miércoles, 11 de junio de 2008

Intereses Creados

Una de las cosas que más nos duele a los que amamos la política son las transas para llegar, sin mirar con quién se está negociando o qué se está poniendo en juego. La obsesió por obtener el poder hace que se quiera arreglar con cualquiera.

En 1983, todos los candidatos que ganaron las Intendencias de sus partidos habían arreglado con el Gobierno Militar y sus servicios de inteligencia internos, con quienes habían convivido, algunos de manera sospechosamente pacífica y otros en la mira.

El arreglo consistía en que el que ganara no se quejaría siquiera de la herencia recibida en las arcas del patrimonio municipal. El vaciamiento por parte de quienes se estaban yendo debía pasar desapercibido. Nadie tenía que impulsar una investigación o siquiera hacer una manifestación verbal de lo que se habían encontrado.

En el Partido de La Matanza, por dar un ejemplo, el MUSO, un movimiento de alineación peronista que no había arreglado con los militares, tenía ganada la intendencia de acuerdo a los datos de boca de urna por un gran margen. Sin embargo, se dio ganador a Federico Russo. Tiempo después, Herminio Iglesias referiría que nunca se oficializaron los votos positivos de Russo y que el ganador legítimo había sido su contrincante.

De más está decir que no se efectuó queja alguna respecto del rojo dejado en las cuentas.

El mayor problema a enfrentar por Russo era la falta de gente de trabajo capacitada y de confianza, quienes se encontraban todos en el MUSO, a pesar de ser muchos amigos de él, pero que no compartían la postura de arreglar.

Quizás el mayor ejemplo de llegar al poder como de lo puede dar Eduardo Duhalde, prohombre de la democracia, quien perdió todas las elecciones a las que presentó a lo largo de su vida, menos la que lo llevó a la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires.

En 1973, había perdido la carrera por la Intendencia de Lomas de Zamora, tiempo más tarde, el Intendente fue acusado de colaborador de los Montoneros y asesinado por la Triple A. Duhalde Intendente.

Los grupos con los que transó a lo largo de su carrera política quedaron en evidencia con los indultos que firmó en su paso por la Presidencia respecto de narcotraficantes. Lo mismo había hecho durante sus años de Gobernador para con algunos delincuentes de la Provincia de Buenos Aires. Y mejor no hablemos sobre quienes fueron los principales beneficiados con los cambios del dólar que lo llevaron de 1 peso a 3,90 y de allí a 2,40 para clavarse en 2,90 en menos de 6 meses.

Néstor no sería la excepción. Ni él ni su esposa. El haber sido partidarios de Isabelita en sus años jóvenes quizás los dejó mejor parados que otros de sus cotemporáneos más comprometidos con la militancia montonera. Pero no los eximía de poder andar por la Facultad de Derecho de la Universidad de La Plata en plena dictadura sin ser siquiera molestados. Sin embargo, todo tiene sentido cuando se sabe que Néstor fue mandatario del Gobierno de Facto.

En las elecciones generales de 1995, la lista de MENEM - RUCKAUF en Santa Cruz era acompañada por Kirchner Gobernador y Cristina Senadora. Un año antes, en la Convencional Reformadora de la Constitución Nacional en la Ciudad de Santa Fe, la futura Senadora había presentado una carpeta con el proyecto de ampliación de la Corte Suprema de los 5 miembros de ese entonces a los 9 miembros existentes al momento en que ella misma dijo que eran demasiados.

La devolución de favores en los ambientes políticos son habituales. No se puede llegar sin el apoyo de muchos factores que hacen a que uno pueda ganar una elección. Las elecciones no son libres. Estamos condicionados a soportar la voluntad de gente que vota sin conciencia, de personas sin instrucción para poder diferenciar qué está bien de lo que está mal. Y así y todo, cuando se diera el caso de un cambio, se truncará desde el vamos, fraguando las elecciones, o se le hará la gobernabilidad imposible.

Todo gira en torno a la caja, al dinero. A nadie importa lo que pase con el pueblo. Las pocas medidas para paliar alguna necesidd básica, será insuficiente y demagógica. No lo hacen porque es su deber, ni por cuestiones de convicciones morales. Lo hacen para permanecer un poco más en el poder.

¿Para qué? Nadie lo sabe, ni lo sabrá. Se comienza por ideales o por curro. Se llega por amición de poder. Y se mantienen por temor a represalias o por delirios de grandeza. Qué es lo que pasa en el medio, como se pueden llegar a enceguecer tanto arruinando su reputación y la de sus descendiente, nadie lo entenderá jamás.






PD: Mi opinión sobre lo que la situación que vive García y como lo tomamos nosotros, está aca.

11 comentarios:

Stella dijo...

El otro dia leía un artículo piblicado en una revista médica que habla sobre el Síndrome de Hubris o el delirio de los políticos.
Creo que responde en gran parte a tu pregunta final. Te dejo el link!

Besossss

http://www.edicionesmedicas.com.ar/content/view/full/14314/

Jean Paul dijo...

Yo no se si es el capitalismo, o la esencia del ser. La cuestión es que LA GRASA DE LAS CAPITALES, NO SE BANCA MAS.
No entiendo como funcionan las cosas y como sería distinto. No te preocupes, a mi edad vas a seguir frutrado.

CLAUDE dijo...

Mi premisa cívica es: Hay que destruir poder. No se le puede pedir al poder que funcione de manera distinta de la que describís, por eso hay que reducirlo a su mínima expresión. Es la razón por la cual mis objetivos son cosas como destruir al Estado, destruir al Partido del Estado, destruir a la Dirigencia Establecida, anarquizar a todos los sectores respecto del poder político central o local, etc. Ahora, los que quieran un Estado que funcione bien, una Dirigencia Establecida que funcione bien, un Poder que funcione bien, etc., lo que tienen que hacer es muy sencillo: simplemente agarren el despertador de la mesa de luz y tírenlo por la ventana.

la seño dijo...

eL SISTEMA REPRESENTATIVO ES UNA CAGADA, PORQUE LOS QUE ELEGIMOS PARA QUE NOS REPRESENTEN SE REPRESENTAN A ELLOS MISMOS.
Lástima que para vivir en una democracia directa hace falta mucha responsabilidad y compromiso, cualidades de las que carecemos...
Si pudiera creer en Dios, rezaría para que nos ayude!!!
Besos puntanos

capitanfla dijo...

Casi, casi, casi me cagaste un post próximo, a mi estilo fascistoide contra los partidos políticos, jajaja


Un abrazo.

OliverX dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
OliverX dijo...

El comentario te quedó guardado.
Abrazo.

PD: Tengo pendiente un mail para vos.

Bruno dijo...

Stella: Muy bueno el artículo. Igual no creo que nos de para tanto con nuestra clase de polítiqueros en actividad.
Más que delirantes, son sencillamente corruptos. No les da para tanto más.

Jean Paul: No transes más! Es cierto, no se banca más.

Claude: Y tu metodologìa para llevar a cabo tu propuesta? Me encantaría que te explayaras al respecto. Por otro lado, estaría bueno que alguno tuviera los huevos de cagarse en la transa como llegó al poder y purificara las cosas. Pero se tendrían que aplicar mecanismos de represión.

Bruno dijo...

Seño: La idea de este post es mostrar que ni siquiera los elegimos muchas veces. No porque hayamos votado a la contra, sino que hubo ocaciones en las que siquiera ganó el que voto la mayoría.

Capitanfla: Casi, casi, casi. Me alegro que no haya sido asi! Quiero leerlo, ahora.

Oliverx: Lo que me dijiste en el comentario que me quedó guardado, lo comparto abiertamente. En serio. Me cuesta aceptarlo, desde mi militancia truncada de tan joven, pero bueno, tengo que ser conciente de que es así.

Abrazo!

SUSANA dijo...

La descripción de una verdadera piara (con el perdón de los chanchos)

Buenísisisisisima música amigo...amortigua el golpe!

Besitos!

christian dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.