que lo que escribo esta lindo. Nuevamente, De Lirium Marplatense, MIL GRACIAS!

15 comentarios:

OliverX dijo...

Bruno:
La mejor anécdota del sistema judicial que escuché en mi vida. Da para una película de woody allen.
Un preso que se dedica a inventar el habeas corpus más original.
Excelente.

Abrazo,

Juanjo dijo...

Lo del Estado dandole al preso lo que no le da al pobre es algo muy argentino...tristemente

Juanjo dijo...

Por favor! me olvidaba de lo más grande del humor! El Negrito Olmedo! Mas alla de todas los programas dedicados a él que hubo hoy en día, a mi me puede que un chico como vos le tenga tanto cariño.

Abrazo

Ale Marge dijo...

Me encantó la anécdota.
Yo, como enfermera tengo varias de cuando los reclusos están internados.
Saludos Bruno (mi hijo también se llama como vos)
Alejandra

Stella dijo...

Yo me acuerdo que una vez estaba mirando el programa de Olmedo, la parte en que el dialogaba con Portales y que ya sabiamos todos que improvisaban de lo lindo. Quizas por eso me gustaba tanto ese sketch.
Bueno, decia, estaban hablando y Olmedo le pide al Portales que le firme un papel. Cuando éste apoyó la lapicera para firmar, le explotó haciendo un ruido bastante fuerte! ajajajajaja
La cara del Portales fue mundial....se puso blanco, rojo y multicolor y empezó a las puteadas por lo bajo, mientras el Negro se retorcía de la risa y se escuchaban las carcajadas de los técnicos!!
Esas cosas tenía Olmedo que lo hacían tan querible, ademas de que los que lo conocieron siempre hablan de su compañerismo y su bondad.

Besosssssss

Bruno dijo...

Oliverx, te llego a contar las otras y te moris, entonces.

Juanjo: Me parece que no hay ordenes de prioridades, al menos jurídicamente hablando, las opiniones personales trato de no volcarlas. Pero tambien es cierto que tienen muchas cosas más de las que tienen otros que estan afuera. Menos la libertad.
Respecto del negro, si, me encanta y a mis sobrinos de 10 años tambien.

Ale Marge: Cuente, cuente!

Stella: Borges y Alvarez eran increíbles, de verdad! La improvisación era tan linda que todos esperábamos lo que fueran a hacer.

YadaYada dijo...

Gracias a todos los especiales por el aniversario de su muerte, me di cuenta que Olmedo me arranca muy pocas sonrisas. Nunca me atrajo ese tipo de humor, lo que incluye al 90% de los humoristas argentinos, que lo "homenajean" constantemente.

Jean Paul dijo...

Te voy a mandar a la estúpida del INADI. La verdad que este país es un delirio.
¿Cómo un preso no se va a quejar de la comida si el Gobierno se preocupa más porque la policía mate a un chorro o que un pibe de 15 años que anda afanando sea detenido que de tomar medidas concretas?
Hablando de medidas, medime esta.
Malo, que no me atendiste en tus vacacions.
¡¡Aguante Olmedo!! Que en vida fue muy criticado..

Bugman dijo...

Bruno, por las dudas, por si alguna vez caigo preso (que en estas tierras nunca se sabe, a lo mejor ser liberal empieza a figurar en el Código Penal) ¿adónde hay que hacer el pedido para que en el desayuno me sirvan Earl Grey con cereales y yogur descremado?

Serena dijo...

EXCELENTE post. Coincido con que es de las mejores anécdotas judiciales, y en otro orden de cosas, te doy la bienvenida al club de los frecuentadores del omeprazol y el rogastril... :(
En mi caso, viví casi un mes a fideos con aceite, pollo sin gusto, leche descremada y pan. O sea, una vaca mal alimentada. Y también disfruté de la... experiencia de la seriada. Herrrrmoso la verdá.
Y el homenaje a Olmedo, impecable. Un gusto haber pasado por acá.

Bruno dijo...

Yadayada: Es una cuestión de gustos. Yo creo que hay humoristas políticos, humoristas imitadores, humoristas grotescos y de mal gusto y humoristas a secas. Olmedo, para mi, es el último de los humoristas a secas.

Jean Paul: En este país todos reclaman lo imposible, mientras los demás, los que delegamos nuestros reclamos en otros, vemos como nos pasan por arriba sin chitar. En cuanto consiga un metro, te la mido.

Bugman: Primero, dudo mucho que usted caiga preso. Segundo, en caso que así sea, si usted llega a realizar ese pedido bajo amenaza de suicidarse, seguro que se lo consiguen.

Serena: Yo perdi 30 kilos! Jajaja! Bueno, al menos me vino bien. Besos!

SUSANA dijo...

Ah, no! Usted es muy chinchudo para atender! Desde ya le aviso -por las dudas que a mis acreedores se les acabe la paciencia- : me gusta el cafecito con unas gotas de leche fría o crema. Si no consigue croissant, está bien (no discutiremos el HC por esta pavada)vamos con las medialunas comunes nomás. Y necesito internet en mi celda!Peluquera y manicura, se las perdono, si usted me atiende.
El Capitán Pilusooooo! Qué buen recuerdo!

Besos para usted y atiéndame a la Primera Dama en el blog, usted sabe de eso, yo soy amateur!

capitanfla dijo...

Escriba un libro, por Ej: "Mis experiencias en un Juzgado Federal", e inaugure la materia "EXPERIENCIA EN EL MUNDO REAL, SECCIÓN PENAL", y solicite la cátedra de la misma en la Facultad de Derecho.

Puede que hasta se transforme en un renombrado académico y además me gustaría tenerlo de profesor.


Si eso no funciona, siga contando sus experiencias en el blog, que están muy buenas.


Saludos.

Bruno dijo...

Su! Yo soy medio chinchudo, pero trato de ponerle la mejor onda. Solo que este hombre hacía merito para que me saque! Y a usted le consigo una celda en la biblioteca.

Capitanfla: No es mala idea! Aunque la realidad determinará que yo deba seguir escribiendo estas boludeces gratuitamente, mientras otros las venden a $120 por tomo.

MAROJUNO dijo...

Bruno pero mira que eres fácil de desquiciar...muy bueno.