jueves, 26 de junio de 2008

Judicialísima V: Despistados

Ser despistado es una de las peores cosas cualidades que puede ostentar una persona dentro del Poder Judicial. Es algo obvio que será blanco de innumerables bromas por parte de sus compañeros. Debo confesar que la inmensa mayoría de las jodas que me tuve que bancar (y creanmé, fueron muchas) se debió a ser despistado.

Pero esta anécdota no me ve involucrado más que como un mero cómplice desde la pasividad de ver como se enredaba una compañera y yo no hice nada para evitarlo. Es que era impensado.

Se presenta en la Mesa de Entradas del Juzgado un Oficial de Policía por una causa cuyo despacho lo llevaba el Secretario del Juzgado. Mi compañera la atiende y en vez de fijarse primero en los libros de movimientos (cuesta creer que en 2001 no había sistema informático en los Tribunales Provinciales, de hecho no lo hubo hasta 2005) cruza la puerta del pasillo y va hasta la oficina del Secretario comunicándole la novedad.

El Secretario, que como ya habrán notado en otros relatos tenía un don especial para romper las pelotas, le pide que le pregunte de qué Comisaría venía. La chica se dirige nuevamente hasta la Mesa de Entradas y, al haber mucha gente, le grita la pregunta en cuestión. Vuelve al despacho del Secretario y le dice:

-De Avellaneda Segunda...

- Mmm, no, no recuerdo si lo esperaba. Preguntale si viene de parte del doctor Troncoso...

La muchacha vuelve hasta la mesa, y desde la puerta del pasillo le vuelve a gritar al Oficial lo preguntado por el Secretario. La cara de los demás presentes, incluso del uniformado, y las primeras risitas de fondo, no lograron que la eventual víctima se diera cuenta de su situación.

- No, señorita, fui citado por una causa.

Otra vez camina el pasillo hasta la oficina del Secretario.

- Sabés que no recuerdo que lo haya citado. Haceme un favor, buscá en la mesa de entradas la causa de los Tiburones del Asfalto (sic). Traemelá y ahí me fijo.

De más está aclarar que una causa así no puede existir. Ni siquiera se caratula como Piratas del Asfalto, lo cual es una terminología de la jerga policial. La chica, al no encontrar la causa, no tuvo mejor idea que preguntarle al Oficial si tenía la información de cual número de causa tenía la de los Tiburones del Asfalto. Obviamente, el hombre, que a esta altura ya se había dado cuenta que era una joda que se estaba comiendo la chica, le responde sutilmente que no.

Al cabo de cinco minutos de buscar infructuosamente la mentada causa, vuelve al despacho del Secretario y le dice, angustiada, que no la encuentra.

- Bueno, no te hagás drama. Preguntale si viene por una Felatio.

Lo que vienen, ya se lo podrán imaginar. La chica se dirigió hasta la Mesa de Entradas, y ante la mirada estupefacta de los presentes vocifera desde la puerta del pasillo:



- ¡Señor! ¿¿¿Usted viene por una Felatio???



Nunca pensé que alguien podía llegar a ser tan despistado. Menos me entraba en la cabeza que una chica de 24 años no supiera que era una felatio y trabajara en tribunales.


Nota: No es que no tenga nada para acotar de la realidad nacional. Pero ¿Vale la pena? No creo que sea necesario tener que decir que los que creen que no se paga por ir a los actos oficialistas, seguramente pensaran que las carpas y la comida las paga el amor. Lo único que sale gratis son los televisores LCD que son los mismos que utilizan en el palco de los actos oficiales. El resto, imagen triste.

Es cierto que no debe haber sociedad más desvergonzada y payasesca que la norteamericana, basta con ver como se visten para ir a los partidos del deporte que quieran. Pero lo nuestro está rompiendo todos los records mundiales en menos de una semana.

Es todo un circo lo que estan haciendo en el Congreso. Enfrente también.

20 comentarios:

capitanfla dijo...

¡Qué horror!


JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.... ETC.

Mensajero dijo...

No voy a decir que no pueda prenderme en jodas, porque lo hago.
Pero soy muy estricto cuanda las jodas tienen por destino a un subordinado.
Un jefe no puede permitirse semejante libertad.
A menos que esté dispuesto a recibirlas del otro lado, cosa que seguramente no toleraría.
Es abuso de poder.
Lamento la popularidad y democratización del cinismo, lujo reservado en otros tiempos, a una aristocracia humorística templada a fuerza de innumerables lecturas y despiadadas batallas de contrapuntos ocurrentes.
Hoy cualquier gil se educa en sus básicos principios viendo Tinelli, pero solo en sus básicos principios, existe una enorme distancia entre la broma estúpida y el humor.
Ese secretario debe ser una persona bastante intolerante, y seguramente un infradotado en el arte de reirse de sí mismo.

Bruno, por favor, mandale una puteada de parte de Mensajero, y decile que se haga el vivo con su esposa, si se anima, je... saludos.

La candorosa dijo...

Esa chica tenía 24 años?
Esa chica todavía sigue trabajando en ese Juzgado?

Tal vez fuera realmente inocente...

Saludos y candor!!!

Stella dijo...

Noooooooooo, pobre minaaaa!!!!
ajajajaajaa
Se debe de haber puesto nerviosa, y habrá confundido felatio con folio?
ajajajajaja

Besossss

ivy, desde la patagonia =) dijo...

Pobre tipa....
Y que maaalos esos tipos.....
Asi estamos...
aajajjaaa!
Me mató la pregunta de Stella! aajajajaa!
Si Stella.... capaz que se confundió....
:P

Bechitos!!!

SUSANA dijo...

Puricita! Qué tipo malo!

Estoy de acuerdo con Mensajero sobre el abuso de poder.

Una cosa es reírnos, con, las personas que nos asisten en el trabajo. Y otra, bien distinta es reírnos de ellos. La joda va en un sólo sentido!

A todo ésto...este "piola-canchero-superado-cínico-menor-arrogante-Secretario...¿No notó un saborcito extraño en cafécito que le sirvió la señorita después del suceso?

Los despistados aprenden rápido!

El Señor F. dijo...

una felatio? JAAJAJAJAAJAJAJAAJAJAJAJAJAJA!!


¿Y qué le dijo el policía; "Gracias pero estoy en servicio"? ¿Gusto pero no tomo? ¿Vamo' al ñoba?

Gabrielote dijo...

JAJAJA

Yo tengo una amiga psicologa que trabaja en los tribunales de aca.

Un día le toca atender a un adolescente, y le informan que llego la madre. Cuando sale a buscarla no la encontraba.. y entra a preguntar como se llamaba.

Obviamente uno de los que estaba ahi la quiso cargar, y le digo cualquier nombre.

Y mi amiga salio a los pasillos a gritar...

"Zoila Serda!!! Zoila Serda!!!"

Pobre.. todo el mundo se le cago de risa.


cornetapolitica.blogspot.com

Ada dijo...

Como anécdota para despejar tanta mufa diaria, me encantó. Ahora el oficial un macanudo también! seguro que la mina era media feucha porque sino enseguida se hubiera acercado para que ella se diera cuenta y anotarse un punto..saludos muchos!

OliverX dijo...

jajajajajajajjajajaja.
Cuando llegues a Judicialísima XX.
Editamos el librito.

Por lo menos tenemos asegurada la venta en fac. de Derecho y Tribunales.

Juan de los Palotes Medrano dijo...

jajajaj, muy buena la anécdota!

Y con respecto a la realidad carpera que vivimos, me pregunto que dirían nuestros gobernantes de hace 100 años (esos que uno ve caminando con sus fracs y sus galeras en las fotos antiguas) si revivieran hoy y vieran el escenario de inflables y choripanes que hay frente al Congreso...

MAROJUNO dijo...

ja!si, muy bueno y muy triste que el gobierno este tan jodido, sucio, injusto. Y no nomás allá. Abrazo.

no tan iguales dijo...

No puedo decir que leerlo no me haya causado gracia, me reí mucho, pero lo reconozco como una hijaputez y estoy de acuerdo con Mensajero. El secretario ¿no previó que esa chica quedará marcada para siempre mientras conserve ese trabajo? Y si no conocía la palabra, doblemente ridiculizada, pobrecita. No soy de prenderme en jodas que pongan en ridículo a la gente (de hecho me parece que soy bastante amarga).
Hay datos que alguna gente desconoce que me sorprenden: conozco el caso de una médica joven que no sabía de la existencia de los preservativos hasta que se casó (virgen) y su esposo la desasnó. Médica. Un peligro para la salud de la comunidad, claro.

Bruno dijo...

Capitanfla: Horror!


Mensajero: Creeme que esa persona que supones es intolerante, es de los más buenos, predispuestos, y excelentes laburantes que conocí. Y contrariamente a lo que se supone en el texto, la eventual destinataria, es de las personas con peor concepto en compañerismo del edificio. Han pasado 6 años ya, y sigue siendo así.

Y también el Secretario tenía un excelente sentido del humor para consigo mismo.


Candorosa: Le puedo asegurar que no sabía como se llamaba, nada más. Pero de vista, seguro...


Stella: No creo que se haya confundido. No creo que supiera que era un folio.


Ivy!: Maldad para las jodas, nada más. Cuando las papas quemaban, eran los primeros en salvarnos. Besos!!!

Stella dijo...

Che, pero de que se horrorizan?
En la mayoría de los laburos se jode a los nuevos, es como el derecho de piso!

Además, cuando Bruno contó el derecho de piso que pagó el, a todos les causó gracia!!
Se puede joder a los tipos, pero a las minas no?
Eso es discriminación!... Cuak!

Bruno dijo...

Su!: Estoy de acuerdo con lo que decis y con lo dice Mensajero. Pero este no es el caso, precisamente. Si algo nos caracterizaba en ese laburo, era la unidad de grupo. Nos juntábamos todos, desde el Juez hasta el Correo, y la pasabamos lindo. Mucho compañerismo y cero maldad. Pero hay gente a la que dan ganas de despabilarlas a los golpes!

Si contara lo que hacía esta chica!!!


Señor F: No dijo nada, simplemente sonrió. Las risas de todos los demás presentes (yo creo que me desmayaba o estaba en eso) hicieron que la chica se diera cuenta y preguntara que significaba.


Gabrielote: Ve? Y después dicen que esta joda fue pesada!


Ada: No, no es feucha. Es una chica común y corriente. El problema era que por màs que quisiera, el hombre no se podía acercar. Estaba del otro lado de la ventanilla. Y la chica le gritaba desde la puerta del pasillo interno. Saludos muchos!!!

Bruno dijo...

Oliverx: Lamento informarte que te ganaron de mano.......
Abrazo!



Juan de los Palotes: Seguro que se sentirían en la dimensión desconocida. Pero si a Néstor le importa poco o nada que Perón haya pedido mesura hace 34 años, que le puede importar como se pensaba en 1900.


Marojuno: Contanos como nos ven desde México. Que dicen los noticieros sobre Argentina. Se sincera, por màs que nos duela!


No tan iguales: Le llego a contar las cosas que la marcaron a esa chica, y va a pensar que lo del secretario fue una redención.

Lo de la mèdica no tiene nombre. Sinceramente no me entra. No por sus circunstancias, las cuales son mucho màs que loables, sino por su profesiòn!!!

Delfín dijo...

muy buena la anécdota!!, increíble la mina... y lo peor que así existen muchas más de lo que pensamos.

Bruno, es sano que cada tanto nos dejes afuera del circo criollo y nos cuentes este tipo de historias!

gracias y saludos


www.minificciones.com.ar

Little Butterfly dijo...

jajjajaj!, muy bueno Bruno!!; no paro de imaginarme la cara de los presentes...

vamos, ¿inocente o ilusa?

Little Butterfly dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.