jueves, 15 de noviembre de 2007

Autoestima

Me estoy dando cuenta de a poco de que nos vamos hundiendo cada vez más en como personas, cada vez más baja la autoestima, cada vez mas baja nuestra calidad humana.

En el día a día uno no se da tanto cuenta, es como el mar que se va comiendo la arena de la Playa. Pero cuando te querés acordar ya es un poco tarde, te quedaste vacío, te quedaste sin playa.

Tengo la teoría de que con la autoestima nuestra está sucediendo lo mismo. No nos damos cuenta de que cada día que pasa nos toman más el pelo que el día anterior y cada vez es menos nuestro poder de acción.

Cada día sorprende menos la hipocresía y se va transitando la jornada esperando a ver cual es la mentira con la que nos van a venir hoy. Y se festeja. Es así.

Va esperando a que le mientan, porque sabe que lo van a engrupir, y así sucede, lo ve, lo escucha, lo lee, se ríe, insulta un poco y ni lo comenta.

Se va a dormir sabiendo que hoy la plata rindió menos que ayer pero más que mañana y no le afecta. Eso cree.

Se levanta y se dirige a su empleo que cada día le genera más responsabilidades y menos frutos.

Cada día que pasa trabaja más, cada día que pasa cobra menos. Pero llega a casa y el Gobierno, sin haber firmado ningún aumento, le dice que el salario del empleado público subió un 1,6 por ciento el último mes.

Nuevamente se ríe. Un poco menos esta vez. Insulta un poco más y se olvida al día siguiente.

En el hueco que queda, algunos van a la Facultad pública y gratuita a coexistir en las aulas con gente que llega en coches nuevos, pudientes de pagar una facultad privada, generalmente egresados de Colegios Privados, a ocupar la vacante dejada por el chico que nunca va a poder pagarse un apunte y que encima tiene que salir a trabajar todo el día para ayudar en la casa.

Los exámenes le cuesta aún más que a los demás, porque ellos no trabajan y Usted quizás si. Y tiene su mente repartida entre las obligaciones del trabajo, en como va a hacer para llegar a comprar para comer el día 15, en que le subieron el alquiler o la cuota del crédito hipotecario.

Va por la calle y en un semáforo mira a su derecha y ve un Volkswagen Passat cero kilómetro manejado por un tipo al que no le pasaría nada si le roban el stereo, pero a Usted lo partieron al medio cuando le rompieron el vidrio de su coche usadísimo para sacarle un pasacassette.

Se pregunta entonces porque él tanto y usted tan poco.

Mira a su izquierda y ve un tipo de unos 60 años preparándose para dormir bajo el reparo de un local cerrado.

Se pregunta entonces porque él tan poco y usted tanto.

Le da bronca ver al del Passat con los vidrios levantados indiferente al que le pide una moneda, pero más miedo le da pensar que el que esta durmiendo en la calle, alguna vez tuvo techo y trabajo.

Llega a su hogar, prende la televisión y aparece la Presidente electa vistiendo con ropa que alimentaría a 20 familias por mes, hablando de redistribución de riqueza y usted no dice nada, solo piensa en cuanto falta para comer el plato de fideos con manteca número 5 de la semana, sabiendo que en Puerto Madero, gente que quizás trabaja mucho menos que usted está pagando 100 pesos por un plato de algo que en realidad sale 5.

Recuerda entonces la cantidad de gente que conoce que se llenó de plata sin tener un título, solo por la ayuda del padre con mucha plata. Que tal vez él si la hizo de abajo y en la obsesión de no permitir que su hijo pase por las desavenencias que él tuvo que atravesar para llegar a donde llegó, le da todo lo que necesita y mucho, pero mucho más, criando un sujeto que desconoce el verdadero valor de las cosas y que terminará siendo todo lo contrario a su padre.

Tampoco lo enfurece esa situación que usted no puede cambiar y se olvida.

Se olvida del esfuerzo de muchas generaciones que se deslomaron para trabajar y ahora están cobrando una jubilación lastimosa, se olvida de los chicos que no tienen ni van a tener una oportunidad que ya están condenados a los 3 años de edad a ser pobres, ignorante y a tener un futuro con el seso quemado de tolueno, se olvida de todo.

Pero un buen día se pone a pensar en todo lo que sucedió a lo largo del año, intentando hacer un balance de modo inconsciente, y se deprime.


Se da cuenta que este año fue peor al anterior, el cual a su vez no había sido mejor que el que lo precedió. Y entonces toma conciencia de que en vez de progresar, éste año retrocedió. Que va camino a ser uno más del rebaño.

No se deprima, yo soy uno más como usted.

Mientras el Presidente le dice que la economía crecio 9% en el último año.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Me deprimiste la tarde.
Gracias.

Ivana Carina dijo...

Bruno!
Honey!, acordate que las cosas siempre se ven mejor cuando mirás a tu hijo y te dás cuenta que el pobre no sabe lo que le espera, pero él es feliz!
La plata no alcanza, la gente se muere de hambre, siempre va a haber ricos y pobres.... Es la ley de la vida.
Y así como el mar se lleva la arena y nos quedamos sin la playa, sabemos que todo pasa...
Autoestima es la valoración "generalmente" positiva de uno mismo..., viste que puse "generalmente", así que podemos quejarnos cuánto querramos! ;)
Creo que a pesar de todo (y vos sabés porqué te lo digo...)uno tiene que pensar en nuestros hijos y lo que queremos dejarles... que solo podemos hacer lo que esté a nuestro alcance para cambiar las cosas y que a cada chancho le llega su San Martín...
Todo está mal!, y todo puede ir peor... pero eso no quiere decir que tengamos que bajar los brazos y dejar que el desánimo nos agarre, porque ahí sí que estamos jodidos, sweety!!!

TOOODDOO lo que pusiste hace pensar que para qué catzos nos preocupamos, si vamos a terminar, tal vez, como un pobre tipo que no tiene techo o como uno de esos chicos que laburan para mantener a sus familias y su futuro no existe!

Pero siempre recuerdo esa frase que dice: Cada pueblo tiene los gobernantes que se merecen...
Así que depende de nosotros que cambie o que siga como están las cosas.

Y reconocer lo que está pasando es un paso...
Así que muchachos/as que pueden caminar, pónganse las pilas y hagan algo!!! ;)
Yo, desde mi wheelchair haré lo que pueda...., si tengo rampas que me ayuden! jeje!!

Besotes Bruce!!!
Patagónica NOT K tratando de sobrevivir!! ;P

OliverX dijo...

La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.

PD: No agrego más porque intento no deprimirme.
Abrazo.

christian dijo...

Si mañana no amanezco, no me extrañen...jajaja!
No fuera de broma, no sos vos el que nos deprime, me parece.
Creo más que nos deprime la realidad y no la queremos ver, y cuando alguien nos la pone de frente es jodido.
Muy bueno el post

christian dijo...

Si mañana no amanezco, no me extrañen...jajaja!
No fuera de broma, no sos vos el que nos deprime, me parece.
Creo más que nos deprime la realidad y no la queremos ver, y cuando alguien nos la pone de frente es jodido.
Muy bueno el post

christian dijo...

Si mañana no amanezco, no me extrañen...jajaja!
No fuera de broma, no sos vos el que nos deprime, me parece.
Creo más que nos deprime la realidad y no la queremos ver, y cuando alguien nos la pone de frente es jodido.
Muy bueno el post

Bruno dijo...

Cristian: Ya entendimos! Jajaja, gracias por el comentario igual.

Anónimo: No fue mi intención.

Ivy: Muchas gracias por tus palabras y esperemos que llegue una legión se "Sanmartines" para limpiar este país (no lo digo con animo de Golpe de Estado, no me interpreten literalmente, si?)

OliverX: Cortito y conciso, eficiente. Gracias!

Carla M. L. dijo...

Hay dos partes en "autoestima" me quedo con la primera para comentar, aunque tenga que ver con la segunda.
Lo que me sucede es que yo nací sin autoestima, sisi, como lo leen. He tratado de encontrarla por todos lados, varios profesionales ma han dado su soporte, pero no hay caso, a veces la rozo a la autoestima pero no estoy segura de que sea o que es.
Creo que esto es un resultado lógico, han insistido tanto, pongo ejemplo tonto, prendo el televisor y la exigencia es constante. Parece que hacen hasta lo imposible para que todo publico se sienta disconforme con su propio ser, nunca se esta demasiado limpio, demasiada seca, demasiada absorvida, demasiada flaca, nunca se tiene demasiada teta, demasiado domado el pelo, nunca se tiene la mejor calidad en lo inutil que se consume de tecnologia.

Han insitido tanto que me han conmovido! yo tambien voy a hacer lo mismo, pero con las palabras cruzadas para ver si alguien me entiende y entiende tambien todas las insatisfacciones que pusieron sobre mi.

Bruno dijo...

Carli! Negri, yo te recontra entiendo. Y no sabes cuanto. A los hombres tambien nos sucede la sobreexigencia sobre la imagen y sobre lo que hay que tener. Nada más triste que la propaganda del Renault Logan (Un dia mariana dejó un cepillo de dientes en la casa de Pablo...) Cuánto tiene que cobrar un chico de 25 años como el de la propaganda para tener un coche de $45 mil y un departamento en Avenida del Libertador???
La tele te frustra, y encima esas propagandas te las ponen en medio de informes sobre pobreza.
Un gusto verte por aquí!