viernes, 15 de febrero de 2008

Destilando Bronca

Tengo algunas cuestiones que no me cierran, como la mayoría de las veces. Ya estoy llegando a preguntarme si no seré un adolescente que no crece o si el país está tan dormido que solamente uno ve las cosas al reves.

Hasta no hace mucho tiempo, me veía sorprendido que en otros países solamente los privilegiados podían acceder a una educación privada, siendo la pública un desastre. Pocos podían tener un coche nuevo, y las viviendas medianamente dignas y dentro de la ciudad era solo para otros subgrupos de gente pudiente. Acá en la Argentina cualquier ciudadano medio pelo con un salario estatal podía vivir dignamente y se enviaba a un hijo a un colegio privado la mayoría de las veces por convicciones religiosas. El que quería enviarlo a una escuela pública, no tenía por qué temer, ya que el nivel educativo era igual de bueno que el privado. Es más, muchos docentes del estado también daban clases en lo colegios pagos.

A medida que va transcurriendo la vida argentina, nos estamos integrando cada vez más a latinoamérica, pero como es costumbre en estos lugares del mundo, en vez de emparejar para arriba, se nivela hacia abajo. Hoy no tenemos nada que envidiarle al resto de latinoamérica.

Enviar a un pibe al colegio privado es algo cada vez más reservado a una elite que se va conformando con los qe llegaron con un patrimonio medianamente aceptable a la crisis del año 2001. A pesar del aumeno de la producción automotriz, los que compran coches nuevos son siempre un grupo determinado de la sociedad quedando excluídos el resto. Ni que hablar de la vivienda, hoy por hoy los únicos que pueden vivir en Buenos Aires son los que heredaron, los qe tienen buen pasar económico o los que tomaron un terreno.

Si uno pretende enviar a su hijo a un colegio del estado, sabe que cuando tenga que apelar a sus conocimientos, es lo mismo que etar en cero.

Gracias al blog de Yadayada La Organización de las Naciones Unidas, organismo que no sirve para otra cosa que para decir oviedades que nadie de los que la fundaron cumple, apadrina un videojuego similar al "Sims" en el que uno managerea una familia...en Haití. El padre de una familia de tres hijos tiene que elegir cual de los tres hijos irá a un colegio de verdad, y cual saldrá a trabajar con él cuando la educación pública lo margine indefectiblemente. Si se enferma algún integrante de la familia, tiene que deshacerse de algunas de sus pertenencias para poder solventar el tratamiento.

Supongo yo que tranquilamente lo podrían haber realizado en la Argentina, pero el factor subsidio no estaba contemplado en el juego.

Entonces me pongo a pensar en si realmente nos estamos latinoamericanizando del modo no precisamente soñado por Belgrano.

Cada día que pasa nos empobrecemos más, y casi sin darnos cuentas, pueblo adormecido.

No hace mucho, la mayoría de las mujeres de la clase media salía a trabajar si tenía ganas, no si era necesario. Siempre hubo familias que pasaron necesidades, pero todos tenían igualdad oportunidades para el progreso. Un asalariado estatal con algunos años de antigüedad podía pagar el departamento entregado, un coche medianamente nuevo, mandar a sus chicos a al colegio que se le cantara (siempre hubo algunos muy caros, pero había opciones) irse de vacaciones y no ser un ignorante de las nuevas tecnologías.

Lo que más me preocupa de toda esta situación es la sensación de resentimiento que estoy empezando a percibir desde hace un tiempo entre algunas generaciones y otras. Es una sensación mezcla de resentimiento, envidia y añoranza de tiempos no vividos.

Con una diferencia de tan solo 10 años, se encuentran los que terminaron de pagar el crédito de su vivienda y ahora tienen un patrimonio chico pero aceptable, y los que llegaron a la vida adulta tiempo después y no logran ahorrar ni para una casilla en medio de la nada.

Los viejos de antaño les decían a los jovenes de antes que las cosas les había costado un montón de esfuerzo pero que salieron adelante mientras que a ellos todo les fue facil. Hoy por hoy, el joven promedio no puede ni compararse con aquellos ancianos.

Pero no hay que perder la esperanza. Algún día las cosas cambiarán. Dicen que hay que tocar fondo para salir a flote. Nunca llegamos a tocar fondo definitivamente o tenemos un cinturon de plomo. Igualmente algún día las cosas cambiarán. Lamentablemente no será gracias a nosotros sino de pedo, como todo lo que se consiguió en este país. Si no hubiera existido un San Martín, la revolución hubiese sido un fiasco en menos de 5 años. Si no hubiera existido un Sáenz Peña que llego al poder con fraude, no hubiese existido la ley de voto secreto, universal y obligatorio. Si no hubiera existido un Perón, probablemente nunca hubiesen existido derechos laborales para reclamar. Si no hubiera existido una Guerra de Malvinas, quizás no estaríamos en democracia.

En algún momento tendremos suerte de nuevo, y algún iluminado llegará de dudosa manera, como se acostumbra acá, pero tendrá los huevos y el poder para cambiar las cosas.

Y por favor, no empiecen con que es muy conformista lo que yo digo, porque si hay algo que no soy es inconformista, soy un hinchapelotas de la primera hora. Pero mientras todos esten con hemorroides por culpa del gobierno y nuestra, con cara de felices; mientras los chicos se sigan muriendo de hambre y nosotros mirando para otro lado; mientras todos suba, menos nuestros salarios; mientras el país esté de espaldas a la realidad y, principalmente, mientras nosotros, Pueblo Pedante y obnubilado, no sepamos ejercer nuestra vida cívica, las cosas seguirán siendo así.

Sé que suena a ciudadano dócil, pero no veo otra forma. Al menos mientras los que tenemos convicciones y principios seamos considerados mesiánicos y utópicos.

Y no se le puede pedir a las generaciones venideras, a esos chicos que hoy tienen 14 o 15 años, que sean la esperanza del país, cuando todo lo que le enseñan en Educación e Instrucción Cívica no se ve aplicado en ningún lado.

Es viernes y me llegó la póliza del auto. Históricamente, los seguros automotrices se pagaban al 1% mensual del valor asegurado. Hoy pago el 2% del valor asegurado. Con lo que llevo abonado en los ultimos 2 años más la venta del tutú me compraba una camioneta. Nadie hizo, ni hace ni hará nada.

Otro si digo. Anoche, mientras me encontraba haciendo la cola para abonar el peaje en dirección a mi hogar, desde un taxi de la cola de al lado, una turista que seguramente se dirigía hacia Ezieza (a no ser que quisiera ir a conocer Ciudad Evita) me tomó una foto. Nunca me había pasado. Me sentí un indígena de una reserva. No pude dejar de pensar en los motivos que la llevaron a hacerlo. El primero que me vino a la mente fue "Cómo puede ser que viviendo en este país este sonriendo". Bueno, espero que la publique en internet, ya que necesito una a color...



Para los que les gusta el otro gran Charly Argentino, ahí esta actualizado. También es el post 100.

17 comentarios:

Stella dijo...

Y no se por donde empezar!
Y no puedo mas que estar de acuerdo con vos.

A mi me llama mucho la atencion que en latinoamérica se repita esto de emparejar para abajo.
Qué estara pasando que quieren un pueblo que no piense, que no se pueda desarrollar? Gobiernos corruptos en latinoamerica y pueblos con hambre y falta de educacion....no me gusta nada de nada!!

Asi que te sacaron una foto?
Y no le gritaste:" Devuelvame mi aaaaaalma!!!"??
ajajajaa

Besosssssssss

susana dijo...

Permítame Bruno agregar un bocadillo, que de eso se trata, como es el capítulo del supermercado, tema que presumo de conocer bien, y que me saca de quicio dos a tres veces al mes.
Otras eran las épocas de caras sonrientes, lengüeteando detrás de las góndolas el placer de comer rico; niños colocando montañitas de postres y helados en el carro, ante la mirada aprobadora de sus padres y clima en general, distendido, haciendo juego con las cómodas zapatillas y el pantalón jogging.

Hoy,más que nunca entendemos el significado de "cara de fiambre", enojos, tensión, insultitos por lo bajo y por lo alto, a la hora del súper. Dos horas y cuarenta y cinco minutos observando el precio de los quesos y mirando de reojo el carrito de al lado, los niños amordazados de pies, manos y boca para que no se les ocurra pedir algo fuera de lista y hasta el papel higiénico, tan necesario,no escapa a la revisión de precio-calidad.
Después de sacar cincuenta cuentas de suma-resta-división y multiplicación por cada producto, llegamos a la caja y miramos a la buena señorita como un rufián de Al Capone...y esperamos el disparo final...ese número inolvidable que nos quita el apetito.

Hoy el supermercado es un Muro de Lamentos, en el que lloramos la mayoría de los argentinos.

Un abrazo!

Bruno dijo...

Stella: Yo creo que lo mejor que les puede pasar es que no reaccionemos, porque el día que la mecha se prenda, es tan pero tan cortita, que aca vuela todo por los aires en seguidita.

Susana: Cada día odio más ir al Supermercado. Y es cierto lo de las caras largas, pero a cualquier lugar que vayas donde se tenga que abonar algo.

La Dueña dijo...

No se caliente hoy es viernes, joda, joda, joda, decía Nico Repeto tirado en la reposera de su casa de San Ignacio!!

Lo que me impacto más de su post, fue eso de que todo lo obtenemos de pedo o rebote, porque me di cuenta que era cierto!!! buaaaa!!! quiero mi antidepresivo, ya!

gonza dijo...

"A medida que va transcurriendo la vida argentina, nos estamos integrando cada vez más a latinoamérica, pero como es costumbre en estos lugares del mundo, en vez de emparejar para arriba, se nivela hacia abajo. Hoy no tenemos nada que envidiarle al resto de latinoamérica"

genial...totalmente de acuerdo.

los sueldos se han latinoamercanizado...y asi estamos

andare mas seguido por aca

Bruno dijo...

Dueña: Es que es de pedo! Es así! Siempre fue de pedo.

Gonza: Me alegro que te haya gustado el blog, y espero verte de vuelta por aquí.

La candorosa dijo...

Luego de lo que ha dicho, antes de ponerme a llorar, prefiero quedarme escuchando al "Fabricante de mentiras", mirar la foto del otro Charly, y felicitarlo por ser el post 100.

Saludos

Ivana Carina dijo...

Adhiero al comment de la Candorosa! jajjaja!!

Viva Fabricante de Mentiras!!!

Creo que somos como la nena que cayó bajo las garras del fabricante.....

¿Querremos saber el fin de la historieta???

Naaaa...

Ríamosnos como la niña, en vez de llorar!!!!!

Congrat por el post 100, sweety!! ♥♥♥

Besotes!!!!!

OliverX dijo...

Bruno.
No sé que decir, más que estoy tan de acuerdo.
No sé si proponer una logia o una guerrilla.
No me aguanto más esta decadencia. No acostumbro a comermela solito. Siempre trato de ver por donde se puede solucionar esto.
Cuánto potencial Bruno.

Vamos a charlar largo el 22. Preparate.

Abrazo.

PD: Es a las 21, eh?

Ada dijo...

Por supuesto que estoy de acuerdo con tu post. Pero hubo algún momento, desde hace más o menos diez años, en que estuvimos bien? Los "gustos" que se daba la mayoría en la presidencia de Menem, eran por la estabilidad, fueron por el progreso? El uno a uno era el paraíso donde todos andábamos genial? Somos los mismos de siempre y esto viene desde hace muchos años. Nunca vamos a dejar de gritar en la cocina de casa o al empleado de Rentas pero hasta que no canalicemos bien nuestra bronca nunca cambiará nada. Saludos

Una Pepina dijo...

No te calentés tri tri que te vas a arrugar antes de tiempo.
Te calentaste por el seguro o porque empezaste a mirar colegio para el bebé?
Tranquilizate. A veces uno vé demasiada realidad y se empacha. Y de tanto en tanto un cacho de ceguera no hace mal.
No importa cómo, y estas no son palabras de consuelo sino verdades vividas en mi casa, las cosas se van acomodando de a poco a veces sin nuestra intervención.

Besos!

Bruno dijo...

Candorosa: Mejor así, no?

Ivy!: Gracias por las felicitaciones del otro blog. Y a veces siento que nos hacen perder la castidad a diario, es cierto.

Oliverx: La palabra guerrilla me da cierto escozor, tendremos que buscar otras alternativas, jajaja! Y si, espero el 22 poder estar sin problemas allí.

Ada: Estoy de acuerdo con vos. Yo no digo que hace diez o veinte estuvimos bien. El problema nuestro es que cada gobierno nuevo es tan pero tan decadente que a veces no sabemos si se estaba mejor o con estos se está peor aún.

Una Pepina: Espero que las cosas se vayan acomodando un poco más, gracias por las palabras!

goloviarte dijo...

te invito a participar en mi modesto blog directorio y de votaciones http://aquiestatublog.blogspot.com te conocerán mejor y podrás visitar a otros blog
voy de blog en blog escogiendo a los mejores ,pero si consideras que es spam,te pido perdón y disculpas
soy un particular en esta aventura ,si me visitas deja tu blog en el libro de visitas y lo añado,y de paso mira algo de publi,eso valora mi trabajo

El Señor F. dijo...

Bruno, no podría estar más de acuerdo, pero es cierto lo que dicen.. cuando todo, TODO, funciona mal, por dónde se empieza?

El 22 fumdemos una logia, que es más barato.

pd: no creo que hace 20 años hayamos estado bien. Creo que de todas las oportunidades que nos perdimos, la década del '80 fue la peor.
Cuando se da la oportunidad de encontrar la justicia y la reconciliación con los juicios a las Juntas, vienen los indultos. Cuando se empieza de nuevo con la economía, mediante el plan Austral, comienza la hiperinflación. El único verdadero intento de descentralizar el país fracasa cuando la Capital no se traslada a Viedma. El Plan federal de Alfabetización, uno de los mayores logros educativos de la década en el continente, queda trunco cuando es desarmado por un equipo en el que estaba un joven sociólogo llamado Filmus. Mientras tanto, los servicios colapsan a su peor nivel histórico (hasta ahora), los carapintadas atentan contra la democracia, las reservas del BCRA eran de 106 millones de dólares! (fuente: http://www.lanacion.com.ar/archivo/nota.asp?nota_id=987147&origen=acumulado&acumulado_id= ) En fin.Vamos a tener una Nueva Argentina cuando haya una república, no antes.
mientras tanta, a seguir laburando, y vermouth con papas fritas (si hay laburo y hay vermouth)


pd: hace mil años que no pasaba. Hay que remediar eso..

Bendita Causalidad dijo...

Yo ahora lo veo de afuera. Tenia 23 años cuando me fui de Baires y llegué a una Lima que es preciosa para venir, tomarte 10 días para conocer, sacarte 20 fotos y volver... porque desde que llegué me repetí mil veces lo fea y atrasada que es esta ciudad comparada con Buenos Aires. Claro, yo era chica. Sin embargo el tiempo pasa, los gobiernos pasan, la gente pasa (y envejece) y empiezo a poner por sobre lo fea que me resulta(ba) Lima, lo mucho mejor que yo puedo vivir acá comparándolo con Argentina, a pesar de compartir la misma sudamérica. La última vez que fui para allá -Junio 07- me puse a llorar después de encontrar gente viviendo en las veredas, después de percibir la sensación de resentimiento, angustia y desolación que brota por los poros, después de enterarme del 10mo. robo a mano armada que sufrió una de mis amigas, después de saber que la gente NO tiene para comer y comprobar el decadente nivel cultural que hoy por hoy ofrecen las escuelas (públicas y privadas)y el fucking servicio que brindan los hospitales públicos, hospitales a los que hoy en día acude gente que antes se atendía en clínicas.
Pero como bien dijiste, esto es sudamerica señores. Acaso acá no volvió a ser electo Alan Garcia? Aun después de que en su primer gobierno dejo a la gente sin luz, sin azucar, sin nafta y se llevó la plata de miles de personas que creyeron el él?
Como dije antes, lo veo desde afuera, pero 12 años después me aprieta muy adentro porque sigo siendo porteña y muchos de mis afectos siguen allá envueltos en esa triste bola de nieve. Y sobre todo porque cada vez son menos las ganas que tengo de volver.

De Lirium soy dijo...

Cuanta certeza en tu post Bruno, cuánta lucidez. Y qué desesperanza generalizada hay. Es terrible, porque hasta hace poco sobrevivíamos y ahora ya ni eso. El supermercado es prohibitivo ya, o como alguien dijo, no salirse de la listita porque después imposible llegar a fin de mes. Y respecto al panorama educativo,que es la base de todas las reformas, está a la intemperie, con escuelas destrozadas,con planes obsoletos, con maestros hambreados que encima tienen que ir a las escuelas a darles el desayuno, almuerzo y merienda... Enfin, es verdad, dan ganas de llorar. Abrazo.

Jean Paul dijo...

1.- Gardel se reía porque Racing salía campeón y le ganaba a Boca, River e Independiente.
2.- El mundo es cada vez más desigual, pero algunas cosas acá son peores.
3,. Creo que las minas tienen que trabajar en casi todo el mundo.
4.- En este país un gran problema es qeu no te podes ni tomar un colectivo. O te peleas hasta con el vecino por una boludes (aunque no quieras.)
5.- Sí, a veces pretendo tener lo que tuvieron mis abuelos o mis padres y veo que necesitaría trabajar 30 o 40 horas por día para alcanzar ese nivel de vida.
6.- ¿Cómo puede ser que el sueño de uno sea comprarse una casa chota?
El problema del capitalismo a ultranza es que nos quita las expectativas y las esperanzas.