jueves, 31 de julio de 2008

Me Saco una Foto y Voy

Hoy a la mañana me desayuné con una nota en la tele a un grupo de chicos Flogers. Casi me agarra un infarto. ¿Me estoy viniendo viejo, o realmente la adolescencia entró en una decadencia tal que no importan más nada que el narcisismo extremo?

Yo terminé la Secundaria en diciembre de 1999, no hace mucho tiempo, lo tengo bastante fresquito por suerte. Los teléfonos ya tenían un número más, ya existían los colectivos de piso bajo, el DVD y la pantalla de Plasma, aunque eran artículos de lujo. Las diferencias en tecnología, podrían ser mínimas, como en el caso del reproductor de música en formato mp3, nosotros con suerte disponíamos de un discman, que era de lo menos práctico si no tenía la fortuna de contar con sistema antishock y las cámaras digitales no tenían mercado.

La mayor diferencia, entonces, la noto en 2 factores: el celular y la Internet.

Estos dos elementos, ya existían en mi adolescencia y para nosotros no tenía sentido el celular a nuestra edad. No nos importaba. Había mundo antes del celular y tranquilamente podríamos seguir sin él. Y no porque fuera algo costoso, ya que en 1998 se podía acceder a un celular a un precio razonable (y no los 300 dólares que costaba un Tango usado en 1994). La Internet era algo difícil de acceder pero no imposible. Tener un modem de 52kbps era un lujo. Y no se si recuerdan la triste calidad gráfica de las páginas de hace menos de 10 años. Hoy, un celular cuenta con cámara de fotos, filmadora, reproductor de música, de video, agenda, despertador, calculadora, organizador, mensajes de texto (seguro que alguien se acuerda de cuando había que llamar a una empresa para mandarle un mensaje al biper de una persona) y navegador de Internet. Además de todas esas funciones, algunos dicen que todavía sirven para hablar.

Entonces, llego a la conclusión que dos herramientas que tendrían que servir para admirarse de los avances de la tecnología y buscar su aplicación en la sociedad, nos aleja cada vez más de los conocimientos.

Mi generación ya era juzgada como lo peor de lo peor. Veníamos después de la llamada “Generación X”. Crecimos con la depresión del Grunge de Nirvana, Pearl Jam o Blind Melon, y supuestamente, teníamos mayor apatía por la vida política que nuestros antecesores. Algunos sociólogos decían, ya en ese entonces, que nos pasaba eso porque habíamos crecido en democracia, que no teníamos en nuestro imaginario la lucha por la libertad y bla, bla, bla. Menos mal. Me preguntaba en ese entonces en cual parte de tranquilidad cívica encuadraba el miedo que sentí cuando tomaron el regimiento de La Tablada (gran parte de mi familia vive en Ciudad Evita y yo en ese entonces tenía 6 años), más la hiperinflación, el país prendido fuego y la reforma constitucional de 1994 (por citar algunos pocos ejemplos).

Sin embargo, en aquella generación apática para con la realidad social, yo veía que muchos nos preocupábamos y de verdad. Colaborábamos en comedores comunitarios, nos pusimos las pilas para las escuelas de frontera en el Noroeste Argentino. Yo leía el diario todos los días, iba a bibliotecas, al Archivo de la Nación, a las Naciones Unidas, quería saber, quería que no me engrupieran más.

Si hubiéramos tenido la velocidad y expansión que logró la Internet en estos últimos tiempo, cuando teníamos tan solo 16 años, habríamos hecho desastres. Los cuestionamientos habrían batido todos los records. Porque un adolescente cuestiona, un adolescente pregunta, un adolescente protesta. No tan solo para que le pongan límites o lo domen para la vida en sociedad, sino porque está formando su personalidad.

Tener tamaña herramienta como es la Internet para sacarse fotos con el celular y pedirle por mensaje de texto a los amigos que están en la misma aula, que te firmen el fotolog, me parece cuanto menos ridículo. Y me altera los nervios, porque siempre me consideré una persona abierta a las cosas modernas. Pero esto me altera. El narcisismo adolescente es algo que todos hemos vivido y sufrido. No existía nada que nos hiciera sentir realmente lindos. Con el fotolog, lo único que buscan es la popularidad por como se ven, no importa como piensen ni qué ideal de mundo tienen en sus cabezas.

¡Son adolescentes! ¡Hagan quilombo! ¡Provoquen! Hagan que los vean de costado y se horroricen, pero no por el peinado, sino porque están haciendo algo nuevo y que puede servir. Logren ponernos nerviosos pero no porque no sabemos quién es quien, sino por lo que tienen para decir. Porque acá, siempre se le tuvo miedo a la juventud, por su poder, su fuerza de empuje y por las ganas de preguntarse las cosas.



Chicos, ustedes son el futuro de nuestro país. La clase dirigente de mañana.

Me estoy viniendo viejo, lo se.

24 comentarios:

La Dueña dijo...

Ah mi querido Bruno, es la decadencia de la sociedad!!! la falta de un futuro y pensar que el presente es el celular o el fotoblog.
Yo terminé la universidad en el año que ud. terminó la secundaría.
Hice la facultad no sin Internet, la hice "sin computadora" y eso que yo estudiaba ingeniería!
Cada vez que me junto con un ex-compañero de la facu, siempre decimos lo mismo: Te imaginas que hubiéramos hecho nosotros con Internet? Uhh!!! toda la información que tendríamos!!!

Y básicamente Internet se creo para eso, para ser un banco de información.

Quiero creer que ya les pasará, porque sino estamos en el horno.

Cariños

La candorosa dijo...

No me haga sentir prehistórica... Terminé mi secundaria allá por 1981, y le puedo asegurar que lo que hoy nos parece tan habitual y cotidiano, por aquellos años, si me lo hubieran contado... ¡¡habría creído que se trataba de ciencia ficción!!! (celulares, cámaras digitales, internet, plasmas, etc).

Los Floger, los Emos, y todas las tribus urbanas surgen por determinados factores sociales que las alimenta...

Tanto en su adolescencia don Bruno como en la de estos incomprendidos y angustiados por el devenir de su neurona, contaron y cuentan con la "libertad" de expresar sus descontentos o alegrías o plasmar sus deseos, desventuras... mostrarse (más allá que sean espantosos), elegir... ¡¡hasta pueden tener un criterio!!!

Pero no me haga recordar las cosas que "no" podíamos hacer los adolescentes de mi época.
Por mucho menos del 10% de lo que hoy pueden, a nosotros nos daban el pasaje de ida al más allá...

Saludos y candor, señor!!!

Anónimo dijo...

Terminaste el secundario en el 99???

Yo me siento muy viejo...o vos sos un tipo raro. Cómo podes escribir asi?

Occam dijo...

Brunito, hermano, te estás poniendo grande (ojo que no digo viejo, eh). Porque cuando te vayas poniendo viejo, como yo, verás las cosas con un poco más de tranquilidad.
Es verdad que los floggers, emos, y toda esa cascarria, rebasan en pelotudismo lo peor de la generación anterior. Pero hubo muchas tribus semejantes, bastante alienadas y autistas en el pasado. Más allá de ciertas tendencias del punk, la mayoría era moda compuesta por sus extravagancias, sus alfileres de gancho, su pelo de colores y su cara de malo ("un pseudo punkito, con el acento finito, quiere hacerse el tipo malo", como decía Luca).
Lo cierto es que, por más que parecen muchos, siguen siendo un fenómeno marginal y anecdótico. Cuando uno se pone a profundizar, existe todavía reserva moral, claro que en el exacto porcentaje en que existen padres responsables y como la gente.
En el fondo, toda esta escoria terminará siendo algún día un ejemplo más del burgués pelotudazo, medio forrazo, medio medio, o sea, un mediocre urbano más, que habla cualquier pavada, que hace lo que hace la masa, que vota y se arrepiente, y hace en definitiva las mismas boludeces que el 95%, y eso ya no es cuestión generacional, sino un fenómeno de masificación que ya preludiara Ortega y Gasset hace casi un siglo.
Por suerte los países no se construyen desde estas tribus, ni desde esas masas, y el nuestro no es la excepción.
La que sí se verá (ya se ve) perjudicada en el reparto de cerebros a futuro, será esta megalópolis tan cosmopolita, en beneficio de las poblaciones del interior, que son las que desde siempre aportan la mayor cuota de talentos.
Un abrazo

Ivana Carina dijo...

Sweety! ;)

Nos vamos poniendo viejos....

Los adolescentes de hoy son de terror....

Ojo que el mío está en la puerta (12 años), pero sabés que??? Todo depende de los padres, corazón.....

Yo soy madre soltera, así que no es nada fácil, pero tampoco es imposible....

Los adolescentes necesitan límites, y estos chicos no sé que pueden esperar de la vida si tienen todo lo que quieren y aún más....

Uy! Yo también estoy muuuy vieja! jajajjaa!

Terminé el secundario en el '87...., me hacés sentir más vieja, la que te mil! jajajjaa!

Tuve Internet a los 36 años y celular a los 37... Y?????
Como le digo a mi retoñor, no soy ni tarada ni buenuda, es más, tengo más neuronas activas que muchos adolescentes de hoy en día, y eso que me dí un golpe en la cabeza en el accidente que todavía me dura el chichón! jajajja!

Besotes viejos, pero felices!!! :P

Bugman dijo...

Adolescentes salames hubo siempre. Ojalá que ahora parezcan más solamente porque Internet les da la posibilidad de potenciar sus naderías hasta el infinito, no porque en efecto estén creciendo en número.
Esto en mis tiempos no pasaba, ¿sabe? Nosotros no teníamos celular, ni Internet, ni cámaras digitales, nosotros teníamos ganas de ver y tocar gente.

Bruno dijo...

Dueña: Mis tps eran a mano. La primera PC que manejé era la 286 de mi tío. En mi casa tuvimos recien en el 96 una Pentium...

Lo que hubiera dado por tener internet en esos años!


Candorosa: Precisamente por esa falta de libertad de antes, es que da un poco de escozor ver como malgastan estas ventajas del siglo XXI.


anónimo: Técnicamente, terminé cuando dí Merceología de Cuarto, en febrero de 2000. No me gustaba mucho.

Bruno dijo...

occam: Siempre hubo tribus, chetos, stones, punkitos, skaters, darks, etc. Yo desentonaba con todos! Me gustaba ir a la plaza con el mate, la guitarra y a pelotudear, que eso si que nos une a todos los adolescentes. Usaba jeans gastados, zapatillas de lona, morral cruzado y todo lo que se imagine. Daba más para el perfil jipon. Pero también pensaba! Lo intentaba al menos.

Siempre hubo nabos al cubo, es cierto. De solo pensar en que como se mataban en la cama solar algunos de mis compañeros, parecìan pasas de uva con patas de gallo a los 16 años. Pero verlos organizados en comunidades, da algo de nervio.


Ivy!: Uno de los chicos que mostraban hoy en la tele, tiene 11 años y dos piercing. Los padres lo llevaron a que se los haga, porque el quería...Como pretendemos que estos chicos puedan hacer algo con las herramientas que les damos sino les enseñamos a aprovecharlas?



Bugman: Esperemos que sea una sensación de cantidad, nada más. En su época usaban verse en persona? Mire usted! Y cuando querían llamarlo y no lo ubicaban, se desesperaban por ubicarlo al celular? O tenían paciencia esperando a que llame de vuelta?

gonza dijo...

yo escribi sobre el mismo tema en mi blog
http://sinestandarte.blogspot.com/2008/07/generacin-flog.html


no te preocupes, no es que estas viejo. yo termine la secundaria en el 2004 y tambien me horrorizo cada vez que veo a un flogers.

lo peor de todo es que son todos iguales

Yoni Bigud dijo...

Yo creo que el paparulo es un ejemplar que existió siempre. Lo que a vos te horroriza es el paparulo con herramientas. Pero básicamente es lo mismo.

Todas las generaciones sacan líderes, grandes hombres, inútiles y pavotes. Y lo normal es que el más viejo perciba la decadencia del más joven. Esto SIEMPRE fue así.

Un tipo que no llegó a los treinta años todavía está dentro de esa generación, y mirar las cosas como si se tuviera sesenta es un error (amen de una distorsión).

Un saludo,

Occam dijo...

Creo que todos pensamos más o menos lo mismo: boludos hubo siempre. Lo que sobra hoy día es la publicidad.
Yo en mi época adolescente fui medio punkito, por eso pongo el ejemplo.
Pero el error está en pretender que el resto de los boludos tengan algo en el cacumen. La diferencia se marca sola. Hay algunos que caminaban conmigo por entonces que ahora están quemados, otros se normalizaron, pero nadie de ellos piensa. La ecuación es desoladora.
Mi viejo, que es educador desde que tengo memoria (al menos 40 años) me dijo siempre: si de 100 sacás a uno bueno, es que hiciste un buen trabajo. Y te aseguro que mi viejo se mataba por su vocación.
Un abrazo.

Stella dijo...

Mi abuelita nos miraba, a mi prima y a mi, y susurraba muy preocupada "esta juventud está perdida!"
Es como dijeron mas arriba, ya no recuerdo quien. Siempre pasó, y siempre pasará!
No todos los adolescentes son asi, hay muchos que son distintos, mas "normalitos" o menos escandalosos, no se como nombrarlos (lo de mas normalitos suena horrible).
Son modas, asi como llegan, se van!
Y mirá como provocan!! Estamos todos hablando de ellos! Y no solo de su peinado, sino de su narcisismo.
Y está bien que así sea. Es su manera de escandalizar!
Pero yo no les voy a dar el gusto!
Brunis, no me quiero imaginar cuando tu enano sea adolescente.....mama mía! Tomátelo con soda! ajajaja

Besosss

Anónimo dijo...

tan pendejo y tan gorila

Bruno dijo...

Anónimo: Hablás de vos o que? no se te entiende querido.

OliverX dijo...

Bruno:
No hay que horrorizarse del paisaje urbano. No se cambia lo que se tolera.
Lo importante es ser vector de conciencia. Aumentar la masa crítica para que el cambio llegue.

Pero los floggers son una realidad irremplazable hoy. Aunque cause urticaria.

Nosotros estamos para ser la clase dirigente de la próxima década. En los floggers y adolescentes de hoy vas a ver despertar, algunos más tarde que otros, el zoon politikon.
Para que ello ocurra es vital que nosotros hagamos bien nuestro trabajo.

A crear conciencia, a captar más vectores. A ser puente al übermensch.

PD: Sabés en la que me metí, con 12 horas de laburo diaria.

destouches dijo...

Bruno:

Tomátelo con calma. Este fenómeno siempre existió, con mayores o menores diferencias. Puede ser que tengamos una juventud más idiotizada que lo deseable, pero también podés encontrar pibes con mucha cabeza. Hay de todo como en botica. En parte es una cuestión de maduración. El mayor problema sigue siendo para mí el adulto pelotudo, aunque reconozco que todo empieza en la juventud.

Un abrazo.

pily dijo...

No se soluciona nada diciendo que la juventud está perdida... seguramente los adolescentes de hoy no comprenderan a los adolescentes del 2020, vaya a saber uno que pasará en ese entonces...
las cosas cambian, supuestamente evolucionan, y creo que no es facil acostumbrarse a eso.. por lo menos intento verlo como: pobres pibes, la verdad no saben para donde correr.. no?

Estrella dijo...

Como contrapartida, veo una cantidad de jóvenes muy comprometidos con la vida, solidarios, pensantes, ávidos por cambiar el mundo, a pesar de todo.

Los veo todos los días, no dejan de sorprenderme. Los admiro; admiro la polenta que tienen, la fortaleza para no darse por vencidos cuando, convengamos, no les ha tocado el mejor de los mundos.

Lo que lamento de estos adolescentes que vos nombrás, es que son muchas veces estimulados por sus padres, por los medios idiotizantes, por el consumismo.

Ayer vi a unas niñitas de unos siete u ocho años vestidas como si tuvieran 18, tan pizpiretas ellas que temí por su futuro. Una lástima, con lo linda que es la infancia.

Saludos, bruno (muy bueno el tema que acompañó mi lectura, como anillo al dedo).

Bruno dijo...

Gonza: Recuerdo tu artículo. Los floggers no me enojan desde el punto de vista de la intolerancia. Simplemente, me gustaría que se calentaran por algo.


Yoni Bigud: O sea que yo, por unos años más, estoy dentro de la generación de estos muchachos???
Es cierto, siempre surgieron líderes. Pero a veces pienso que cuanto más pensantes tenes a tu alrededor, más tenes que exigirte para sobresalir, y eso que te hace destacar por encima del resto, es lo que puede llegar a ayudar a los demás.


Occam: Puede ser que cometa el error de pretenderles inculcar algo. Solo con que tengan conciencia cívica, estoy hecho. Y la frase de su viejo es mucho más que válida.

Bruno dijo...

Stella: El adolescente siempre busca llamar la atención desde la máscara de no querer pasar desapercibido. Yo no creo que sea una generación perdida, ni mucho menos. Es que siento que desperdician todas las ventajas que tienen hoy día para hacer cosas grosas.


Oliverx: Hábleles de Zoon Politikon a estos muchachos y le preguntaran si es un fotolog o un perfil de Facebook. (12 horas mas el estudio? Mientras la patrona no chille, dele para adelante)


Destouches: Claro que hay jóvenes con flor de ideal. Le pongo por ejemplo al Señor F.
Respecto del adulto pelotudo y el problema que arrastra de la adolescencia, creo que bien podría haberlo solucionado con solo abrir los ojos y mirar a su alrededor. Eso, o apagar la tele.

Bruno dijo...

Pily: Creo que nosotros, cuando fuimos adolescentes, tampoco sabíamos a donde correr. La diferencia esta en que a nosotros nos preocupaba y angustiaba. Y seguro que ellos no entenderan a los adolescentes del futuro. Espero que sean mejores. (Qué hacés comentando desde Tilcara a las once menos diez de la mañana???)


Estrella: Viste esa necesidad de "adultizar" a los propios hijos, quemándoles las etapas? A la larga, por más que uno no quiera, termina odiando a esos padres porque nuestros propios hijos querran imitar a los hijos de ellos, y nosotros seremos los malos y anticuados.

Por favor, cuida bien de esos chicos con tanta fuerza.

Besos!

pily dijo...

jajajaja estaba esperando a que salga el maldito colectivo y bue.. ya que estaba respire profundamente y entre a un ciber a ver mi mail (lo se, que nadie diga nada, pero bue...)

Natita dijo...

Lo que describís lo vivo desde adentro en algun punto. Una de mis hermanas pertenece a esta "tribu flogger", y te puedo asegurar que es mucho más aterradora de lo que parece.
Narcisimo en su máxima potencia. No importa lo que digas, sino cómo te vestis...y si vas a decir algo, por favor decilo con "sus" códigos, sino, no existis.
Y claro, no hablan de politica, no les importa, no la entienden y tampoco quieren entenderla...¿para qué?

Yo tuve una vida parecida a la tuya...de visitar la Biblioteca Nacional, la ONU, de preguntarme el "por qué" de varias cosas, de leer historia para entender el ahora, de indignarme ante una realidad que me pegaba en los ojos, y no girar la mirada porque no me gustaba...de asustarme con lo de la Tablada (mi flia también vivia en ese barrio...alcoyana?)...de no tener celular porque aunque mis viejos insistían en comprarme uno, yo no creía que era necesario (de hecho tuve mi primer celular cuando entre en la facultad y salía a las 23hs...)...de usar internet para buscar información sobre algo que no me era de fácil acceso en los libros...

Los chicos hoy tienen una apatía alarmante, y no me estoy poniendo ni grande ni vieja, la puta madre! las cosas vamos a decirlas como son!
Estos chicos, que se preocupan más por un mechon de pelo que por informarse y formarse, son como vos decis, los dirigentes de mañana, los médicos de mañana, los abogados, periodistas, arquitectos, ingenieros................y honestamente, me dan terror.



pd: Pily la puta madre!!!! debes estar en uno de los lugares más hermosos de nuestro país (es mi lugar favorito en el mundo, de hecho) y te metes en un ciber????????????? NENA! agarrá un termo y ponete a matear con la gente del lugar! hablá con ellos!, te juro que es hermoso, ven las cosas tan distintas a nosotros, y tienen tantas historias para contar!


Ahora si, me voy!
Besos

Adrian dijo...

A mi me inquieta solo una cosa de los tontos del flog.(lo veo en los compañeros de mi hermanita mas pendeja)

la deformacion del género. los varones cada dia son mas nenitas; se viven mirando al espejo y probandose cosas como las chicas todos maricones en potencia... y las chicas...no tienen nada de femenino, son un simple pedazo de carne con agujeros para rellenar (el nunca bien ponderado "objeto sexual")que se comportan como varones.

y en menor medida, QUE NO TIENEN NADA PARA DECIR en los flog de mierda
ni los autores, ni los visitantes.

es comun ver (lo reconozco, mi hermana es una taradita más) frases como "estoy deprimida no se que poner" y los firmantes genuflexos "holis pase porque estaba aburrida, chau"

PENOSO.
SI MI HERMANA FUERA MI HIJA, HACE RATO LE HUBIERA SACADO EL INTERNET.

pd: telefono móvil no tengo, no me interesa en absoluto. (y eso que TUVE DE LOS ULTIMOS MODELOS, con 1 año de antelación a los que llegan a Argentina, ya que trabajé para Nokia en Italia)Es un engaña-tontos, como el Ipod y demas huevadas....en Europa la gente es adicta ...de cada 10 personas que veas en la calle...5 vienen con el aparatito .(más que las que vienen con un cigarrillo en la mano!!)