viernes, 7 de noviembre de 2008

Judicialísima

Bruno tenía una mañana ajetreada. Llegó temprano al Juzgado y ni revisó la agenda, por lo que, muy tranquilamente, se dispuso a despachar las causas como venían. A las 9 de la mañana le avisan en la mesa de entradas que estaba el doctor Perez (por así llamarlo, ustedes entienden) a lo que Bruno le pregunta al muchacho de la Mesa qué es lo que quería el abogado. Viene por el Juicio que empieza en media hora, le respondieron.-

Bruno entró en pánico, agarró la agenda y se dio cuenta que tenía un Juicio Correccional a las 9,30 horas y ni había preparado la causa. El Secretario pasa por su oficina y le pregunta si ya tiene todo listo, que el Juez ya llegó y que se queda solamente hasta que termine la audiencia. Obviamente, Bruno le dijo que tenía todo absolutamente preparado.

Van a la sala de Juicios, entra el doctor Pérez como abogado de uno de los imputados, el doctor González como abogado del otro imputado, el Fiscal, el Secretario y faltaba el Juez, que todavía no había terminado de desayunar, y molestarlo mientras ingiere su café con leche con 3 de grasa, era casi como pellizcar a un león durmiendo la siesta.

Mientras Bruno estaba desesperado preparando el acta, entra una chica ajena al Juzgado de la que no podría describir la ropa, ya que no merece decir que estaba vestida. Éntonces se dio una conversación entre los dos abogados que fue un tanto particular. Nunca se habían visto la cara más que en la Mesa de Entradas. Uno era de Lomas de Zamora y el otro venía de San Isidro.

Dr. González: ¡Che, pero qué bien que anda la Justicia!

Dr. Pérez: ¿A Usted le parece?

Dr. González: Pero por supuesto, mire lo que es este caramelito que acaba de entrar...

Dr. Pérez: ...

Dr. González: ¡Qué buena que está! Mire ese pelo, esa cinturita, ese culo...las tetas deben estar hechas, no puede ser que sean tan paraditas y grandes. ¿Pero a quién le importa si no son naturales? ¡Mire hombre! Es un monumento a la hembra.

Dr. Pérez: se.....

Dr. González: Me parece que Usted es un poco tímido. Suéltese un poco. Mire cómo vino vestida. Debe ser más puta que las gallinas. Seguro que con mostrarle la llave delauto, la tiene en la cama en menos de un segundo.

Dr. Pérez: Creo que se está excediendo, doctor.

Dr. González: Se lo digo por experiencia, estimado. No es la primera vez que veo una trolita como esta...

Dr. Pérez: Es mi mujer.

Dr. González: ..........................


Yo casi me desmayo en ese mismo momento. Estoy acostumbrado a escuchar esos comentarios libidinosos de algún que otro letrado, pero jamás pensé que podía llegar a presenciar una situación así. El doctor González toma su celular y marca un número:

Dr. González: Ricardo...sí, escuchame. Venite a la sala de audiencias que me tengo que ir. Después te explico, venite, dale.

Cuelga y dirigiéndose al Dr. Pérez, le da la mano mientras le dice:

Esto no lo puedo arreglar, ahi viene mi socio, hasta luego.

22 comentarios:

Bugman dijo...

No se puede negar que el Dr. González sabe asumir sus pérdidas y retirarse en vez de defender lo indefendible.


(Qué bueno tenerlo de nuevo).

Ivana Carina dijo...

Sweety! ^.^

Qué alegría verte en mi Reader otra vez!!!

Te extrañaba!!!

Un besote!!!!

OliverX dijo...

AAAAHHHHH
La cara de espanto que habrá puesto González. Lo diplomático habrá evitado que se desplomara de un infarto.

Abrazo grande!

Se te extrañaba, hermano!

La Dueña dijo...

Mi padre siempre me repetía un refrán árabe: "El hombre es esclavo de sus palábras y amo de sus silencios"

Creo que al letrado este nunca le comentaron esto

Que alegría leerlo!!!

Besos

La candorosa dijo...

El Dr. González... realmente, una vergüenza... ¡¡no se puede ser tan baboso y guarango!!!...

Saludos!!

PD: un gusto verlo nuevamente por aquí!!!

Bruno dijo...

Gracias a todos y cada uno de ustedes. Para mí es un gusto y un gran esfuerzo volver a ponerle onda a estas cosas, contar anécdotas personales y demás.

De todos modos, yo nunca me fuí. Soy como el Sol de Marilina Ross.

Saludos!

choripanboy dijo...

La boga por la boca muere,un boga,por sus comentarios...

Stella dijo...

Solcito, que alegría leerte de nuevo!!
El dr Gonzales hizo bien en retirarse, la situacion no se podía remontar.

¡¡¡Odio que me copien lo que voy a comentar, y que encima, lo hagan primero!!!

Besosss

capitanfla dijo...

Este... una buena lección y consejo para no abrir la boca de modo apresurado.

Un abrazo.

pily dijo...

pobre hombre!!! hizo muy bien en irse.. es más .. creo que no se como hizo para no pararle el carro de una..

Zeb dijo...

Menos mal que no era la esposa del juez..jeje

Un placer tenerlo nuevamente por estos pagos señor!

Abrazo!

El Señor F. dijo...

volviste!!

Y sí, los abogados son todos una manga de impresentables, del primero al último.
Y los que trabajan en el estado, todavía mas!!

(¿qué?... en serio?.. o sea que...) Caballeros, buenas noches, me retiro...

pily dijo...

que pasó ahí señor F??

Little Butterfly dijo...

Qué incauto. Cómo pudo soltársele la cadena de ésa manera tan bochornosa...


Es bueno tenerlo de nuevo, espero que esté muy bien.
Saludos para usted.

Occam dijo...

No me digas nada: El imputado se apellidaba Fernández. Ah, no, a ése/a, cuando lo/a imputen, va directamente a criminal.

Un abrazo.

MAROJUNO dijo...

jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que pendejo doctor!!

Yoni Bigud dijo...

No quedaba otro remedio para descomprimir la situación. Un gesto de grandeza del Dr González...

Qué odiosos que son los abogados. Son un asco.

Un saludo.

La Colo dijo...

VOLVISTE!!!!! y yo cuasivolví... Me voy, pero estaré presente.

Me mató, gracias por las sonrisas tan necesarias.

Besos.

solciyonca de lata dijo...

Bruno: Si en lugar de comérsela doblada, el Dr. Pérez lo hubiera le hubiera atravesado el cuello con el pinchapapeles del escritorio... sería imputable?

Seba dijo...

Yo no eligiría de abogado a González( o realmente tiene un doctorado? )....debió haberse defendido de sus palabras.

Interesante blog.

Saludos,

missjizzle dijo...

Jajajajaja, pero qué mala leche! Eso le pasa por jeropa! Primero tendría que haber tanteado el panorama y después tirar ... tal vez Perez se enganchaba en el caso que no sea la mujer! Hay cosas que nunca cambian ...
Me gustó mucho el post, muy gracioso, cosas costidianas que merecen ser contadas. Pasa en la vida, pasa en TNT no? Parece de peli, pero no!

Saludos, currupín!

Checha dijo...

Buenísimo tu blog, y este post me hizo morir de risa.
Saludos de otra judicial!