sábado, 2 de octubre de 2010

Juegos

La primera noche que dormís sólo en tu departamento, es bastante especial por todo lo que conlleva. No tenés un puto mueble, pero sí muchas cajas por doquier, la tele en el piso, una banqueta oficiando de mesa y el parquét como sofá gigante y multiuso.

No conocés a ningún vecino, pero la portera ya te aviso que sólo tres departamentos son ocupados por seres vivos menores de 50 años, por lo cual, también te recuerda los estrictos horarios de silencio, ese silencio que empieza a acentuarse a partir de las diez y, al llegar la medianoche, ese mismo silencio, aturde.

Es en ese cono sin ruidos en el que la mente se dispone a navegar por los rincones más extremos y a pasarlos en letras, sentado en el piso, en posiciones que te recuerdan lo poco que entendés a los que practican yoga como algo relajante. Y de pronto, ese bendito silencio, esa sublime ausencia de ruidos, ese maravilloso instante en el que disfrutás sentirte el único ser despierto en occidente, se ve interrumpido por un leve sonido humano. Un quejido, un lamento de placer.

Intentás no prestarle atención, no desconcentrarte. Pero esa intermitencia de suspiros en constante y pausado aumento, logra su cometido y no podés evitar pensar que alguien la está pasando mejor que vos. Y que no le interesa demasiado ocultárselo a ese universo de 40 departamentos.

Te genera curiosidad quién será, cuántos años tendrá, puede ser jóven, puede ser una señora activa. No, no crees que sea una señora mayor. Tratás de no imaginarte a un señora mayor para no terminar de estropear lo que te quedan de intenciones de conciliar el sueño. Si es que la fémina en cuestión, te lo permite.

Los suspiros se convierten en gemidos y éstos en gritos, mientras pensás que la cama de la señora o señorita, necesita de modo urgente un ajuste de tornillos. Al mismo tiempo, te das cuenta de las pelotudeces que puede pensar acerca del entorno, quien no se encuentra en esa batalla cuerpo a cuerpo. Y de pronto, el último grito. Conmovedor y espasmódico grito. Silencio. El silencio vuelve, aunque los ecos se transforman en fantasmas que quedan rebotando en tus oídos.

A la segunda noche, repetís la rutina de dispersión sin pensar en tu vecina carente de pudores y de sentido del sonido. Es entonces cuando, exactamente a las dos de la mañana, nuevamente empieza la sinfonía del placer ajeno. Reconocés que la curiosidad vuelve a surgirte, pero ya no desde el voyeurismo.

En el inicio del día, te cruzás con la encargada del edificio y, como quien no quiere la cosa, le empezás a preguntar por los vecinos, tratando de aparentar una sincera voluntad de conocer mejor quienes van a convivir con vos lo que dure el contrato de locación. Es así que te enterás que en el departamento del 3A, vive un señor que alguna vez fue Juez; que en el 5D, su ocupante sale sólo para ir a la misa de las 19,00 horas, todos los santos días del año del Señor. Y que en el departamento superior al tuyo, reside una jóven de 32 años. Sola. Y que no recibe visitas de nadie. Nunca.

Desde ese día, cada madrugada llegando las dos horas, pensás que hay gente que sabe pasarla bien a solas. Vos, escribiendo. Ella, jugando.




Hola de vuelta. ¿Queda alguien por ahí?

23 comentarios:

Lirium* dijo...

Y sí, siempre alguien queda... una vieji siempre noctámbula y esta noche cabreada por que el dolor de cuello no le permite ni garabatear.
Una alegría encontrarte nuevamente por aquí. Hace un montón que no ando de rondín blogueril pero te vi asomar la nariz por el reader y acá estoy.
Me gustó tu escrito. Mucho. Imaginé las escenas... me reí sola imaginando tu corpachón tratando de acomodarse para escribir.

Como aquí siempre se alquila amoblado no padecí esos vacíos, pero sí otros, sigo sintiendo que este espacio después de 10 años aquí sigue sin ser del todo mío.
En cuanto a los ruidos nocturnos mis vecinos no juegan, discuten y golpean muebles, si fuera a las 2 no sería drama para mí, pero casi siempre los domingos tipo 8 hay trifulca.

Un fuerte abrazo de bienvenida y un mimo para el cachetudito que ya está perdiendo sus cachetones.
Hasta pronto

Lirium* dijo...

Olvidé decirte que me encantó el diseño. Alegre y con mucha claridad.
Ahora sí, me voy a mirar alguna peli.

Stella dijo...

Yo no viví nunca en depto, ni alquilado, ni propio. En realidad, nunca viví sola, asi que solo puedo imaginar lo que se siente.
Con tanto kilombo en casa, supongo que la paz debe de ser, al menos para mi, placentera.

Me gusta que hayas vuelto, me gusta leerte, y me gusta el paso del tiempo en tus escritos.
Bruno, definitivamente, creció!

Besos

Ivana Carina dijo...

Seseee, algunos quedamos por acá! jaja! :P


Welcome back, Sweetie!!

Qué alegrooooorrrr leerte again!

Me encanta tu casita nueva (¿?) y espero que a las 2 am no venga a darme una vuelta y te encuentre jugando, eh? Ajajajajaa! :P

Un placer leerte otra vez (y sin connotaciones, ojito... ajajaja!)

Miles de besotes y welcome back otra vez! =)





Off topic.
BTW, Tu retoño está haaarrmmoosssoooo!! Felicitaciones, estás haciendo un buen trabajo, sabelo!
=)

Gamar dijo...

Stella me dijo y venga y yo vine.
Me asombra lo puntual de tu vecina.
Aunque con lo completos que son hoy los aparatos no me extraña que tengan recordatorio.
Saludos

Tinkerbell dijo...

Por recomendacion de amiga en comun Stella paso despues de un monton de tiempo
Realmente es muy, pero muy feo que uno tenga que escuchar como los vecinos la pasan muy bien y no tienen reparos en ocultarselo a nadie Me pasa varias veces con la mia que se consiguio un novio bien groso en el gym Mientras trato de enfrascarme en la lectura de material para el posgrado, me perturban con sus gemidos acompañados del ruido del respaldo de la cama que pega en mi pared!
Bueno quien me manda estar enfrascada en lecturas divagantes en lugar de intentar imitarlos... No es facil...
Beso grande desde la cordial

·Geo·ligne· dijo...

Interesante. ;)
(Muy buen post, don)

Me hicíste acordar a la letra de "Tu susurro" de Ismael Serrano.

Abrazo.

Bruno dijo...

Lirium:

Recuerdo que en MDQ se alquilaban los deptos amoblados. Pero la ventaja de tener un depto desamoblado radica, precisamente, en que puede sentirse más de uno, con los muebles que uno elige, no?

Abrazo grande!!


Stellica:

Vos viviendo sola, te morís de la angustia. O de la torpeza. Jajajajajajajaja!


Ivys:

Gracias!!! Beso grande para vos!

Bruno dijo...

Gamar:

No sólo es puntual. Sino que hasta ha tomado una religiosidad de no hacerlo los miércoles a la noche. No me preguntes por qué.


Tinkerbell:

Por recomendación de amiga, cararrota?? Ya vas a ver. Lo voy a llamar a Lito para que te haga la vida imposible en el La Salle de Santa Fe!!!


Georgi:

Muchas gracias, doña!

Y no me hagas acordar de Ismael, que me duermo de vuelta.

miralunas dijo...

si stella junta firmas para su blog, por algo será, me dije.

y vine, apurada, lástima! porque este post me encantó.

vuelvo con más tiempo.

junte sus pedazos y vuelva, dele, que quiero conocer sus letras, pero soy muy vaga para recorrer circuitos.

Buena fortuna en el gran despacho, Pibe!

missjizzle dijo...

Primera vez por acá, espero ser bienvenida y sino ... no me pienso ir! Bancatela, el famoso ajo y agua!

Me gusta el diseño del blog, bien vívido, soy de los colores, así que estoy como en mi salsa.

Seguramente el sentimiento de la primer noche durmiendo sólo en el departamento varía de acuerdo a lo que te lleva a eso ... cómo llegaste ahí. Vos optaste por escribir y notaste esas "cosillas" que te da el silencio, yo con lo cagona que soy, me tapo hasta la coronilla, canto unas canciones hasta conciliar sueño, imaginate que si decís que el silencio comienza a las 22 hs ... 22.30 estoy torrando :)

Ahora debe ser todo un tema mudarse sólo, es como arrancar de cero, dejando una etapa atrás intentando mejorar el presente ... ver el departamento vacío no creo sea gran ayuda, ni acomodar esas cajas ... y todo lo que viene, tedioso.

Ahora cambiando de tema, yendo para los juegos ... cuando uno pregunta por los vecinos y te hablan de una chica treintañera sola que no recibe visitas y después de haber escuchado eso, no te dan ganas de subir y bue ...?
Entre nos, seguro que sí :P

Es grato leerte en varios aspectos, estoy pensando en que tenés trastornos de personalidad, no podés ... diferentes blogs y parecen diversas personas, esto es una joda, por que escribis bien en todos. Yo asumo presidencia de uno, no me da el cuero negro!

Un gustazo, enserio!

:D

Beso

choripanboy dijo...

Buen regreso,alegría de leerlo.
Le digo por experiencia,
con cuidado,la soledad es a veces, una vecina indeseable...
Envídiole la de 32,la de arriba de mi depto,tiene 75...
abrazo

CGL dijo...

Yo arriba tengo una antena de Claro... Y resulta que voy al baño y no tengo EDGE. Ni twitear en el trono puedo!

CGL dijo...

.

nadasepierde dijo...

Stella dijo... y acá estoy.
Bien por tu vecina! me encanta la gente que no tiene dramas a la hora de pasarla bien.

un beso

CAro dijo...

Primero: odio los departamentos, los banco sólo en vacaciones. Segundo: odio el silecio sepulcral, cómo también odio el bullicio extremo. Los sonidos anemos van conmigo =P ... Con respecto a tu vecina, no tengo mucho q envidiart, en cualquier momento a mi veci la tengo durmiendo en mi habitación, va a atravezar la pared... Y bueh yo me parezco más a tu vecina aunq no soy escandalosa jajajajajaja... Muy lindo este descubrimiento! Gracias x dejarme pasar =P
PD: No lo releí, así q si tiene faltas o no tiene sentido, disculpen! ;)

Occam dijo...

Bruno, muy bueno el post. Creo que nos transporta a todos a esa primera vez (la de vivir solos en un departamento, me refiero). Yo viví solo en mi primer departamento por 3 años, hasta que vino mi hermano, y tuve una experiencia parecida, aunque no profundicé acerca de los orígenes del gozo, si bien pude constatar que la gozante era una señorita, no muy bonita pero sí muy gritona. En el segundo departamento viví solo por 2 años, y luego por un año más, con un corto intermezzo de convivencia. En ese segundo, supongo que era yo (y la música sobre todo) el que causaba los desmanes... y la vecina de abajo la que más se quejaba a la seguridad.

Un cordial saludo, y me alegra su regreso. Muy buen diseño de plantilla, de paso.

Staff de Bla Bla Bla dijo...

Genial chabón, es la primera vez que leo tu blog y está muy bueno.. escribis muy bien. Te mando un saludo y espero ver más cosas!!! Abrazo!!!!!

Mili_en_apuros dijo...

Y no se te ocurrió escribirle para "jugar juntos"? Por ahí tenés suerte...hjajha

·Geo·ligne· dijo...

..Brunito queremos post..

..Brunito queremos post..


(devolvele la compu a papá):P jajaja

Zulm@ dijo...

Muy bueno el post.Vivo en una casa así que no sé que son los ruidos, solo cuando voy de veraneo y no me gustan los apartamentos.
Por ese motivo ... los ruidos.
Saludos :)

L. Gante dijo...

A través del blog de Stella he encontrado el tuyo. No lo he recorrido a fondo aún, pero volveré porque lo que he leído me ha gustado. Espero que no lo dejes mucho más tiempo, y que lo que te haya ocurrido haya servido también para enriquecerte. Te escribo desde España porque quiero conocer algunos blogs de Argentina: en las últimas semanas el mío, www.elblogdelgante.blogspot.com, ha recibido varias visitas de allí, y quería ver algunos. El tuyo me ha llegado.
Saludos,
Leocadia

Zeithgeist dijo...

vengo di otrolado y me pregunto... será qie dá pa pegarle un discreto golpecito caballeroso en las puertas, o golpearle las manos en el palier cual llamada de las sierras para decirle un sacrosanto: LA AYUDO SENIORA?
no?